Los rincones más bonitos del Valle de Liébana

Un precioso valle que esconde varios de los rincones más espectaculares de Cantabria

Teleférico de Fuente Dé
Teleférico de Fuente Dé
Última actualización:

Cantabria es de esos destinos que visitas más de una vez. Sus verdes valles, su gastronomía y sus montañas atraen cada año a más viajeros que buscan sobre todo el contacto con la naturaleza. Pero debido a su geografía tan montañosa, es una región que a veces se recorre por tramos en cada viaje. Es lo que ocurre con lugares como el Valle de Liébana, ubicado al sur de Cantabria, un valle respaldado por los vertiginosos Picos de Europa y el profundo y casi infinito desfiladero como el de Hermida.

Qué ver en el Valle de Liébana

Una comarca tan histórica como el Valle de Liébana esconde varios rincones de los más bonitos de la geografía española. El valle tiene una extensión de 570km2, montañoso en su conjunto, y limita al norte con Asturias y al sur con Palencia.

Teleférico Fuente Dé

Una de las actividades que no puedes perderte es la visita al teleférico de Fuente Dé en plenos Picos de Europa, un plan perfecto para hacer en familia y con niños en Cantabria. Es un corto viaje de 3 minutos y 40 segundos en el que pasaréis de 753 metros a la cota de 1.847 metros.  Una vez arriba podréis disfrutar del paisaje natural del Valle de Liébana y del Mirador de Áliva en la estación superior.

Teleférico de Fuente Dé
Teleférico de Fuente Dé

Potes

La villa de Potes es uno de los pueblos medievales más bonitos de la zona, con un excelente tirón turístico. Lo tiene todo para pasar unos días tranquilos y en plena vida rural, ya que te encantarán sus paisajes desde cualquier punto en el que te ubiques.

Para un recorrido por Potes hemos elaborado un listado con las atracciones turísticas que no debes perderte en este pueblo atravesado por la Ruta Lebaniega, enlace del Camino de Santiago y el Camino Francés y cerca de Fuente Dé. Lo puedes ver en Cosas que hacer en Potes.

Torre del Infantado
Torre del Infantado

Monasterio Santo Toribio de Liébana

En la localidad de Camaleño, a tan sólo 2 km de Potes, se ubica este Monasterio, de parada obligatoria y construido alrededor del siglo VI. Lo más destacado es la reliquia del Lignum Crucis, obra de Beato de Liébana, y que se dice que es el trozo más grande de la cruz donde murió Jesucristo. También te gustará la situación del monasterio, en pleno entorno natural, y rodeado de montañas.

Monasterio Santo Toribio de Liébana
Monasterio Santo Toribio de Liébana

Mogrovejo

Otra parada imprescindible en el Valle de Liébana es el pueblo de Mogrovejo situado a espaldas del macizo de Ándara. Mogrovejo está declarado Bien de interés cultural y Conjunto histórico debido a todas las bellezas que alberga en sus calles, como las casonas de sillería y mampostería, la Torre de Mogrovejo, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y la Casona de Vicente de Celis.

Mogrovejo
Mogrovejo

Desfiladero de la Hermida

Una de las actividades que más disfrutarás es coger el coche y recorrer la carretera que transcurre por el Desfiladero de la Hermida. Un trayecto de 21 kilómetros, considerado el más largo de España, que discurre alrededor del río Deva, y que está rodeado de impresionantes rocas que llegan a alcanzar hasta los 600 metros. Ante tus ojos se desplegará un paisaje espectacular lleno de flora y fauna.

Desfiladero de la Hermida
Desfiladero de la Hermida

Un recorrido que podrás realizar por la carretera N-621 que comunica Unquera con Lebeña y Potes. En el camino podrás disfrutar de distintos miradores como el mirador de Santa Catalina, donde alcanzarás a ver los Picos de Europa y la iglesia de Santa María de Lebeña, construcción de arte prerrománico cántabro. Si quieres relajarte después de este viaje sigue más adelante por la carretera hasta llegar al Balneario de Hermida, un complejo de aguas termales que brota de 3 manantiales. ¡El plan perfecto para relajarte!

Miradores de Liébana

Entre tanta montaña no te pierdas la ruta de los miradores, pequeños rincones en los que podrás parar para observar los extensos paisajes lebaniegos. Te proponemos 4 miradores considerados imprescindibles en tu recorrido.

Mirador Collado de Llesbas en el puerto de San Glorio donde podrás admirar los Picos de Europa junto con la cumbre de Peñavieja, el pico Coriscao de León y el pico Corcina, entre otras majestuosidades naturales. Un mirador que identificarás perfectamente por el gran oso tallado en roca que lo preside.

Mirador de Piedrasluengas, casi en la provincia de Palencia, en el que podrás sacar unas bellas fotos del valle de Liébana y de Nansa.

Mirador de Liébana, en el municipio de Cahecho, donde tendrás unas maravillosas vistas del valle y de los Picos de Europa.

Mirador de Santa Catalina, entre los pueblos de Cicera y Piñeres, encontrarás este precioso mirador desde el que observar todo el valle.

Datos prácticos

Antes de partir

Dónde dormir en el Valle de Liébana

En Potes

Alrededores de Potes