Cosas qué hacer y qué ver en Potes y en el Valle de Liébana

Conoce qué ver en Potes, qué hacer, su patrimonio histórico y cultural, sendas, miradores y ermitas, así como todas las actividades que puedes hacer en el Valle de Liébana

Potes
Potes
Última actualización:

La comarca de Liébana enclavada en plenos Picos de Europa es una de las visitas imprescindibles de Cantabria. En ella encontrarás muchos lugares que visitar, cantidad de naturaleza para disfrutar, actividades de todo tipo como senderismo, ciclismo, y una gran variedad de fauna que avistar.

Su capital, Potes, es uno de los pueblos medievales más bonitos de la zona, con un excelente tirón turístico, que lo tiene todo para pasar unos días tranquilos y en plena vida rural, te encantarán sus paisajes desde cualquier punto en el que te ubiques. Conoce de nuestra mano qué ver en Potes y el Valle de Liébana para gozar de una escapada plena. ¿A qué esperas?.

Qué ver en Potes

Para tu recorrido por Potes hemos elaborado un listado con las atracciones turísticas que no debes perderte en este pueblo atravesado por la Ruta Lebaniega, enlace del Camino de Santiago y el Camino Francés y cerca de Fuente Dé. ¡Coge tu mochila, calza los zapatos, escoge una buena compañía y adéntrate a conocer qué ver en Potes y el Valle de Liébana!

Torre del Infantado

A los pies de los Picos de Europa se sitúa esta fortificación del siglo XIV la cual alberga en su interior una exposición sobre la vida y obra del Beato de Liébana, primer escritor cántabro. Fue destinada como cárcel y después fue sede del Ayuntamiento. Actualmente también se puede visitar su almenado para contemplar unas espectaculares vistas de Potes, del monasterio de Santo Toribio, los Picos de Europa y el monte de la Viorna. En el sótano podrás conocer sus exposiciones temporales.

Torre del Infantado
Torre del Infantado

Iglesia de San Vicente

A unos metros de la Torre del Infantado y en pleno centro se ubica esta iglesia considerada Monumento Histórico Artístico. De estilo gótico con formas renacentistas y barrocas y construida inicialmente en el siglo XIV fue reconstruida posteriormente con remodelaciones del siglo XVIII y XIX que es la que hoy día podrás visitar.

Antiguo Convento de San Raimundo

En el centro del casco histórico también encuentras este antiguo convento fundado en 1608 por Fray Toribio Vélez, fraile Dominico y Lebaniego. En su momento se construyeron dos capillas y una iglesia adyacentes, pero en la actualidad no se conserva nada, quedando únicamente el claustro y la portada, con una lauda sepulcral del siglo XVII y varios escudos modernos de familias.

La iglesia fue sede del Ayuntamiento y hoy día es Colegio Menor de la Santa Cruz que alberga una exposición de la comarca de Liébana y los Picos de Europa.

Te puede interesar: Los pueblos de Cantabria con playa más bonitos para ir de vacaciones

Ermita de San Cayetano

Escondida entre las casas y en medio del casco antiguo te encontrarás esta bella ermita de estilo barroco-montañés del siglo XVII y XVIII. Te llamará la atención sus grandes puertas talladas y en el interior su retablo barroco de gran valor con la figura de San Cayetano.

Torre de Orejón de la Lama

Junto a la Ermita de San Cayetano y al puente del mismo nombre se ubica la Torre de Orejón de la Lama conocida también como Torre de Bedoya. Construida por Juan Gómez de Bedoya en los siglos XV y XVI es sede de exposiciones y eventos. Está formada por tres pisos y destaca la fachada del segundo piso con sus ventanas ajimezadas de arco apuntado. Esta torre junto con la del Infantado son las más destacadas de todas las que existen en la villa.

Potes
Potes

Los Puentes de Potes

No puedes irte de Potes sin visitar sus puentes medievales, vocablo del que proviene el nombre de la localidad “Pontes”, que es como los romanos llamaron a la villa. La mayoría se ubican a lo largo del casco histórico, al lado de la ermita de San Cayetano, encontrarás el Puente de San Cayetano, atravesado por el río Quiviesa. El puente de la Cárcel ubicado sobre el río Deva junto a la Torre del Infantado y el puente Nuevo considerado el principal de Potes y el único por el que circula tráfico.

Potes
Potes

Casco histórico de Potes

La mayoría de los monumentos que te hemos comentado se ubican en el casco antiguo y forman parte de lo qué ver en Potes y el Valle de Liébana, pero también te recomendamos realizar un recorrido por las calles estrechas y empedradas de esta villa y respirar su ambiente rural.

Te gustará cada uno de sus rincones del centro, así como el cercano barrio de La Solana, que es uno de los más importantes de Potes, y típicos de Cantabria, con sus antiguas casas solariegas, que aún se conservan después de tantos años.

Potes
Potes

Pasea también por la Calle Obispo, Barrio del Sol, Barrio Colgante, la Plaza, y por las calles de los bares y restaurantes, y también El Sitio, para disfrutar del ocio nocturno en alguna de sus discotecas y terrazas.

Senda fluvial

Una de las actividades que más te gustará realizar en Potes es caminar por la senda fluvial a orillas del río Deva y Quiviesa. En este recorrido podrás disfrutar del contacto con la naturaleza y sentir el olor de la vegetación y la humedad del ambiente. Encontrarás en tu camino especies vegetales como fresnos, hiedras y tilos, una gran variedad de flora y fauna, así como espacios protegidos.

