Albi, una excursión perfecta desde Toulouse

Una pequeña ciudad medieval

Albi
Albi
Última actualización:

Una visita a Toulouse sin hacer una excursión a una de las maravillas que rodea a esta ciudad, es dejar a medias ese viaje. Albi es una de las mejores opciones, tanto por estar muy bien comunicada como por la variedad y lo completa que es esta pequeña ciudad del sur de Francia.

Visitando Albi

Partiendo desde Toulouse

Desde la estación de tren de Toulouse parten trenes cada hora por unos 15€ el trayecto y que puedes comprar por Internet. En una hora aproximadamente puedes estar en el centro de Albi y comenzar a pasear por esta idílica ciudad.

Rue du Castelviel
Rue du Castelviel

Albi es fácil de recorrer, ya que tiene una buena parte peatonal, hay poco tráfico y su tamaño es muy reducido. Casi todo está junto al río Tarn. Las vistas son estupendas, sobre todo desde lo alto de los Jardines de la Berbie o desde el paseo que sale desde la Catedral hasta el río. Pero si hay un rincón bonito en Albi, nos quedamos con los callejones y casitas medievales que están frente a la catedral, en la Rue de Castelviel.

Recorriendo Albi

La visita comienza normalmente en la estación de tren de Albi, si vienes desde Toulouse, para luego ir caminando en menos de 10 minutos a la Catedral de Santa Cecilia de Albi. Como punto central la Catedral, desde allí ya es fácil de acceder a lugares tan pintorescos como al Rue de Castelviel o bajar al río para tomar los puentes que cruzan el río Tarn, uno de los grandes afluentes del Garona, uno de los pocos ríos de Francia que nacen en los Pirineos y desemboca en el Atlántico.

Como descubriréis, no todo es París, ya que el sur de Francia da mucho juego y Albi es solo la guinda del pastel.

Albi
Albi

Las mejores vistas de Albi desde el río son las que puedes ver desde el lado de la Catedral. Conviene cruzar los puentes y ver ambas caras y así tener diferentes perspectivas. Lo bueno de Albi es que se ve rápida y la vuelta en tren, si te sobra el tiempo, siempre puedes cambiarla.

¿Qué ver en Albi?

  1. Catedral de Santa Cecilia de Albi
  2. Rue du Castelviel
  3. Palacio y jardines de la Berbie
  4. Pont du 22 Août 1944
  5. Pont Vieux
  6. Collégiale Saint-Salvi

1 Catedral de Santa Cecilia de Albi

Es la joya de Albi y visita obligatoria. Es una de las catedrales más visitadas de Francia y la más grande del mundo realizada en ladrillo. Es una catedral que tardó más de 2 siglos en ponerse en pie. La entrada es «gratuita» excepto la visita al museo del tesoro y el coro.

Catedral de Santa Cecilia de Albi
Catedral de Santa Cecilia de Albi
Catedral de Santa Cecilia de Albi
Catedral de Santa Cecilia de Albi

La catedral también tiene el galardón de ser la más grande pintada de Europa, ya dispone de un espacio de 18.500m2 para espectaculares frescos. Merece también la pena observar las más de 200 estatuas, muchas de ellas recientemente restauradas y bellamente pintadas resaltando sus ropas, los rasgos de las caras y los pliegues de la piel de cada una de ellas. Al salir de la catedral, justo en frente de ella, encontrarás la Rue du Castelviel.

2 Rue du Castelviel

Es una de las calles más bonitas de Albi. Está situada en el barrio Castelvielh, frente al campanario de la catedral. Este barrio es la cuna histórica de la ciudad de Albi. Antiguamente fue un lugar fortificado, donde hoy en día se pueden ver multitud de casas medievales de colores llamativos.

Rue du Castelviel
Rue du Castelviel
Rue du Castelviel
Rue du Castelviel

En los meses de julio y agosto hay festivales gratuitos al aire libre en la plaza Savène y la plaza Saint-Loup

3 Palacio y jardines de la Berbie

No muy lejos de la catedral de Albi está el palacio y los jardines de la Berbie, uno de los mejores lugares para poder admirar las preciosas vistas al río Tarn y a los puentes que unen la ciudad. Dentro del palacio está el famoso museo de Toulouse Latrec.

Palacio y jardines de la Berbie
Palacio y jardines de la Berbie

4 Pont du 22 Août 1944

Es uno los puentes que cruza el río Tarn. Aunque se terminó de construir en 1866, como puente ferroviario, este puente que actualmente solo pasan coches y peatones, cambió de nombre por 22 de agosto de 1944, fecha que recuerda el paso de las tropas alemanas y posterior enfrentamiento armado que tuvo la ciudad.

Vistas hacia el Pont Vieux
Vistas hacia el Pont Vieux

5 Pont Vieux (puente viejo)

Frente al anterior, tiene una de las mejores vistas de la ciudad, sobre todo al atardecer. También es uno de los puentes más fotografiados, sobre todo desde los jardines de la Berbie.

Albi
Albi

Nosotros cruzamos primero el puente Vieux para luego volver por el puente 22 de agosto de 1944, un recorrido perfecto para volver al centro de la ciudad

6 Collégiale Saint-Salvi

Situada cerca de la plaza Sainte-Cécile, destaca su transformación del estilo romano al estilo gótico y el claustro del siglo XIII, un remanso de paz en pleno centro de Albi. La visita es gratuita.

Collégiale Saint-Salvi
Collégiale Saint-Salvi

Datos prácticos

Antes de partir a Albi

¿Cómo llegar?

La mejor forma para llegar a Albi desde Toulouse es por tren. En el tren de SCNF el trayecto sale por 15€ y te deja en el centro de la ciudad.

¿Dónde comer?

  • Restaurante La Fourchette Adroite.
  • Pitti Caffe. Pequeño y crepes muy ricos