Ruta invernal al Mogota del Cervunal desde Navalperal, Gredos

Una ruta exigente sobre uno de los parajes más desconocidos de la sierra de Gredos

Mogota del Cervunal
Mogota del Cervunal

Una de las caminatas mas exigentes de la sierra de Gredos es la ruta invernal al Mogota del Cervunal desde Navalperal de Tormes. Más de 20 kilómetros de recorrido superando los 1300m de desnivel en una ruta poco transitada y con unas vistas de lo más bonito de la sierra. Si tus piernas están fuertes, podrás lograrlo en un día y si no tienes prisa podrás hacer noche en un refugio en la misma falda del Mogota del Cervunal.

Ruta invernal al Mogota del Cervunal desde Navalperal de Tormes

Detalle de la ruta

  • Dificultad: alta
  • Tipo: lineal
  • Distancia: 21km
  • Duración aproximada: 8/9h
  • Ascenso total: 1397m
  • Descenso total: 1397m
  • Altitud máxima: 2426m
Ruta al Cabeza Nevada desde Navalperal
Ruta al Cabeza Nevada desde Navalperal

 Descargar track de la ruta

Inicio de la ruta

La ruta parte desde el parking de las cinco lagunas de Gredos, en la localidad de Navalperal de Tormes (Ávila). Desde aquí salen varias rutas, pero la más icónica de todas ellas es la ruta a las 5 lagunas. También es acceso al circo de la laguna Grande vía la Garganta de Gredos y como nó, al Mogota del Cervunal ó Cabeza Nevada (2426m), nuestro destino de hoy.

Ruta al Cabeza Nevada desde Navalperal de Tormes en Gredos
Ruta al Cabeza Nevada desde Navalperal de Tormes en Gredos – Foto en verano

El parking tiene espacio como para 30 vehículos y no suele llenarse en invierno. Las principales rutas que parten desde aquí son largas y muchas de ellas requieren de pernocta. Por tanto no es común que se llene en invierno.

Inicio de la ruta
Inicio de la ruta

Desde el parking (1242m) tomamos el camino que cruza el río Tormes a través de un ancho puente. Una vez cruzado llegaremos a una fuente donde podemos llenar nuestras botellas y continuar el camino que sube a la derecha por una pista de tierra. Más adelante, una vez pasemos por una granja, volveremos a tomar un camino a la derecha que baja hasta el arroyo de la Garganta de Gredos, el cual cruzaremos por otro puente.

Cabeza Nevada desde Navalperal de Tormes
Cabeza Nevada desde Navalperal de Tormes – Foto en verano

Seguimos el camino con la Garganda de Gredos, evitando todo y observando los letreros que indican el camino a las 5 lagunas. 2 kilómetros más tarde volvemos a cruzar el río de la garganta y llegaremos a un cruce. A la izquierda la laguna Grande y a la derecha las cinco lagunas. Tomamos este segundo y ……… tras únicamente 10 metros, vemos unos hitos a nuestra izquierda que marcan el camino a la Mogota del Cervunal. Tomemos este desvío.

Comienza la subida

Desde este punto es complicado perderse, el camino sólo tiene una dirección y no hay un sólo desvío hasta la base de la montaña. Es un sendero bien marcado por hitos y donde no nos pelearemos ni un sólo segundo con los piornos.

De camino al Cervunal
De camino al Cervunal

Comenzamos a subir con una pendiente muy fuerte (1300m de altura) hasta llegar a la cresta de la montaña. Esto será algo constante hasta los 1800 metros de altitud y tendremos que pasar al menos 3 falsas cimas hasta ver el Mogota del Cervunal en todo su esplendor. No obstante las buenas vistas a la Garganta del pinar y a la Garganta de Gredos nos ayudarán en el esfuerzo realizado.

Vistas a nuestro destino
Vistas a nuestro destino

Pasadas las 3 falsas cimas y pensando que tendríamos que hacer una cuarta, el camino se desvía a la izquierda para ladear la montaña y llegar a un inmenso valle. Este momento es el más bonito de la ruta porque las vistas del Mogota del Cervunal en invierno son espectaculares. Fijaros en las nubes lenticulares.

