Ruta al Curavacas desde Vidrieros en la montaña Palentina

La segunda montaña mas alta de la montaña Palentina por detrás de Peña Prieta

Ascensión al Curavacas
Última actualización:

La ruta al Curavacas en el macizo de Fuentes Carrionas (montaña Palentina), es una de las rutas mas demandadas de la provincia de Palencia. Su altitud, de 2525 metros, llama la atención a cientos de montañeros cada año, especialmente en verano cuando su dificultad se limita a la exigencia física. No obstante en invierno la cosa cambia y la montaña se convierte en un nido de corredores de diferentes niveles y no aptos para principiantes.

Curavacas desde Vidrieros

Ruta al Curavacas desde Vidrieros

La montaña Palentina está llena de montañas emblemáticas como el Curavacas de 2525 metros de altura. No muy lejos de ella se alza el Espigüete (2450m), el pico Murcia (2341m) y el más alto de todos, el Peña Prieta con sus 2539 metros. Sin embargo, si tuviéramos que elegir nuestras rutas favoritas nos quedaríamos con el Espigüete por su gran belleza y con la ruta al Curavacas, por su imponente pared rocosa. Es de este último donde vamos a comenzar los detalles para su ascenso.

Regresando a Vidrieros

Detalle de la ruta

La ruta parte de la localidad de Vidrieros en la provincia de Palencia (España), concretamente desde el parking situado al este de la localidad.

  • Dificultad: media
  • Tipo: lineal
  • Distancia: 10.67km
  • Duración aproximada: 5/7h.
  • Ascenso total: 1148m
  • Descenso total: 1148m
  • Altitud máxima: 2525m
Mapa de la ruta al Curavacas
Descargar track de la ruta

Inicio de la ruta

Partimos desde el parking localizado en Vidrieros (Palencia) a 1330 metros de altura. Una pequeña localidad de tan sólo 31 habitantes que suele llenarse todo los veranos de senderistas.

Parking de Vidrieros

Cruzamos todo el pueblo dejando el río Carrión a nuestra izquierda y giramos por la calle Chica donde termina en un camino de tierra, el camino de Valdenievas, llamado así por el arroyo que nos acompaña a nuestra izquierda.

Camino de Valdenievas

Más adelante cruzaremos un arroyo, el arroyo de Cabriles, indicativo que debemos girar a la derecha para tomar otra pista de tierra (1344m) la cual parece que va directa al Curavacas, por tanto no tiene pérdida.

Desvio al Curavacas

En este punto comenzamos a subir hasta internarnos en un bonito bosque. Bosque que nos dará sombra y donde terminará la pista de tierra para convertirse en un estrecho sendero. Es aquí donde comenzamos a ver el Curavacas porque hasta este momento siempre lo tuvimos oculto entre las nubes.

Aparece el Curavacas

Cruzamos un prado y de pronto vemos la subida que nos llevará al Callejo Grande. Una subida por un canal de piedras bastante engorrosa pero de escasa dificultad técnica en verano. Este es nuestro objetivo porque el diedro sur, a la izquierda, está fuera de nuestras posibilidades.

Callejo Grande

Superando el Callejo Grande

El Callejo grande es un canal de piedras que comienza sobre los 1500 metros y termina en un tubo/corredor sobre los 2300 metros de altitud. Tiene fama de terrible por su exigencia física, esa que avanzas dos pasos y retrocedes otro, sin embargo no es tan temible como parece. Ciertamente superamos un desnivel muy fuerte en tan solo 2 kilómetros, pero a la contra debemos saber que hay caminos alternativos que ayudan a superar el camino de piedras de una manera mucho menos traumática.

Callejo Grande

A la derecha del canal de piedras siempre hay una escapatoria y encima está señalada con hitos. El canal de piedras se usa mas de bajada que de subida, pero mucha gente no se da cuenta y opta por lo más difícil al perder las indicaciones o seguir otros grupos de senderistas.

Superando el callejo grande

Localizados los senderos correctos y pasado el primer tramo, llegamos a las primeras paredes de conglomerado y que no dejaremos hasta pasar el corredor final. Pero ojo, aun queda para este y ahora si tenemos que pisar piedras, cosa que puede resbalar bastante, especialmente la mezcla de graba con arena.

Por encima de 2000 metros

Ya hemos superado los 2000 metros de altura y comenzamos a adivinar por donde tenemos que pasar para hacer cima. Básicamente entrar por el corredor de Callejo Grande el cual hace una curva dejándonos en la parte trasera del Curavacas.

Callejo Grande

Es justo en ese momento cuando la cosa se puso fea y una nube oculto parte de la ruta. No obstante teníamos visibilidad que era lo importante. De todas maneras si hay algo que destacar del canal es que en alguna ocasión hay que valerse de las manos para avanzar. Calculo entre dos o tres ocasiones y valiéndonos exclusivamente de las piedras dado que no hay escaleras ni cuerdas fijas. Pero tranquilos, con cuidado no es muy complicado.

Callejo Grande

Cima del Curavacas

Superado el Callejo Grande nos situamos en la cara norte del Curavacas, donde poco a poco comenzaremos a bordearla, ya casi sin dificultad hasta lograr dar con la cima.

En este punto pasaremos por una placa de metal en memoria de un accidente ocurrido en Diciembre de 2020. Que descanse en paz.

Bordeando el Curavacas

Una vez arriba, las vistas son muy buenas, especialmente al Espigüete, el pico Murcia, Peña Prieta e incluso los picos de Europa. En la base podemos ver varios lagos como el pozo del Curavacas.

En la cima

Si no tengo fotos de la misma cima es porque había bastante gente alrededor del punto geodésico, aunque este a día de hoy está destrozado. También hay una caja de metal donde dejar notas.

Vistas desde el Curavacas

Con esto sólo nos queda bajar hasta Vidrieros y por el mismo camino. Pero ojo, seguro que os encontráis gente subiendo y es importante que no desprendamos piedras. nadie lleva casco y es posible que alguien se pueda hacer daño. Eso sí, cuando lleguéis al canal de piedras, si no hay nadie os recomiendo bajar corriendo porque es muy divertido y se avanzará muy deprisa sin apenas esfuerzo. Con ello daríamos por terminada la ruta al Curavacas desde Vidrieros.

Cima del Curavacas

Datos prácticos

¿Cuándo ir?

Si no tenemos conocimientos de alpinismo esta montaña sólo se debe subir sin nieve. Por tanto entre los meses de Junio y Octubre.

¿Cómo llegar?

En coche hasta Vidrieros, provincia de Palencia. Allí hay un parking donde dejar nuestro vehículo.

¿Es difícil?

Técnicamente en verano no es difícil. Apenas hay un par de pasos donde tendremos que usar las manos. Sin embargo es recomendarlo acometerle con una buena forma física sino queremos acabar derrotados.

¿Qué llevar?

Debemos llevar botas y no zapatillas de correr, aunque se ven muchas por esta zona. Mas que nada porque os entrará fácilmente piedras y polvo y os las tendréis que quitar de vez en cuando.

Otra recomendación es llevar pantalones largos por lo comentado anteriormente y un casco. Esto último no lo lleva nadie pero no está de más. Es frecuente la caída de piedras.

Por último es necesario llevar crema solar y agua, esta última apenas hay en el recorrido.

¿Donde dormir?

A nosotros nos gustó el albergue de Curavacas, a escasos kilómetros de Cardaño de Arriba. Este está localizado en la localidad de Triollo.

Otras rutas por la zona