Qué ver en Madrid en 2 días (Y restaurantes recomendados)

Cosas, lugares y un montón de historia de cara a que ver en dos días en la capital de España, con una lista de restaurantes que no te puedes perder

Atardecer desde el Circulo de Bellas Artes
Atardecer desde el Circulo de Bellas Artes
Última actualización:

Madrid es una mezcla de metrópoli y pueblo. El siglo XXI ha traído grandes transformaciones urbanas que se ven en sus construcciones sociales, culturales o financieras. Diseños de última generación que han convertido a la capital de España en una ciudad de vanguardia, que no debe envidiar nada a muchas europeas. El skyline de los madrileños se rompe en las cumbres de los rascacielos y tras ellos las montañas del Sistema Central y la Sierra de Guadarrama. En los últimos 20 años se ha transformado el perfil de la ciudad logrando iconos urbanos. Las proporciones monumentales de edificios históricos quedan relegados y minimizados por los colases rascacielos y nuevos barrios. Os invitamos a qué ver en Madrid en dos días, desde su corazón más cultural y moderno.

Qué ver en Madrid en 2 días

Primer día en Madrid

El Madrid más cultural vs el Madrid más moderno

El primer día lo imprescindible es empaparse de la historia de Madrid por eso es recomendable ir al Madrid de los Austrias y dejar para más adelante el Madrid más moderno. En términos turísticos, el Madrid de los Austrias es una zona que abarca algunos puntos claves del centro histórico de la ciudad. La Plaza Mayor, la Plaza de Oriente y la Plaza de la Villa son sus núcleos centrales. Es cierto que Madrid en los siglos XVI y XVII abarcaba mucho más.

Madrid
Madrid
Madrid
Madrid

Edificios y localizaciones tan míticas como el Palacio Real que fue construido por orden del rey Felipe V, sobre el solar dejado por el Real Alcázar, destruido casi del todo por un incendio en 1734 . Con una extensión de 199 000 m² y 3478 habitaciones (en superficie, casi el doble que el Palacio de Buckingham o el Palacio de Versalles), es el palacio real más grande de Europa Occidental y uno de los más grandes del mundo.

El Palacio Real

No te puedes perder si estás por Madrid el famoso cambio de guardia real y relevo solemne. El Palacio Real acoge todos los miércoles y sábados (excepto julio, agosto y septiembre y aquellos días en los que se celebra algún acto oficial o las condiciones meteorológicas lo impidan) el cambio de la Guardia Real y el primer miércoles de cada mes el relevo solemne.

Palacio Real de Madrid
Palacio Real de Madrid
Palacio Real de Madrid
Palacio Real de Madrid

Alberga un valioso patrimonio histórico-artístico, destacando el conjunto de instrumentos musicales conocido como los Stradivarius Palatinos y colecciones de pintura y tapicería. Las salas de Estado y las colecciones artísticas están abiertas a las visitas siempre que no haya actos oficiales.

Más información sobre el Palacio Real.

Alrededores del Palacio Real

Al lado están los Jardines de Sabatini, son unos jardines de tipo clasicista creados en la década de 1930 en el lugar que ocupaban las caballerizas construidas por Sabatini para el Palacio Real, de ahí el nombre. Situados frente a la fachada norte del Palacio Real y promovidos durante la Segunda República, los jardines se terminaron de construir tras la Guerra Civil. Cerquita está la Catedral de la Almudena, que tardó 110 años en construirse desde 1883 a 1993, con cambio de siglo, de reyes y hasta una Guerra Civil. Finalmente, el 15 de junio de 1993 el Papa Juan Pablo II vino a Madrid para dedicar y consagrar la Catedral.

Catedral de la Almudena
Catedral de la Almudena

La Plaza de Oriente

Y la Plaza de Oriente que es un espacio monumental que cuenta con diferentes jardines y una excelente exposición de esculturas de reyes españoles. Diseñada en 1844 por el arquitecto Narciso Pascual y Colomer, la plaza fue construida bajo las órdenes del rey José I tras la demolición de las casas medievales que se encontraban en la zona, en plena ocupación francesa a inicios de siglo XIX.

Plaza de Oriente
Plaza de Oriente

Seguro que formarán parte de cualquier visita guiada que realices todos estos monumentos, edificios y lugares. Si alguno de ellos te despierta un especial interés, tendrás que entrar dentro de los que quieras y conocerlos en mayor profundidad. Es sin duda una de las cosas que hay qué ver en Madrid.

