PetraPetra

Un pueblo que desafía a la naturaleza construyendo sobre desfiladeros imposibles monasterios, tumbas o templos de los cuales no te puedes hacer a la idea hasta que pones tus pies en la gran ciudad de los Nabateos. Petra, la ciudad rosada, con un paisaje que enloquece la forma de pensar de cualquier viajero no deja indiferente a nadie. Si te sumerges en ella, dejando atrás el chip que traemos de serie de la gran ciudad, y te atreves a pensar lo que fue entonces, es cuando te das realmente cuenta que en el mundo en el que vivimos hubo civilizaciones tan fascinantes que hacen de hoy un mundo insignificante al lado de lo que fue el hombre de aquellos tiempos, esto es Petra, y te lo resumimos desde la experiencia del viajero de Viaja por libre.

Más libre imposible
Más libre imposible

Un poco de historia sobre Petra

Los Nabateos eran antiguas tribus árabes procedentes de su vecina la actual Arabia Saudí. Este talentoso pueblo se estableció en la región hace más de 2.000 años creando un enclave estratégico para las rutas comerciales hacia Asia. Con el tiempo se convirtieron en excelentes mercaderes y Petra se convirtió en una de las ciudades más importantes de la época. Fue un pueblo global con influencias de muchas culturas con gente venida de todas partes que enriqueció un paraje creando una maravillosa mezcla cultural.

Calle columnada
Calle columnada

En aquellos tiempos Petra era una ciudad casi inexpugnable, tanto por su emplazamiento, en una red de cañones, desfiladeros y gargantas, como por su ejército. Solo el todopoderoso Imperio Romano no sucumbió a las batallas y a las astucias de este sabio pueblo. Aún así Petra siguió gozando de cierta independencia hasta que las rutas comerciales fueron desapareciendo por la falta de interés de incienso y por el incremento de las rutas comerciales por mar. Finalmente Petra con los siglos fue perdiendo grandeza ayudada también por la sequía y por no poder rivalizar con lugares donde el agua no era un problema.

Monasterio, Ad-Deir
Monasterio, Ad-Deir

Visitando la Ciudad de los Nabateos

Para casi todo el mundo Petra es el Tesoro, Al-Khazneh, con la entrada desde la vía sacra, el famoso cañón, pero Petra esconde mucho más, una sucesión de monumentos tallados en la roca y un increíble monasterio, Ad-Deir, en lo alto de una montaña de belleza superior incluso, al famoso tesoro de Petra.

Petra de día y de noche
Petra de día y de noche

El Tesoro, Al-Khazneh, posiblemente es el lugar más conocido debido por su increíble emplazamiento y porque ha llegado hasta nuestros días en excelentes condiciones si lo comparamos con la mayoría de las ruinas de Petra. No es extraño oír gritos en la vía Sacra cuando los turistas de repente se topan con Al-Khazneh, es casi un shock, y si tienes la suerte de estar solo, cámbiate de papel por el de Indiana Jones porque te encontrarás ante un escenario de película.

El Tesoro, Al-Khazneh, a la luz de las velas
El Tesoro, Al-Khazneh, a la luz de las velas
El Tesoro, Al-Khazneh
El Tesoro, Al-Khazneh

Para acceder al tesoro hay que recorrer los 2km que lo separan desde el centro de visitantes, donde algo más de 1km es por la estrecha vía sacra o As-Siq, la entrada o cañón, que mide 3m la parte mas estrecha y 14m la mas ancha, y que te prepara, como el que más, para ponerte los pelos de punta al llegar al Tesoro.

Si dejas atrás Al-Khazneh tomando la avenida que va hacia la derecha empiezas a darte cuenta que esto sólo es el comienzo de tu aventura. Poco a poco te vas haciendo a la idea de lo que llegó a ser esta ciudad, nada comparable de lo que queda hoy en día, pero si a día de hoy tus ojos y la miradas de la gente que deambula por sus cañones están perdidas, es porque todavía esconde una ciudad que es un auténtico desafío para tus sentidos.