Potes
Potes

El recorrido comienza en el puente de San Cayetano, se continúa por debajo del puente Nuevo, después el puente de la Cárcel, de ahí se llega hasta los centros educativos y se finaliza en Las Vegas. En las proximidades a las orillas de los ríos hay bancos y zonas recreativas para descansar y disfrutar con los niños.

Las famosas ermitas de Potes

Una de cosas qué hacer en Potes es visitar las ermitas que hay alrededor del pueblo. Te recomendamos visitar las famosas ermitas que hay a sus alrededores, cada una con su encanto y belleza, que no te dejarán indiferente.

Ermita de la Virgen del Camino

Junto al camino que dirige al Camposanto y en la calle de la Virgen del Camino encontrarás esta pequeña y hermosa ermita del siglo XVIII. Un edificio de una sola nave cubierta por una bóveda estrellada con un retablo adornado con columnas churriguerescas.

Ermita de la Virgen de Valdemayor

Esta ermita es la de la patrona de la localidad y alberga en su interior a la virgen de Valdemayor. Para acceder a ella tendrás que dirigirte por la carretera hacia Vega de Liébana, al sur de Potes, al llegar te sorprenderán las vistas espectaculares del bosque donde se ubica, situada en lo alto de un cerro en la falda del Pico Pumar. Todos los 6 de agosto se saca a la imagen que la bajan hasta Potes y se hace una procesión nocturna.

Ermitas del Monasterio de Santo Toribio de Liébana

A las afueras de Potes y cerca al Monasterio de Santo Toribio encontrarás unas cuantas ermitas que forman parte de las ermitas que rodean al monasterio.

Destaca la Ermita de Cueva Santa, una construcción asturiana del año 900 y que se encuentra en la ladera norte del monte de la Viorna; la ermita de San Miguel, construida en el siglo XII con unas vistas espectaculares del valle de Deva y Potes; ermita de Santa Catalina, de estilo románico, merece la pena su visita por ver el macizo occidental de los Picos de Europa, los pueblos del Valle de Camaleño y la perspectiva de Potes; ermita San Juan de la Casería, capilla pequeña semirrupestre cerca del pueblo de Mieses. Todas estas ermitas forman parte de la Ruta de las Ermitas del Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

Un poco de historia de Potes

Potes, es uno de los pueblos más bonitos de Cantabria (enlazar a este artículo), que tienes que visitar para dejarte cautivar por su belleza paisajística al estar situado en el centro de la comarca de Liébana, en la confluencia de cuatro valles y de la desembocadura del río Deva y su afluente el río Quiviesa.

Un pueblo que, aunque no conserva vestigios de la Antigüedad se cree que pasaron por allí los romanos y los concanos, la villa de los puentes y las torres, con un casco antiguo declarado Conjunto Histórico desde 1983 y con calles repletas de casonas, torres y puentes.

Potes
Potes

Potes es el lugar ideal para que realices una escapada rural perfecta y goces de tranquilidad. En este pueblo medieval encontrarás licores artesanales como el orujo y una deliciosa gastronomía con la que podrás reponer fuerzas para después continuar visitando los alrededores de Potes y el Valle de Liébana, donde podrás practicar senderismo, ciclismo, paseos a caballo, escalada y pesca.

¡No te pierdas qué ver en Potes y el Valle de Liébana en tu próximo viaje!

Datos prácticos

Antes de partir

Cómo llegar a Potes

Si no sabes cómo llegar a Potes te dejamos las dos rutas más populares para llegar hasta el municipio.

Desde Santander:

Si decides ir en coche desde la capital cántabra lo mejor es tomar la carretera A67 para luego dirigirse a la Autovía A-8 y después coger la carretera N-621 pasando por el Desfiladero de la Hermida. Esta es la ruta más fácil y sencilla si vienes en coche propio o de alquiler. La A-8 es una de las autovías principales que conecta con las ciudades más importantes del norte.

Si vienes en autobús la distancia a recorrer será de 114 km y podrás hacerlo con la compañía Palomera en un trayecto que dura 2 horas y 25 minutos con unas 30 paradas en distintos pueblos como Torrelavega y San Vicente de la Barquera.

Si decides ir en tren tendrás que ir hasta Cabezón de la Sal y después tomar taxi hasta Potes, en total tardarás unas 2 horas.

En avión el aeropuerto más cercano es el de Santander, aunque también tienes otros como Bilbao u Oviedo.

Desde Madrid

En coche podrás llegar desde Madrid tomando la A6 desde la capital, en tren podrás ir hasta Santander con Renfe y en autobús con Alsa también hasta Santander y desde ahí conectar a Potes.

Dónde dormir en Potes

En Potes

Alrededores de Potes

Restaurantes en Potes

  • Asador Llorente: si quieres degustar una deliciosa carne acércate a este encantador restaurante.
  • La Soldrería: casona-restaurante lebaniega con terraza donde degustar excelentes raciones de pulpo, croquetas, y carnes como la carrillera y el solomillo.
  • Casa Cayo: uno de los más conocidos y tradicionales de la comarca. Ideal para probar el cocido lebaniego, lechazo o rodaballo.
  • El Martín: restaurante familiar con platos tradicionales para todos los gustos, carnes, pescados, de la huerta y postres caseros, a 1km de Potes, límite con Ojedo.
  • El Oso: si quieres degustar un buen cocido lebaniego y comida casera tradicional este es uno de los mejores sitios de Potes.
  • El Bodegón: comida casera lebaniega elaborada con productos de calidad de la tierra.