Una visita clásica a Valladolid para llevarte un buen recuerdo

Un recorrido rápido por los lugares más interesantes y que no te puedes perder en una primera visita a Valladolid

Museo Nacional de Escultura
Museo Nacional de Escultura

La ciudad de Valladolid es la capital de Castilla y León y rezuma historia ya que fue sede de la corte castellana capital del Imperio entre 1601 y 1606 hasta el traslado de la corte y el gobierno de Felipe II a la ciudad de Madrid. En esta ciudad nació el emperador  y de ahí sus innumerables construcciones eclesiásticas y monumentos.  También se ha modernizado y por eso Valladolid tiene un evento anual de cine muy conocido, la SEMINCI o Semana Internacional del Cine de Valladolid. La ciudad de Valladolid tiene un elevado potencial de desarrollo gracias al turismo y a la llegada del AVE, que ahora se encuentra a una hora de Madrid.

Recorrido calle a calle, una visita clásica a Valladolid

Realizamos un recorrido por las calles de Valladolid, visitando los lugares más históricos y los sitios que hay que ver en Valladolid al menos en un día. No te pierdas este recorrido, ya que con él te llevarás un bonito recuerdo de la ciudad.

Campo grande, el parque por excelencia de Valladolid

Nuestra visita comienza  tras salir de la estación de AVE, que nos deja en la plaza de Colón, con su impresionante estatua, luego bordeamos la calle Acera de Recoletos para pararnos en el número 11 y admirar el edificio Casa del Príncipe, construida en 1906 y ejemplo de la arquitectura residencial burguesa en Valladolid. Justo enfrente tenemos el Campo Grande con sus 115.000 metros cuadrados de verde y con sus jardines, pavos reales y la fuente de la Fama. Si salimos en una salida del paseo Zorrilla con la plaza de Zorrilla, daremos con la fachada de la Academia de Caballería, el  actual edificio se construyó en 1921, ya que antes se encontraba en Alcalá de Henares. El Museo de la Academia contiene documentos, armas, pinturas, esculturas y otros elementos pertenecientes a la Caballería española.

Campo Grande
Campo Grande

Las calles peatonales junto a la Plaza Mayor

Tras ver la plaza de Zorrilla iremos por la calle Miguel Íscar para encontrarnos con la Casa Museo Miguel de Cervantes, aunque se entra por la calle Rastro. Aquí vivió el famoso literato de El Quijote entre los años 1604 y 1606. Cerca está la plaza de Madrid, donde preside el edificio de la Delegación de Hacienda, además encontraremos una fuente y una escultura llamada «Encuentro» de Feliciano Álvarez Buenaposada.

Valladolid
Valladolid

Volveremos sobre nuestros pasos porque tomaremos la calle Claudio Moyano para llegar a la peatonal calle de Santiago. Llena de vida y de personas de toda condición, lugareños, turistas, estudiantes, etc. Aquí conviven edificios del decenio de 1930, con el primer edificio de la ciudad que llevó a 12 plantas y  el edificio de La Unión y el Fénix, con su figura alada en la cúpula, un emblema vallisoletano que reproduce el que la compañía de seguros construyó en Madrid en el año 1905.

Plaza Mayor de Valladolid
Plaza Mayor de Valladolid

El final de la calle Santiago nos deja en la Plaza Mayor, antaño mercado, lugar de oficios y festejos, tras un incendio en 1561 se comenzó su reconstrucción, impulsada por Felipe II. Francisco de Salamanca la convirtió en la primera Plaza Mayor regular de España, cerrada y con soportales, modelo tomado por otras como la Plaza Mayor de Madrid. Alberga el Ayuntamiento construido en 1908, además puedes observar en algunas columnas los disparos que hubo al inicio de la Guerra Civil. Aquí puedes tomarte un café en sus innumerables terrazas.

Valladolid
Valladolid

Si lo que quieres es tapear o tomarte algo, no lo dudes, aquí está el triángulo del aperitivo pucelano, entorno a la calle Correos, Campanas, plaza de Martí y Monso se localizan los principales lugares de tapeo de la ciudad. Nosotros nunca dejamos la ocasión de ir a Los Zagales, en la calle Pasión, a deleitarnos de un “Obama” o unos “tigretostones” (cuidado con comerse el plástico). Si eres un goloso entra y prueba cualquier producto de Confiterías y Pastelerías Cubero, es todo delicioso y artesanal. Nosotros siempre nos llevamos algo para Madrid. En la calle Correos tienes también el mítico Corcho y sus deliciosas croquetas caseras de jamón. Si te pirrian las bravas, pásate por La Sepia o Bar Zamora.

