La ruta del Frente del agua de la Guerra Civil española

Recorrido por uno de los mayores y mejor conservados vestigios de la Guerra Civil española, la Ruta del Frente del agua entre nidos de ametralladora, búnkeres o líneas de trinchera

Frente del agua - Lomo Quemada 5
Frente del agua - Lomo Quemada 5
Última actualización:

Para hacer el Frente del agua, un recorrido que combina la historia y la naturaleza, hay que irse al municipio serrano de Puentes Viejas, en la Comunidad de Madrid. Revive un episodio de la Guerra Civil, el frente del agua, que de 1936 a 1939 permaneció casi inalterable. Una excursión de 4 horas en familia, con amigos, aventureros o senderistas que quieren conocer el frente del agua y visitar restos arqueológicos militares a la par que caminar por la naturaleza.

La ruta del Frente del Agua

Incluida en el Plan de Yacimientos visitables de la Comunidad de Madrid, la ruta del Frente del agua cuenta con la mayor concentración de infraestructuras bélicas de ambos bandos conservada en la región. La senda, circular y de 12km de longitud, se inicia en un camino que sale justo detrás del Centro de visitantes del pueblo de Paredes de Buitrago. Toda ella está señalizada con carteles, postes y los árboles tienen pintura morada.

A la salida del Frente del Agua
A la salida del Frente del Agua

Salvo por un par de tramos cortos que presentan una ligera pendiente positiva, el resto del trayecto transcurre por terreno llano atravesando bosques y pistas forestales (en la contienda no era así y la mayor altura de un árbol era una encina de máximo un metro de altura). Podrás apreciar las fortificaciones pero si te fijas bien también los restos de trincheras y de posiciones de tirador, aun visibles en muchas partes del bosque.

Comienzo del Frente del agua - Señalización morada
Comienzo del Frente del agua – Señalización morada

Como curiosidad indicaros que cada ejército tenía un sistema completamente distinto de organizar la línea defensiva, algo que los carteles explicativos te informan. Se pasa con el poder destructivo de los años 30, de la trinchera lineal de la Primera Guerra Mundial a la defensa en profundidad, con varias líneas zigzagueantes y posiciones estratégicas para controlar el mayor espacio posible de terreno. La primera mitad recorre la zona republicana y, tras cruzar la Línea de Frente, que viene señalizada y que te dará una idea de la cercanía de ambos contendientes, se adentra en la zona de El Pinar, antigua zona nacional.  Podrás apreciar las diferentes particularidades de los diferentes nidos de ametralladora, búnkeres o líneas de trinchera que ambos bandos construían. Resumiendo, los refugios del bando nacional son fácilmente identificables porque sólo tenían una apertura para realizar disparos, pero los construidos por los republicanos presentaban dos (estilo soviético).

La zona republicana

La primera parte, la más interesante quizá del Frente del agua, es la zona republicana y que de nombre tienen “posición loma quemada” con varios búnkeres semienterrados (ver pero sin ser vistos) a los que les falta la parte de protección de arriba por su uso tras la guerra para otras labores (era necesario el hierro o el acero), como hemos dicho eran más amplios, se puede estar de pie y tenían dos aberturas de disparo y observación. Resaltaremos que se usaban cabeceros de cama, barandillas y restos de pieza de metal junto con el hormigón, que era la última etapa de la construcción. Los más cercanos al frente se construyeron al alcance del fuego enemigo.

Frente del agua - Lomo Quemada 5
Frente del agua – Lomo Quemada 5

El búnker de la loma quemada 4 es muy particular, tiene seis troneras, para armas automáticas y fusilería, de forma semicircular. La munición encontrada nos dice que en la contienda se emplearon grandes cantidades de armas y municiones adquiridas en el extranjero (Alemania, Austria, Francia, Méjico, Estados Unidos) aparte de la propia nacional de las fábricas de Toledo y Sevilla. La segunda parte nos introduce en la zona nacional, con búnkeres con troneras de 180 grados, poco espaciosos y montados sobre la tierra, con poco espacio y donde tienes que estar de cuclillas o sentados.

Lomo Quemada 2
Lomo Quemada 2

La frondosidad actual, sobre todo en la zona del bando republicano, es la evolución de un paisaje apenas salpicado por escasa arboleda, de ahí que fuera una de las áreas más estratégicas, y ofrecía una clara posición vigilante para cualquier movimiento enemigo que se aproximase al cauce del río Lozoya. Ahora es espectacular para realizar tus fotografías con panorámica.