Teatro Real de Madrid

De ahí puedes caminar hasta el Teatro Real de Madrid, proyecto del arquitecto municipal Antonio López Aguado bajo el reinado de Isabel I, se inauguró en 1850 (aunque la primera piedra se colocó el 23 de abril de 1818). Situado muy cerca de Sol, el edificio fue durante 75 años uno de los principales teatros europeos, pero un hundimiento en 1925 provocó que estuviera cerrado 41 años. En 1966 reabrió como auditorio y sede del Real Conservatorio Superior de Música y Escuela de Arte Dramático. Declarado Monumento Nacional en 1977, no fue hasta 1997, y tras casi siete años de reformas, cuando volvió a ser la sede madrileña del bel canto.

La Puerta del Sol

Puedes continuar por la calle Arenal, que es peatonal, llena de comercios, tiendas y gente, te encontrarás de repente en la Puerta del Sol.  Céntrica y bulliciosa, la plaza de la Puerta del Sol es uno de los emblemas de Madrid. En su planta semicircular confluyen varias de las calles históricas y más transitadas y famosas de la ciudad, como Mayor, Arenal (por la que vinimos), Alcalá o Preciados (la calle de las compras).

Por la calle Mayor nos daremos de bruces con la Plaza Mayor, ordenada construir (o remodelar según se mire) por el monarca Felipe II quien le encargó el proyecto a Juan de Herrera, comenzando el derribo de las «casas de manzanas» de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Gran Vía

No debes obviar el continuar la visita por la Gran Vía, donde están ubicados los mejores teatros de la capital, además siempre puedes comprar algunos artículos si es lo que te interesa ya que están representadas todas las grandes marcas en ese hervidero de personas.

Atardecer desde el Circulo de Bellas Artes
Atardecer desde el Circulo de Bellas Artes

Luego baja a la Plaza España y dada su cercanía termina tu primera jornada en el Templo de Debod. Originario del antiguo Egipto y con 2.200 años de antigüedad, fue un regalo de Egipto a España por su colaboración en el salvamento de los templos de Nubia. Gracias a la ayuda internacional, Egipto consiguió salvar, entre otros, el Templo de Abu Simbel, que de otro modo hubiera quedado sepultado en la construcción de la Gran Presa de Asuán.

Templo de Debod por la noche
Templo de Debod por la noche

El Templo de Debod fue inaugurado el 20 de julio de 1972 tras dos años de reconstrucción. Fue un proceso complicado porque no se tenían los mejores planos buenos planos para la reconstrucción, además por el desmantelamiento y transporte se perdieron algunas piedras, lo que dificultó al máximo la tarea de volver a ponerlo en pie.

Segundo día en Madrid

Entre parques y jardines

En esta segunda jornada debes visitar la zona verde y los parques de ocio de Madrid. Lo primero es ir al Parque del Retiro ya que es el más importante de todos. Es más, si durante tu visita hace buen tiempo y te apetece estar al aire libre, llévate unos bocatas y come tranquilamente sentado en el césped del parque, o haz un picnic o al menos disfruta de la zona acuática, los músicos y artistas callejeros o sus múltiples puestos. Siempre  veras hordas de gente patinando, corriendo, andando, haciendo fotos, a turistas y talleres al aire libre.

Jardines de Sabatini
Jardines de Sabatini
Parque del Retiro
Parque del Retiro

Tiene una extensión de 125 hectáreas y más de 15.000 árboles de especies muy variadas. Este parque emblemático de la capital, de casi cuatro siglos de antigüedad, tiene numerosos caminos que recorren toda su extensión por las que hay plazas ornadas que distribuyen esos caminos, esculturas y monumentos dedicados a personajes ilustres, fuentes históricas, estanques de distintos tamaños. También encontrarás instalaciones deportivas, jardines de decoración diversa, terrazas donde sentarse a tomar algo, edificios históricos y el palacio de Cristal, que representa muy bien la arquitectura del hierro.

Cibeles y la Puerta de Alcalá

En las proximidades del Retiro, podrás visitar la famosa Puerta de Alcalá, que como la canción está viendo pasar el tiempo, y un poco más abajo el impresionante edificio del Ayuntamiento de Madrid, con ciertas zonas visitables, entre ellas, una terraza para disfrutar de una panorámica de la ciudad y que era el Palacio de Comunicaciones.