Más feliz que una perdiz
Más feliz que una perdiz
Calle columnada
Calle columnada

¿Qué visitar en Petra en dos días?

En Petra hay espacio para todos, tanto para los más andarines como para los que no, pero si realmente quieres conocer Petra necesitarás dos días para cubrir las siguientes rutas de senderismo (sencillas), de unos 15km cada una.

Día 1 en Petra

  1. Centro de Visitantes
  2. Vía Sacra
  3. El Tesoro o Al-Khaznez
  4. Avenida de las columnas
  5. Monasterio o Ad-Deir
  6. Tumbas Reales
  7. El Tesoro o Al-Khaznez

Día 2 en Petra

  1. Centro de Visitantes
  2. Vía Sacra
  3. El Tesoro o Al-Khaznez
  4. Altar del sacrificio
  5. Tumba del soldado romano
  6. Tumbas Reales
  7. El Tesoro o Al-Khaznez
Mapa de Petra
Mapa de Petra

Los mejores rincones Petra

Hay muchos rincones que visitar en Petra pero como todo en la vida si te falta tiempo siempre hay que tomar una elección. Nosotros nos quedamos con los siguientes emplazamientos para llevarse un pequeño trozo de Petra y tener uno de los mejores recuerdos de Jordania. Con las dos rutas anteriormente descritas se cubre prácticamente casi todo Petra.

Al-Khazneh

El Tesoro, la representación y la estampa de la actual Petra, sueño de muchos arqueólogos e imagen de películas de aventuras como Indiana Jones y la última cruzada.

El Tesoro, Al-Khazneh
El Tesoro, Al-Khazneh
Quien diga que no es romántico que calle para siempre!
Quien diga que no es romántico que calle para siempre!

Ad-Deir

El monasterio, junto a unas vistas espectaculares del desierto, es el segundo monumento más famoso de Petra. Para acceder a él hay que llegar a la zona de los restaurantes y ascender los 800 largos escalones hasta alcanzar esta pequeña maravilla. Merece realmente la pena coger un poco aire y ascender a verlo.

Subida al Monasterio, Ad-Deir
Subida al Monasterio, Ad-Deir
Monasterio, Ad-Deir
Monasterio, Ad-Deir

Teatro de los Nabateos

Tallado en la roca, camuflado como un camaleón, fue construido en el siglo I d.C con influencia romana pero a manos y origen Nabateo. Es un pedazo de talento esculpido en pleno desierto.

Teatro Nabateo del siglo I d.c
Teatro Nabateo del siglo I d.c

Altar del Sacrificio

Con una de las mejores vistas de todo Petra, era un lugar donde los Nabateos sacrificaban animales y posiblemente personas. Desde aquí se puede acceder a la ruta de la tumba el soldado romano, una ruta poco transitada y que merece la pena en un segundo día de visita a Petra.

Lugar alto para el sacrificio
Lugar alto para el sacrificio

Avenida de las columnas

Una de las avenidas principales, que une la ruta hacia la zona de los restaurantes y el Monasterio, con las mayores tumbas reales.

Calle columnada
Calle columnada

Tumbas reales

Visibles desde casi cualquier punto de Petra, son el punto “pictórico” de la ruta como si un cuadro fueran. Verlas traen recuerdos de lugares como Fethiye o la hermosa Capadocia en Turquía.

Tumbas reales
Tumbas reales

Pocas palabras hacen verdadera justicia a la magnificencia de la ciudad rosada, quizá el nombramiento como una de las 7 maravillas del mundo conocido es uno de los grandes aciertos de este reconocido “premio” al turismo, porque no hay nadie que entre en Petra y al salir no quiera saber el cómo, el porqué y el donde sobre este lugar. Es verdaderamente fascinante la ciudad de los Nabateos.

Y por cierto, no dejes de ver el resto de fotos, ya que Petra tiene todavía mucho más.

Datos prácticos

¿Cuando ir?

Jordania y Petra es visitable todo el año pero es mejor evitar los meses más calurosos. Jordania se caracteriza por un clima mediterráneo semiárido o desértico, aunque en la zona de Petra concretamente es más desértica.

