Reichstag
Reichstag

Ciudades del mundo. Qué ver en Berlín

| 4 Comentarios

Frío, lluvia, mal tiempo, una combinación ideal para que un viaje se vaya al traste. Hay ciudades que sólo tienen esto y hay ciudades que aún con días malos te muestran lugares con historia que impactan, lugares que traen el recuerdo de épocas oscuras, de guerras sangrientas y momentos para el olvido que no debemos olvidar para no volver a cometer los mismos errores.

Berlín es el ejemplo de una ciudad moderna y cosmopolita, con un pasado oscuro, destruido por las bombas de los aliados durante la segunda guerra mundial, que queda poco o nada de esa época, pero que ha intentado que no lo olvidemos con ejemplares museos y lugares emblemáticos una historia que ha sentido y calado en medio planeta.

Reichstag

Reichstag

Me río de los que pueden pensar que Berlín tiene poco que ofrecer, que tiene pocos monumentos, que es una ciudad moderna y que no queda nada de lo que era antes de la gran guerra. Soy de los que piensan que solo con empaparte con un poco de historia, cerrar los ojos, pensar o simplemente imaginar es más que suficiente para que tus sentidos se recreen y conviertan a una ciudad como Berlín en una película de Hollywood sobre la segunda guerra mundial o sobre la guerra fría, dos épocas tristes pero fascinantes históricamente hablando.

Un poco de historia

Si nos hablamos de su historia, la más reciente es la que atañe al muro de Berlín. Un muro que dividió el comunismo de la democracia, con un único objetivo, impedir que los ciudadanos de la RDA escaparan a la RFA, o lo que es lo mismo, al occidente y a la libertad. Desde la segunda guerra mundial Berlín fue dividida en 4 sectores. El francés, el británico y el americano al oeste y hacia el este el ruso, por nada menos que un muro de más de 160km de longitud.

El muro estaba fuertemente vigilado tanto por el ejército como la policía, habiendo dos soldados cada 200m en la mayor parte de los tramos. Durante la guerra fría muchos optaron por escapar por Hungría o por la antigua Yugoslavia, pero el frío, los números controles y el largo viaje hicieron que muchos berlineses optaran por dar un salto hacia la democracia a través del muro de Berlín.

Muchas son las historias de familias o ciudadanos de la antigua RDA que intentaron huir al Berlín oeste, sucesos como:

Hans Conrad Scgumann

Hans Conrad Scgumann

- El de Hans Conrad Scgumann, la primera persona en escapar y también la primera fotografía de una escapada en el muro de Berlín. A partir de este suceso las medidas se endurecieron y el muro se fortaleció con cantidades ingentes de hormigón.

 - El de la familia Wetzel, que fabricó un globo a base de sábanas durante varios meses. Después de varios intentos se estrellaron en un bosque, sin saber donde estaban, esperando a que el ejército de la RDA los capturara y los llevara a prisión, pero por suerte, cayeron en territorio occidental y fueron rescatados por la policía de la democrática Berlín. Es una de las escenas más emotivas de la triste historia de este muro.

- Un automóvil fue transformado para dar cabida en su interior a 9 personas perfectamente camufladas. quien sabe si lo han patentado en las fronteras de Melilla o Ceuta.

- Un conductor de un tren subterráneo los estrelló en la estación de Albrechtstrasse, donde se abrió paso con 24 familiares y amigos.

- Por último, Bernd Boettger tenía tanto tiempo libre que fabricó un submarino para llegar a territorio aliado.

En fin, son solo pequeñas muestras de las escapadas que hubo en este triste lugar, donde murieron más de 400 personas, 800 no oficiales, por la famosa bala en la espalda que recibía todo fugitivo que se atreviera a saltar el muro.

Hoy en día

Berlín es un ejemplo de una ciudad que ha sabido transformarse y sobre todo, salir de sus cenizas. Es una ciudad moderna, la más cosmopolita de toda Alemania. El 15% de su población es extranjera. Por ejemplo si caminas por el distrito de Kreuzberg estarás en un mini estado turco, ya que en él reside la mayor comunidad turca fuera de Turquía. Berlín es una ciudad viva, con sus terrazas en verano y sus puestos navideños en invierno. La gente apenas usa el coche, prefiere la bicicleta, en ella abundan los festivales y sobre todo la fiesta, donde un ejemplo claro es que un café cuesta lo mismo que una cerveza. A Berlín en el fondo solo le falta sustituir el agua de los grifos por una buena cerveza alemana.