Linea ficticia de ambos bandos
Linea ficticia de ambos bandos

La zona nacional

En la zona nacional, resguardado por la ladera, podrás apreciar a medio recorrido un puesto de mando muy curioso de una bandera de Falange, que se conserva en un estado excelente. Tiene las marcas de los que lo construyeron y los que lo defendieron, la Undécima Bandera de Castilla de Falange, fechado el 17 de septiembre de 1938 y en los marcos de entrada escrito “Arriba España”. De planta rectangular con pasillo de acceso y dos estancias. Tras la guerra debía ser un refugio de cazadores y se le añadió una chimenea.

Posición el Pinar 2
Posición el Pinar 2

Si continúas la ruta, unos 2 kilómetros, llegaras a las posiciones nacionales de Peñas Bajas. Estas controlaban las posiciones republicanas de Loma Quemada que defendían el embalse de Puente Viejas. Todas estas posiciones defensivas son nidos de ametralladora para también controlar la carretera de Paredes de Buitrago y Prádena del Rincón. Se puede apreciar cierto estilo alemán en estas construcciones. En la Posición Peñas Bajas 3, se localizaba un refugio subterráneo de las tropas franquistas que en su día sirvió como almacén de víveres y munición así como para protegerse de los ataques de la aviación.

Frente del agua
Frente del agua

Se han llevado a cabo diferentes excavaciones arqueológicas a lo largo y ancho de ambos territorios en este siglo XXI; unas investigaciones que han conseguido determinar, por ejemplo, qué tipos de armas se utilizaron y el país de procedencia de las mismas, como apreciarás en los diversos carteles informativos.

Posición el Pinar 1
Posición el Pinar 1

Para terminar no olvides pasar por la antigua fragua de 150 años de antigüedad que hay en el pueblo donde comenzamos la ruta, rehabilitada estos últimos años.

Historia de la Batalla de Lozoya y Puente Viejas

Desde el inicio de la Guerra Civil en julio del 36, el frente de la Sierra de Norte de Madrid, fue uno de los escenarios que se mantuvo casi sin cambios durante toda la guerra. Al inicio de la misma el general Mola, que estaba a cargo del frente norte, preparó el asalto a Madrid a través del puerto de Somosierra consiguiendo tomar el mismo, pero tras esto, su intento fue desbaratado por las tropas de la República que detuvieron las columnas de Mola a unos 69 km de Madrid.

Cervera de Buitrago
Cervera de Buitrago

La línea del frente quedó definida en la parte norte de los embalses, garantizando consecuentemente el suministro de agua potable a la ciudad de Madrid ya que los embalses del Villar y de Puentes Viejas, que acumulaban el preciado agua del Lozoya, suministraban el 90% del agua que se consumía en la ciudad en esa época. Como dato histórico recordaros que en la época se llamaban Canales del Lozoya (nombre durante la Segunda República del Canal de Isabel II).

En las laderas y colinas de esta parte de la sierra, se ubicaron ambos bandos en un frente fuertemente fortificado, se escavaron kilómetros de trincheras y se construyeron numerosos puestos de defensa. El frente recorría en paralelo al río Lozoya los pinares y laderas desde Buitrago de Lozoya, hasta la Hiruela, atravesando los pueblos diseminados por la zona, Paredes de Buitrago, Prádena del Rincón, Montejo de la Sierra, etc.

Buitrago de Lozoya
Buitrago de Lozoya

Ambas líneas situadas a pocos cientos de metros, había veces que se intercambiaban hasta tabaco y papel de fumar, (se lo lanzaban con piedras). También cuentan que cuando caía la noche y todo estaba en silencio se oían las charlas entre bandos separados por apenas 500 metros.

La estabilidad del Frente del Agua y su proximidad a Madrid  animó la curiosidad de muchas celebridades del mundo de las letras. Miguel Hernández visitó la zona varias veces e incluso le inspiró uno de sus poemas.

Las líneas de cada bando permanecieron inalterables durante toda la guerra. En la zona republicana las milicias se convirtieron en la 26ª Brigada Mixta, que se alternó después con la 27ª Brigada Mixta para su guarnición. Las tropas franquistas de esta zona estaban formadas por la Columna Somosierra, transformada más tarde en la 1ª Brigada de la División de Soria y después en la 73 División.

Posición El Pinar 2
Posición El Pinar 2

El abandono de las fortificaciones una vez terminada la guerra, junto con la acción del tiempo y la naturaleza, han provocado que estuvieran ocultos estos vestigios de nuestra historia reciente excepto para los buscadores de setas o los más mayores del lugar. Hace unos años la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid con la colaboración del Ayuntamiento de Puentes Viejas, ha musealizado un recorrido circular que se inicia en Paredes de Buitrago y transcurre a lo largo del frente.

