Tuc de PedescauPlat de Beret - Tuc de Pedescau

Una de las rutas más conocidas de Pirineos para practicar senderismo con raquetas de nieve es la que parte de Beret hasta Montgarri, un pequeño pueblo oculto entre las montañas e inaccesible por carretera en invierno. A parte de esta ruta, desde Beret parten otras dos, algo más complicadas, hacia el Cap des Closos y el Tuc de Pedescau, dos cimas que superan ampliamente los 2.000m e ideales para practicar este deporte.

Plat de Beret - Tuc de Pedescau
Plat de Beret – Tuc de Pedescau

En nuestra visita al Valle de Arán una de las varias rutas con raquetas que hicimos fue al  Tuc de Pedescau, con más de 2.350m y con unas vistas tanto del valle como de Beret realmente impresionantes.

Ruta con raquetas de nieve

La ruta parte desde el parking de Plat de Beret, un parking situado al final de la carretera C-28 justo antes de llegar a Baqueira Beret, a unos 10 km. Durante la temporada de esquí el parking suele estar hasta arriba, con lo que conviene madrugar. De todas formas, si no hay sitio, mucha gente deja el coche justo a la entrada del parking en el lateral de la carretera. Lo ideal, aparcar al fondo, donde comienza la ruta.

Plat de Beret
Plat de Beret

Ya desde el comienzo hay que ponerse las raquetas y comenzar atacar la cima. El camino a veces esta marcado por otros senderistas o esquiadores de fondo, pero ojo, mejor seguir el track ya que es posible que hayan múltiples caminos por lo que es fácil perderse.

Raquetas de nieve
Raquetas de nieve

El ascenso comienza poco a poco dejando atrás el Plat de Beret por una ladera no demasiado empinada, donde pasada una hora se va llegando a otro valle. Mucha gente toma la cima de la izquierda, pero la mejor opción es atravesar un pequeño río e ir por la ladera de la derecha hacia la cima.

Raquetas de nieve
Raquetas de nieve
Plat de Beret - Tuc de Pedescau
Plat de Beret – Tuc de Pedescau

Antes de llegar a la cima hay una gran pendiente que hay que tomar poco a poco. Si hay mal tiempo mejor dar media vuelta, ya que es una zona muy despejada y es posible caerse o meter el pié en alguna balsa blanda de nieve.

Ya en la bajada nosotros optamos por hacer un “recto” y atravesar el pinar. Las bajadas con raquetas son muy divertidas si tienes suficiente técnica o las utilizas debidamente. A continuación os damos una serie de consejos tanto para bajar como para subir con raquetas.

Consejos para usar raquetas de nieve

Antes de todo debemos saber que las raquetas de nieve nunca se deben usar sobre piedra o asfalto. Conviene usarlas siempre en superficies más blandas o lugares donde las puntas puedan clavarse. Después de todo, su uso es para no hundirse en la nieve. De esta manera durarán más y no te caerás al suelo.

Subiendo con raquetas de nieve

Para subir siempre hay que aflojar la parte trasera de la raqueta para que el talón quede libre. Con esto conseguimos que las sientas más suaves y una sensación de no ir andando como un robot. Es importante antes haber ajustado muy bien las raquetas a tus pies, ya que dependiendo de la calidad de éstas es muy posible que se desajusten y tengas que estar parando todo el rato.

Raquetas de nieve
Raquetas de nieve

Bajando con raquetas de nieve

Bajar es lo más divertido y si no tienes miedo, puedes bajar relativamente rápido e incluso dando saltos. Si la nieve esta muy blanda, inténtalo, es una gozada. ¿Cómo?. Aprieta el enganche del talón para que la raqueta no vaya suelta. Después comienza a bajar siempre con el cuerpo echado hacia atrás, para que no tengas miedo y el centro de gravedad no haga que vayas hacia adelante.

¿Qué llevar en esta ruta?

No olvides nunca en este tipo de rutas llevar:

Plat de Beret - Tuc de Pedescau
Plat de Beret – Tuc de Pedescau

Si te gusta el Valle de Aran te recomendamos que leas estos artículos sobre uno de los valles más bonitos de España:

3 Comments

  1. Genial la ruta y los consejos! Hay gente que se confía pero la nieve es muy dura. Lo del GPS lo veo taaaan necesario y sobre todo estar pendiente de las horas de sol y que no se nos haga de noche en medio de la ruta. Por lo demás, el Valle de Aran es una maravilla y vale la pena recorrerlo.

    1. Es uno de nuestros lugares favoritos, tanto en verano como en invierno. Una pasada.

  2. Pingback: Visitando el Santuario de Lourdes desde el Valle de Arán

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*