Las escasas lluvias, estamos hablando del 4º país más seco del mundo, hace que la primavera y el otoño sean los meses más agradables para visitar Petra. Durante estos meses se pueden llegar a alcanzar los 30º por el día, aunque la media está en torno a los 22º, y durante la noche las temperaturas oscilan entre los 7º y los 12º aproximadamente.

A parte de la temperatura están los periodos vacacionales y en concreto la Semana Santa y la Navidad, los meses con mayor afluencia turística. Si es posible evitarlos, Petra se convierte en un Zoo.

¿Cómo llegar?

Desde la mayor parte de las capitales de Europa hay vuelos directos con Royal Jordanian, aunque muchas veces es interesante volar en compañías alternativas hacia el Cairo o Estambul, ya que haciendo escala en ocasiones resulta mucho más barato. Abstenerse en Semana Santa, los precios se multiplican por dos y por tres, casi es mejor ir en un viaje organizado.

Una vez en Amman, con JETT, empresa de autobuses con aire acondicionado, tienen tres autobuses a la semana, domingo, martes y viernes, con salidas desde la estación de Abddali hacia Wadi Mousa, la ciudad surgida al lado de Petra.

En coche se tarda unas 3h por la única autovía de Jordania desde Amman, una autovía en buen estado pero no comparable con las europeas.

¿Qué llevar?

Estamos ante un paraje desértico donde las temperaturas pueden llegar a más de 40º en verano y donde el sol siempre esta acechando. Sea invierno o sea verano hay que llevar agua (aunque la venden en muchos puestos), un sombrero o un Hyjab (pañuelo árabe), ropa ligera, gafas de sol y una mochila con comida. Hay un restaurante dentro pero si puedes comer en lo alto de una cima viendo Petra mejor que mejor.

¿Dónde dormir?

A las puertas de Petra junto al centro de visitantes hay multitud de hoteles y restaurantes desde 15€ en adelante. Hay gran variedad por lo que mejor es darse una batida y poder elegir el más adecuado al presupuesto. Aqui va alguna recomendación cerca de la entrada de Petra:

Seguro de viaje

Para un viaje como este lo mejor es contratar un seguro. Iati nos ofrece una oferta para seguidores de Viaja por libre. Viajar no te exime de tener un accidente, necesitar a un médico, un traslado o medicamentos. No te la juegues. Contrata el seguro de viajes haciendo click en el banner y tendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Viaja por libre. Si deseas ampliar más información pulsa aquí.

9 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Un pedazo de viaje y unas pedazo de fotografías. vaya trabajazo que te has pegado, Javier, Pero te ha quedado un post de lo más completo, pura información para quien quiera repetir la experiencia. Por cierto, para gran experiencia, la de compartir con vosotros esta aventura. Fue todo un honor!! Hasta la próxima

    1. Gracias Paco. Desde luego ha sido un viaje que lo recordaremos toda la vida, sobre todo por la compañía y la experiencia de una gran experto viajero como tu. Nos vemos en otro viaje y suerte esta tarde con el libro.

      Desde luego superó todas nuestras expectativas, mil gracias.

  3. Joako Perteguer

    Felicidades por ese pedazo de reportaje.

    En nuestra web puedes ver un video de Petra…

    http://traveldot.me/2012/07/16/petra/

  4. Carol Puertas

    Me ha encantado el relato y las fotografías aún más. Gran viaje y gran trabajo.

  5. ¡Hola Javier!
    Excelente artículo. Muy buen ojo fotográfico e inestimables indicaciones. Enhorabuena por tu blog.
    Saludos
    Tomás Pérez
    Ñam du dto
    Murcia (España)

  6. Gracias por el blog… yo voy en octubre a Jordania y pasar 4 días en Petra, seguiré tus rutas pues las veo muy interesantes y voy preparado andar kilometros y kilometros de ahí me iré un par de días al desierto de Wadi Rum hacer más kilometros, no veo el dia de irme para allá.Gracias de nuevo por este fenomenal artículo.
    Mario Cabrera.

    1. Pásalo bien, es un lugar realmente espectacular.

      Un saludo, Javier

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*