Qué ver en Berlín es una pregunta que nos hacemos todos cuando una ciudad es tan grande. Una de las arterias principales de Berlín es el río Spree, navegable como muchos ríos europeos, y que abraza a una de las islas con mayores bienes culturales del mundo, la isla de los museos, donde destaca el Museo de Pérgamo.

Si hablamos de calles, la Friedrich Strasse con el Checkpoint Charlie es uno de esos lugares de película de espías y que hay que visitar si o si, tanto por el punto donde estaban los puestos de los soldados como por el museo que es una auténtica máquina del tiempo e historia de la guerra fría.

Muro de Berlín

Muro de Berlín

El peso de la historia reciente es lo que más ha influido al turismo y a multitud de espacios en el corazón de Berlín. La Puerta de Brandeburgo es uno de los iconos de la guerra fría junto al muro más famoso del mundo, el muro de Berlín, símbolo de la separación de familias y expresión máxima del comunismo del aquel entonces.

Berlin

Berlin

Hoy en día en Berlín surgen barrios como el barrio judío, donde alberga el mayor número de restaurantes y galerías de arte o como el nuevo barrio de Neukölln, popular por sus excelentes conexiones y por disponer de multitud de bares y restaurantes de moda además de tener precios más asequibles para vivir o simplemente pasar un finde semana, ya que los apartamentos, como los de Oh-Berlín, disponen de mejor precio que muchos de los hoteles del centro.

Qué ver en Berlín

Centrándonos en los lugares más destacados para qué ver en Berlín nos quedamos con los que más simbolizan tanto a la segunda guerra mundial como a la guerra fría, pero sin dejar de lado la maravillosa isla de los museos o el bello Schloss Charlottenburg.

 

1. Reichstag

Arrasado durante la segunda guerra mundial hoy es una de las referencias de la capital alemana con el estandarte de su cúpula de cristal del arquitecto inglés Norman Foster.

Reichstag

Reichstag

2. Checkpoint Charlie

Mi lugar favorito, quizá por lo que significa o quizá por el significado de una época, la guerra fría, tan intrigante, dura y desafiante.

Checkpoint Charlie

Checkpoint Charlie

3. Pergamon Museum

Junto a la Alexander Platz, es posiblemente el museo más espectacular de todo Berlín.

Berlin-12

4. Berliner Dom

Antigua iglesia de corte prusiano data de 1905. La cúpula tiene nada menos que 113m de altura.

Berliner Dom

Berliner Dom

5. Potsdamer Platz

Significa el moderno y el actual Berlín. Alrededor de este edificio hay muestras de los mejores arquitectos contemporáneos.

Potsdamer Platz

Potsdamer Platz

6. Breitscheiplatz

Símbolo de una guerra que se llevo más de 50 millones de muertos y símbolo de una Berlín que hoy en día no existe. Esta iglesia neorrománica fue destruida en parte por los aliados en 1945 y es un claro ejemplo de la crudeza de la guerra.

Breitscheiplatz

Breitscheiplatz

7. Holocaust Memorial

Laberinto de columnas de hormigón en homenaje a todos aquellos que perecieron con el holocausto.

Holocaust Memorial

Holocaust Memorial

8. Schloss Charlottenburg

El esplendor del imperio prusiano deja una clara huella en este imponente castillo. Fue la antigua residencia de Federico I y se inauguró en 1695.

Schloss Charlottenburg

Schloss Charlottenburg

9. Puerta de Brandeburgo

Puerta de Bradenburgo

Puerta de Bradenburgo

Ciudades del mundo. Qué ver en Berlín.

Galería de fotos

Enlaces de interés

4 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Muy bueno mezclar el viaje con las escapadas del Berlín del este. Desde luego Berlín tiene historia.

  3. Pingback: Blogs Berlín – Recopilación viajera | Blog de Viajes de HostelBookers

  4. Pingback: Las mejores fotografías del mes de mayo

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


*