Puerta de Alcalá
Puerta de Alcalá
Terraza H10 Puerta de Alcalá
Terraza H10 Puerta de Alcalá

Justo abajo está la fuente más famosa para todos los amantes del Real Madrid, la Cibeles. Construida en 1782, se encuentra situada en el centro de la plaza a la que da nombre y está rodeada por los edificios del Palacio de Buenavista (Cuartel General del Ejército), Palacio de Linares (Casa de América), Palacio de Comunicaciones (antes sede de Correos y actualmente del Ayuntamiento de Madrid que hemos nombrado anteriormente) y el Banco de España.

El Palacio de Comunicaciones al fondo
El Palacio de Comunicaciones al fondo
Fuente de Cibeles
Fuente de Cibeles

A 500 metros está Neptuno, que es la fuente más famosa para los seguidores del Atlético de Madrid. Diseñada como parte de los tres grandes conjuntos escultóricos creados por Ventura Rodríguez para el Paseo del Prado (junto con la Fuente de Cibeles y la Fuente de Apolo), la Fuente de Neptuno fue construida entre 1780 y 1784. Durante muchos años se la conoció como Plaza de Cánovas del Castillo, un presidente del siglo XIX.

Grandes museos de Madrid

Justo enfrente está el Museo del Prado, construido bajo el reinado de Carlos III, en el año 1785 por Juan de Villanueva. Una de las pinacotecas más importantes del mundo entero. En sus dos siglos de historia alberga 8000 pinturas, casi mil estatuas, 5.500 grabados y 8.500 dibujos, pero lo más importante es que lo visitan más de 3 millones de turistas anualmente.

Museo Reina Sofia
Museo Reina Sofia

Se puede visitar gratis de lunes a sábado en horario de 18:00 a 20:00, pero eso sí, vete con suficiente antelación porque las colas que se forman son enormes.

Cerca tienes también otros tres museos importantes, el Thyssen Bornemisza, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y el Museo Naval de Madrid.

El Rastro de Madrid

Si tu visita abarca un domingo, no dudes dejarte caer por el Rastro de Madrid que se celebra todos los domingos y festivos y se ubica en el barrio de Embajadores donde cientos de puestos ambulantes se extienden en torno a la Plaza de Cascorro, la amplia calle Ribera de Curtidores (arteria principal) y sus aledañas, hasta Ronda de Toledo y Embajadores. Este mercado debe su nombre al rastro de sangre que dejaban las reses sacrificadas que se traían desde el matadero. En esta zona se ubicaban las tenerías que aprovechaban las pieles para su curtido (de ahí el nombre de su principal vía).

Si acudes antes de las once de la mañana podrás pasear tranquilamente, pero si prefieres vivir el animado ambiente que caracteriza a este mercado, la hora perfecta es a partir de mediodía y hasta las tres de la tarde, hora que concluye. No pierdas de vista al chulapo vendiendo barquillos o a la anciana tocando el organillo, personajes muy típicos del Rastro y del Madrid más castizo. Además aprovecha a tomarte el aperitivo, un vermouth o una cañita bien fría y bien tirada, que es otro de los placeres de esta ciudad.

Otros lugares a conocer de Madrid

Datos prácticos

Antes de partir

Excursiones en Madrid y alrededores

Más tours en Madrid

¿Dónde comer en Madrid?

Con aire de mercado

  • Platea. Junto a la Plaza de Colón, es un antiguo teatro con ambiente de mercado y música en directo
  • Mercado de San Miguel. En el Madrid de los Austrias tenemos el mercado más fotografiado de Madrid. Eso si, busca hueco, esta siempre hasta arriba
  • Mercado de San Antón. En el barrio de Chueca y con una terraza muy agradable en verano este mercado reconvertido es ahora un clásico

Tapeo clásico

  • Bar el Tigre. Uno de los clásicos del centro, donde salir a 4 patas es un reclamo
  • Mercado de la Reina. Elegante y con clase junto a la Gran Via
  • Mesón del Champiñón. Junto a la Plaza Mayor, la especialidad esta clara
  • Casa revuelta. El pincho de bacalo es el rey
  • Los Amigos. Fuera del centro, es un clásico entre los madrileños. Tapas infinitas incluidas con cada consumición
  • Bar Docamar. No muy lejos de Los Amigos tenemos el bar con las mejores bravas de la ciudad

Para comer cocido madrileño

  • Taberna la Daniela. Hay varios en Madrid y la calidad está más que asegurada
  • La Bola. Pequeño local donde hay que reservar. Merece la pena el ambiente, el cocido, depende del día…
  • Malacatín. Un clásico de Madrid, eso si, para turistas principalmente