El bonito monasterio de la Santa Espina (Valladolid) – Horarios y visitas

Declarado bien de interés cultural desde el año 1931

Monasterio de la Santa Espina
Monasterio de la Santa Espina
Última actualización:

A poco más de 40 kilómetros de Valladolid se encuentra el Monasterio de la Santa Espina. Un enclave único y aislado en los montes Torozos, rodeado de bosques de pinos y atravesado por el río Bajoz. Lugar perfecto para pasar el fin de semana y combinarlo con otro tipo de actividades, como visitas a castillos, bodegas o incluso realizar rutas de senderismo o mountain bike.

El interior
El interior

El monasterio de la Santa Espina (Valladolid)

Un poco de historia

En el año 1147, doña Santa de Castilla, infanta de Castilla y reina consorte de Aragón, mandó levantar un monasterio en el valle del río Bajoz. Lugar que fue llamado Monasterio de la Santa Espina tras recibir una de las espinas de la corona de Jesús proveniente del Monasterio de San Dionís (Francia). Obsequio gracias al rey Luis VII, rey de Francia.

El monasterio fue creciendo a lo largo de los años e incluso tuvo algún incendio devastador, como el acontecido en el año 1731. Este destruyó la biblioteca y buena parte del edificio, pero su mayor reliquia, la santa Espina, pudo salvarse.

Monasterio de la Santa Espina
Monasterio de la Santa Espina

Con la desamortización de Mendizábal, en el año 1835, los monjes fueron expulsados y el monasterio entró en un breve periodo de abandono. 30 años después, el monasterio fue adquirido por el Marqués de Valderas. Sin embargo, quien realmente salvó al Monasterio fué su viuda, Doña Susana de Montes y Bayón, que tuvo la brillante idea de convertir el Monasterio en el centro de enseñanza agrícola y del cual se sigue usando hasta nuestros días.

Y finalmente en el año 1932, el monasterio fue declarado bien de interés cultural, lo que ayudó a preservarlo.

La localidad de Santa Espina

El monasterio de Santa Espina se encuentra en el municipio de Castromonte (Valladolid). Entre ellos hay 8 kilómetros de separación, pero junto al Monasterio hay una pequeña localidad adjunta a Castromonte llamada Santa Espina.

Santa Espina fue levantada en en la década de 1950s, por el instituto nacional de colonización. La idea fue entregar tierras para poder ser labradas, así como otorgar un alojamiento en lo que hoy en día es Santa Espina. De ahí su forma tan característica, compuesta de dos calles rectas en paralelo.

Hoy en día es un lugar ideal para pasar el día. Consta de un buen restaurante y un gran parque junto al río, ideal para pasar el rato con la familia.

Visita al Monasterio de la Santa Espina

Antes de nada hay que remarcar que la visita al Monasterio es guiada y bajo reserva. Se puede llamar al 654658336 para reservar plaza y por lo general abren sábados, domingos y festivos de 11:30 a 14:00 y de 17:00 a 20:00.

Si llegamos a la hora en punto y no tenemos reserva, es posible unirnos a un grupo si este no está completo.

En nuestro caso reservamos la visita para un Domingo a las 11:30. Allí nos esperaba uno de los religiosos que regentan el Monasterio y el cual lo explica realmente bien. No recuerdo su nombre.

Entrada al monasterio
Entrada al monasterio

La visita empieza contando la historia del Monasterio y que rol regenta hoy en día, el de escuela de enseñanza agrícola, aunque también parece que se generan cierto tipo de eventos.

Interior del Monasterio
Interior del Monasterio

Entramos al monasterio y vemos el primero de los claustros, donde se haya la escuela y acto seguido nos dirigimos al segundo. Ambos sin acceso alguno para las visitas y rodeados de mamparas de cristal.

Desde aquí y acompañados por el guía en todo momento, nos tenemos que dejar llevar y disfrutar de la visita.

Claustro
Claustro

El monasterio dispone de dos claustros, siendo el segundo el más visible para las visitas y llamado “Claustro Reglar“. El otro es el claustro de la Hospedería.

Sala capitular
Sala Capitular

A un lado del claustro Reglar se haya la sala Capitular, datado del siglo XIII. Tiene cuatro soportes centrales y una serie de bancos a su alrededor. Es aquí donde los monjes se reunión con al Abad.

Interior de la Iglesia
Interior de la Iglesia

La iglesia es bastante grande y fue levantada entre los siglos XIII y XV. Su planta tiene la forma de cruz latina y dispone de una capilla donde se guardan diversas reliquias como la Santa Espina, supuestamente original.

La Santa Espina
La Santa Espina

Hay más capillas como la capilla funeraria y la del Abad. Ambas del mismo corte pero que merecen una visita. Con esto, daríamos por finalizada nuestra visita a este lugar tan bonito como es el Monasterio de la Santa Espina.

Datos prácticos

Antes de partir

¿Dónde está el monasterio de la Santa Espina?

En el municipio de Castromonte, donde a 8 kilómetros hay una localidad llamada Santa Espina que pertenece a este mismo pueblo

¿Hay parking en el monasterio?

Si, en la misma puerta hay plazas de aparcamiento

¿Qué cuesta la entrada al castillo encantado?

El coste de la entrada es de 5€ por persona. Menores de 3 años gratis.

¿Dónde podemos comprar las entradas?

Se paga la voluntad. Hay que reservar plaza dado que el tour es guiado y por lo general abren sóplo sábados, domingos y festivos de 11:30 a 14:00 y de 17:00 a 20:00.

¿Cuánto dura la visita?

Aproximadamente de 1 hora, más o menos.

¿Lo pueden visitar los niños?

Si, a los niños les encantará la visita.

¿Dónde dormir?

Como estábamos haciendo una ruta por Valladolid, nos alojamos en un pueblo pequeño y con mucha historia, la Santa Espina. Allí hay un alojamiento de tipo rural llamado el rincón del Labrador donde se come muy bien y ofrece un alojamiento confortable.