La iglesia de San Benito y Patio Herreriano

Si sales del Bar Zamora o La Sepia estarás cerca de la iglesia monasterio de San Benito el Real, es uno los edificios fundamentales en la historia de Valladolid. Se levanta sobre los restos del primer alcázar con que contó la ciudad, erigido por Juan I. Si quieres ver sus únicos restos visibles debes asomarte en la acera que bordea el monasterio por la plaza del Poniente. Desde aquí rodeamos la manzana por la calle Encarnación y entrando en la calle Guillén llegamos al Museo de Arte Contemporáneo Español. Está ubicado en uno de los claustros del antiguo Monasterio de San Benito el Real, conocido como el Patio Herreriano. El claustro fue construido a finales del siglo XVI y fue restaurado para albergar el museo, que se vería inaugurado en el año 2002.

La Plaza de España y el Pasaje de Gutiérrez

El segundo día lo comenzamos en la Plaza de España, con su famosa fuente del mundo, desde aquí tenemos a tiro de piedra el Museo de Ciencias Naturales dela ciudad. Tomaremos la calle Teresa Gil y luego la calle Regalado y en el cruce con la calle Castelar nos adentraremos para llegar al Pasaje Gutiérrez, construido en1886 por iniciativa del comerciante Eusebio Gutiérrez, de estilo parisino, con una estatua de Mercurio en la mitad del recorrido en la pequeña rotonda. Realizado a la moda de la época con  cubiertas de hierro, tejas de vidrio e iluminación a gas.

La Catedral y la Antigua

Tras recorrer la galería, tomarnos un café en alguna de sus cafeterías o escuchar alguna tertulia, continuamos en dirección a la Catedral. Está situado en la Calle Arribas, al lado de la Plaza Portugalete y de la Plaza de la Universidad. El templo católico proyectado por Juan de Herrera,  nunca fue terminado tras la marcha de Felipe II. Además se le hundió una torre en 1841 y por eso su actual aspecto. Otro dato curioso es que está enterrado el conde Ansúrez, fundador de la ciudad. Si quieres disfrutar de vistas puedes subir a la torre a 70 metros de altura a la que se accede por un ascensor interior. Las entradas se compran en el Museo Diocesano o la Oficina de Turismo. Cerca está  la Universidad. Su fachada es un excelente ejemplo de arquitectura civil barroca.

Santa Maria la Antigua
Santa Maria la Antigua

Aquí puedes desviarte para ver el Palacio de Santa Cruz, que es actualmente la sede del rectorado de la Universidad de Valladolid y esta escuela es la segunda institución más antigua de nuestro país. Ayudaba a los alumnos más inteligentes pero sin recursos en la edad Moderna hasta 1838 que se cerró definitivamente. Tiene una biblioteca histórica muy interesante.

Catedral de Valladolid
Catedral de Valladolid

En esta zona verás mucho universitario y bares de copas nocturnos. Si vuelves sobre tus pasos y continúas hacia la plaza Libertad y luego a la derecha giras por la calle Angustias, podrás apreciar el teatro Calderón, sede de la SEMINCI y el principal teatro de la ciudad. Tras dejar el teatro en la calle Antigua podrás admirar la archiconocida iglesia de Santa María de la Antigua. Este templo románico es uno de los monumentos más célebres de la ciudad vallisoletana y es de estilo gótico.

La Plaza de oriente y el puente

Tras el periplo cultural volvemos a la plaza de Oriente y “La Rosaleda” con su paseo de las Moreras. Es una zona que en primavera y verano es preciosa y un imprescindible de la visita a la ciudad, inaugurado en 1945, está llena de rosas de todos los colores y aromas que embriagan todo el Paseo de Isabel la Católica (en invierno solo están las desnudas ramas de los rosales en forma laberíntica), además acompaña esta vista el río Pisuerga.  En las Moreras hay una playa fluvial junto al río Pisuerga, que se creó en 1951.