Nota histórica de la vida cotidiana: la paga

Los soldados republicanos recibían 10 pesetas diarias, una de las pagas más altas de esa época, pero con la inflación y perdida de terreno, iría mermando su valor real. En el ejército nacional la paga era más baja, solo tres pesetas, de las que se descontaba dos con cincuenta por alojamiento, comida y equipo. Solo las ayudas de las juntas municipales que ayudaban a las familias de los soldados compensaba este esfuerzo, algunas prestaciones eran de hasta cinco pesetas por soldado.

¿Cómo diferenciar un nido de ametralladora o de fusilería?

Fíjate que en la base del puesto tiene construido un escalón que precisamente servía de apoyo para una ametralladora. Los nidos de fusiles tenían, en su lugar, una pequeña rampa para que el soldado pudiera permanecer tumbado.

¿Qué ver por la zona de Paredes de Buitrago?

  • Buitrago de Lozoya. Hay muchas cosas qué ver en Buitrago de Lozoya, uno de los pueblos más visitados de la región de Madrid.
  • La Hiruela. En plena Sierra Norte tenemos el pueblo con encanto de la Hiruela y la Sierra del Rincón, uno de los rincones más bonitos de Madrid junto al Valle de Lozoya y Rascafría.
  • Montejo de la Sierra. Si vas en otoño, reserva con tiempo y acércate al famoso Hayedo de Montejo de la Sierra
  • Embalse de El Villar. Los que van con prisa ni se fijan, para otros, con más paciencia disfrutan de uno de los paisajes y estampas más impresionantes de la Comunidad de Madrid
Embalse de El Villar
Embalse de El Villar

Datos prácticos

¿Cómo llegar a Paredes de Buitrago?

En coche: Cogemos la A-1 sentido Burgos hasta Lozoyuela, continuamos hasta tomar la salida 67 hacía Mangirón y posteriormente la M-135 hasta poco antes de llegar a Paredes de Buitrago.

En autobús: Autobús 199 con salida desde el intercambiador de Plaza de Castilla.

¿Dónde comer por Paredes de Buitrago?

  • Restaurante Arandinos Peña Collaspino. Calle Real numero 3, 28737 Gascones. Buena relación calidad-precio, destaca en especial la carne a la piedra y el cachopo.
  • La vaca Gandula. Vellidas, 1 – 28737 Piñuécar. La especialidad en la carta es el Asado Gandula, para dos personas, que consiste en una fuente de carne a la plancha, acompañada de chorizo, morcilla, patatas y pimientos verdes. Además hay una gran variedad de ensaladas, pastel de puerros, crepes de verdura, distintas sugerencias todas las semanas, y si eres goloso tiene unos deliciosos postres caseros.
  • Posada La Fragua Gandullas. Calle de la Fragua, 9, 28737 Gandullas. Destaca por el uso de las legumbres, las verduras de huerta, los huevos y aves de corral, las carnes tanto del Guadarrama como de Burgos, todo de la zona o cercanía. En otoño no te olvides de las setas.
  • El Hayedo. Calle Turco 13, 28190.  Una decoración de antaño, con una carta donde podrás degustar los platos típicos de la zona de la Sierra del Rincón: carnes de sus ganados, verduras y hortalizas de sus huertas, postres caseros y no te olvides si te gusta la cuchara de sus famosos judiones de la sierra.
  • Asador las Murallas. Plaza de la Constitución 3, 28730 Buitrago del Lozoya. Amplio y con terraza. Hay que llamar para reservar. Cuando lo haces te preguntan si vas a tomar cochinillo o cordero, y así asegurarte que no se van agotar, ya que son sus platos estrella.
  • La Posada de Serrada . Plaza de la Constitución, 2, 28195 Serrada de la Fuente. Es un tradicional y rústico lugar, con chimenea encendida los inviernos. Igual que puedes comer los judiones con chorizo y codillo, o las tapas de Paella o Fideuà de los sábados, o una merluza rellena o entrecot a la brasa por poner unos ejemplos.

¿Dónde dormir?

Si te apetece quedarte en el propio Paredes, en la calle de la Luna, 39 tienes una casa rural, El Bulin de Paredes. Si prefieres alojarte por los alrededores, algunas de las mejores opciones son

  • El Hotel Rural La Beltraneja de la preciosa Buitrago de Lozoya. A dos pasos del castillo y la muralla. Cuidan los detalles.
  • La Posada de Serrada, en el precioso pueblecito de Serrada de la Fuente. Una cuidada decoración, donde predomina la madera y la piedra, en un ambiente acogedor. Tiene ​5 habitaciones dobles con baño, con unas vistas preciosas.