Mogota del Cervunal
Mogota del Cervunal

Además es un buen punto para estudiar la montaña y buscar el mejor camino de subida. En invierno no se ven los hitos por la nieve y es fácil desviarse por un camino equivocado. A esto añadir que es una cara norte perfecta, completamente helada por lo que la nieve que encontremos estará muy muy dura. Crampones obligatorios.

laguna del Cervunal
laguna del Cervunal

A medida que cruzamos el inmenso valle, podemos observar cabras de Gredos e incluso la laguna del Cervunal. Una laguna escurridiza que si no sabemos donde está, es muy fácil saltársela.

Cabras de Gredos
Cabras de Gredos

Pasada la laguna llegaremos al refugio. Un lugar ideal para tomar algo de comida y reponer fuerzas. Desde este punto vienen los momentos más duros de la ruta.

El refugio
El refugio

Ascenso final a la Mogota del Cervunal desde Navalperal en invierno

Llegó el momento, salimos del refugio y nos dirigimos a la cima del Mogota del Cervunal. Apenas se ven los hitos por lo que tomamos el camino que mejor se encontraba. Procuramos evitar rocas y piornos, además de buscar las pendientes menos pronunciadas. Sin embargo el peligro está ahí y a medida que tomamos altura, una posible caída sería fatal. Son 2 kilómetros de nieve helada, con una pendiente media de 25/30 grados.

Comenzamos el asalto final
Comenzamos el asalto final

Avanzamos haciendo una serie de zig zags y procurando pasar cerca de alguna zona rocosa para que en caso de caída tengamos algo de freno. Esta subida no es complicada pero hay que tener experiencia con los crampones, especialmente en la bajada. Es el momento más peligroso de esta ruta.

Tramo final
Tramo final

Pasada la zona más complicada llegaremos a la cumbre del Mogota del Cervunal (2426m). Tan ventosa como siempre y con unas vistas increíbles. Vistas a la laguna Cimera en el circo de las cinco lagunas, el pico de la Galana, el Morezón, el risco Moreno, el Almeal de Pablo, …, etc. Por ver, vemos las sierras de Bejar y la Paramera.

Llegando a la cumbre
Llegando a la cumbre

La cumbre es bastante suave, formada por dos grandes hitos separados 100 metros el uno del otro y que tienen prácticamente la misma altura.

La cumbre
La cumbre

Si miramos en dirección sur, a nuestra derecha tenemos la laguna Cimera, la laguna mas grande de las cinco lagunas.

Laguna Cimera
Laguna Cimera

Al otro lado tenemos el circo de Gredos, en parte cubierto por el risco Negro y el cerro de los Huertos.

Risco Negro y el cerro de los Huertos
Risco Negro y el cerro de los Huertos

Con esto damos por terminada la ruta invernal al Mogota del Cervunal desde Navalperal. Debemos regresar por el mismo camino al ser una ruta lineal aunque podríamos volver por el circo de las 5 lagunas. Tener mucho cuidado, la bajada es la parte más delicada de la ruta.

Datos prácticos

Cuando ir

No es una montaña complicada por lo que se puede visitar todo el año, especialmente sin nieve. En invierno hay buenas placas de hielo y nieve dura que nos obligará a llevar crampones y piolet.

Como ir al parking de Navalperal de Tormes

Si venimos desde Hoyos del Espino, cuando pasemos por Navalperal de Tormes debemos cruzarla hasta el final hasta que veamos el letrero de «senda de las cinco lagunas». Esto hará que crucemos el pueblo entero en sentido inverso. Al final la calle comenzará a bajar hasta dar con una carretera que nos dejará en el mismo parking.

Consejos

Ruta larga que conviene madrugar para realizarla. Son casi 9 horas y cualquier imprevisto puede que nos obligué regresar de noche.

Consejos en función de la temporada

Invierno