La cúpula del Milenio

Tras cruzar el puente de Oriente puedes dar un paseo bordeando el Pisuerga para llegar a la Cúpula del Milenio, que fue creada para la Expo del Agua de Zaragoza en 2010 como pabellón y en 2011 fue reubicada en Valladolid como una innovadora zona de esparcimiento y ocio para los ciudadanos. Es una estructura metálica recubierta de un nuevo material ecológico que hace que sea autosuficiente energéticamente hablando, la cúpula tiene 46,5 metros de diámetro y 15 metros de altura. Se utiliza para ferias, congresos, conciertos, actuaciones de teatro y partidos de baloncesto, pádel o tenis entre otras actividades. Con esto cerraríamos el primer día de visita la ciudad de Valladolid.

El Palacio Real e Iglesia de San Pablo

Continuando por la calle Angustias llegaremos a la plaza San Pablo, aquí se encuentran los espacios más nobles de la ciudad. En ella tenemos el Palacio Real del siglo XVI, hogar de los reyes Carlos I, Felipe II y Felipe III y también de Napoleón Bonaparte durante la Guerra de la Independencia Española. Además, en este Palacio renacentista nació Felipe IV. Actualmente es la sede de la Capitanía General de Valladolid. Adosado al Palacio Real está el palacio Pimentel,  se trata de un edificio del siglo XV, con diversas reformas y hoy en día sede de la Diputación. Aquí nació el monarca Felipe II.

Iglesia de San Pablo
Valladolid – Iglesia de San Pablo

Enfrente está la iglesia conventual de San Pablo, que se encuentra adyacente al colegio de San Gregorio (sede del Museo Nacional de Escultura). Combina un estilo gótico y renacentista. Su elemento arquitectónico más destacable es su maravillosa fachada principal. Como curiosidad y dada la cercanía al Palacio Real, en esta iglesia fueron bautizados Felipe II y Felipe IV.

Situado en la Calle Cadenas de San Gregorio está el Museo Nacional de Escultura. Es un edificio gótico del siglo XV, formado por dos edificios: el Palacio del Marqués de Villena y la Capilla de San Gregorio. El colegio de San Gregorio es donde reside la mayor parte del fondo y fue impulsado por el obispo fray Alonso de Burgos en el año 1487 al ser el confesor de la reina Isabel la Católica. La mayor parte de la colección corresponde a un magnífico conjunto de escultura religiosa española de los siglos XIII al XVIII.

Museo Nacional de Escultura
Museo Nacional de Escultura

Además tiene tres colecciones de gran valor artístico. Una de toros y toreros, que son unas pequeñas figuras de madera probablemente encargadas por el monarca Carlos IV. Estas veintisiete figuras se agrupan en diferentes escenas relacionadas con los festejos taurinos que tenían lugar a finales del siglo XVIII.

La Plaza del Viejo coso, algo que poca gente conoce

Si quieres ver algo especial puedes ir a la plaza del Viejo Coso, una antigua plaza de toros del siglo XVI.  Está cerca de la plaza de Santa Brígida y las calles San Ignacio y San Quirce. Es una sitio que no conocen ni muchos residentes de la ciudad.

De regalo, nuestro Bonus Track

Con esto habrás visto lo más importante y lo que nosotros siempre recomendamos y visitamos cada vez que nos acercamos a Valladolid. Si te sobra tiempo o te desvías de la ruta puedes visitar también el Real Colegio Agustinos-Filipinos y su museo Oriental, único en su género cerca del Campo Grande, en el  Paseo Filipinos, 7.

También puede interesarte la Casa de la India, Es un museo situado en la Calle Puente Colgante, número 13, frente a la estación de autobús. Se trata de un museo que pretende divulgar obras artísticas de la India. Es la única de España y tercera de Europa.

Más cosas que ver en Valladolid

Datos prácticos

Antes de partir

Tapeo y buen comer en Valladolid

Valladolid es una ciudad estupenda para ir de tapas. Las realizan con mimo, ya que los buenos vallisoletanos si no comen bien, no repiten, y en una ciudad no demasiado grande lo bueno y lo malo se sabe rápidamente, no como en Madrid, que a veces las malas tapas duran unos cuantos años…

  • Casa Tino. Los mejores huevos fritos de todo Valladolid y quizá de España
  • La Criolla. Champiñones rellenos y setas de primera
  • El Corcho. Un clásico de los que nunca fallan
  • La Sepia. El nombre lo dice todo.
  • Los Zagales.  No dejes de probar el clásico Tigretostón
  • Bar Jero.
  • Taberna Casa del Volapié. Especialidades de Huelva y tostas.
  • Vino Tinto.
  • Bar Jamonería Sarmiento. Las raciones de jamón son espectaculares así como la selección de vinos