La SerrotaLa Serrota

Si visitas Ávila durante el invierno ó la primavera, verás a lo lejos una gran montaña vestida de blanco de nombre la Serrota. Este pico de contornos muy suaves corona la sierra del mismo nombre con 2294 metros de altitud. Su altura es mas que aceptable, pero su cercanía con la Sierra de Gredos hace que solo los habitantes de la provincia se animen a caminar por sus verdes prados, optando por una serie de rutas donde cruzarse con un ser humano es poco frecuente, por ello los lobos han hecho de esta zona uno de sus bastiones en Castilla León.

La Serrota - Ávila
La Serrota – Ávila

La Serrota. Icono blanco de la ciudad de Ávila

Hemos subido a esta montaña numerosas veces, tanto desde el barrio alto de Pradosegar como desde Cepeda de la Mora. Ambas rutas tienen un fuerte desnivel, pero la primera tiene un perfil mas alpino que a nosotros especialmente nos ha gustado bastante mas. Hoy os proponemos esta última, tras poder retratarla al fin en condiciones óptimas. Casualmente el mal tiempo siempre nos había impedido poder fotografiar la ruta, pero al final lo hemos logrado.

Ascensión a la Serrota desde el barrio alto de Pradosegar

Nos dirigimos a la localidad de Pradosegar, situada a 37 kilómetros de Ávila. El pueblo tiene un barrio alejado de este llamado Barrio Alto, el cual se alcanza pasados un par de kilómetros. Es justo desde este punto donde comenzó nuestra ascensión a la Serrota a 1280m de altitud.

La Serrota desde Pradosegar
La Serrota desde Pradosegar

El camino inicial sigue por una pista de tierra que con un buen 4×4 nos hubiéramos podido quitar un buen trozo. Esta finaliza en una planicie a poco mas de 1400 metros de altura desde donde se contemplan unas excelentes vistas de Pradosegar y del valle de Amblés. Este valle separa la Sierra de Ávila con la Serrota y lo preside la misma ciudad de Ávila.

La Serrota - Ávila
La Serrota – Ávila

Una vez en la planicie tomamos un sendero que parte a nuestro lado derecho siguiendo una serie de hitos que se dirigen a los cerros de Pajarote y Pajarotillo, unos picos mucho mas rocosos que nuestro objetivo.

La Serrota - Ávila
La Serrota – Ávila

El Pajarotillo lo podemos observar al lado derecho de la foto superior y al fondo la Serrota. Decidimos subirlo, convirtiéndose en una grandísima idea ya que se tomó una buena perspectiva de la sierra y del pico por el que habíamos venido.

Ascensión a la Serrota
Ascensión a la Serrota

Bajamos del Cerro Pajarotillo y comenzamos a subir la interminable rampa de 400 metros de desnivel que separa un pico del otro. La rampa la tomamos por la falda derecha y apenas teníamos visibilidad de la cima. Lo que si observamos es que se empezaban a acumular unas nubes muy extrañas a 2000 metros de altura, las cuales no traían nada bueno.

La Serrota - Ávila
La Serrota – Ávila

Al principio de la rampa no se hacia necesario el uso de crampones, pero justo 100 metros mas arriba las condiciones cambiaron y tuvimos que calzárnoslos en un lugar nada seguro.

Ascensión a la Serrota
Ascensión a la Serrota

La nieve estaba prácticamente congelada y un pequeño resbalón no nos hubiera sentado nada bien. Personalmente lo prefiero así ya que comenzamos a ascender mucho mas rápido. Lo peor estaba por aparecer, y como siempre que venimos a la Serrota…. el mal tiempo apareció y la cima se ocultó por completo.

Ascensión a la Serrota
Ascensión a la Serrota

Tras llegar a la cima, bajo un intenso viento, tuvimos que esperar 30 minutos hasta poder encontrar un hueco entre la niebla y poder sacar una fotografía de la cumbre. Estaba congelada y la sensación térmica era de varios grados bajo cero.

Cumbre de la Serrota
Cumbre de la Serrota

Hartos del intenso frío bajamos en dirección a la Peña del Belesar, escapándonos de la densa niebla y aprovechando unos cuantos rayos de sol. Los crampones empezaban a sobrar y de vez en cuando clavábamos nuestra rodillas bajo un intenso manto de nieve.

Ascensión a la Serrota
Ascensión a la Serrota

Pasamos por zonas realmente espléndidas. Rocas vestidas por el hielo y la nieve dándolas unas formas muy bonitas. Además estas vistas eran solo para nosotros, no había nadie a nuestro alrededor y estábamos haciendo huella en el camino. Esta zona es de las menos transitadas por la sierra.

Ascensión a la Serrota
Ascensión a la Serrota

Es tan poco transitada que los lobos han hecho de esta zona de la sierra como uno de sus refugios preferidos, a pesar de que los ganaderos no están muy contentos. Por ejemplo se han dado casos que han bajado desde aquí hasta el valle de Ámbles o la localidad de Mengamuñoz, matando algunas reses.

Ascensión a la Serrota
Ascensión a la Serrota

Nos dimos la vuelta y parecía que la Serrota finalmente se despejaría, cosa que finalmente no sucedió. Era momento de comenzar a tomar el camino de vuelta hacia Pradosegar.

La Serrota - Ávila
La Serrota – Ávila

Bastaría bajar por la cuerda situada en el lado izquierdo del valle donde baja el arroyo de los Tejos. A pesar de que el camino no esta muy bien señalizado, desde este punto se visualiza constantemente Pradosegar por lo que perderse es muy complicado. Mas o menos 6 horas de ruta que personalmente fueron muy gratificantes.

Bajada a Pradosegar
Bajada a Pradosegar

Datos prácticos sobre la ascensión a la Serrota

¿Cuando ir a la Serrota?

La mejor época es la primavera y el otoño. El verano es muy caluroso por la zona y en invierno aunque parezca mentira no suele tener demasiada nieve, exceptuando en ocasiones como esta.

¿Cómo llegar a la Serrota?

Desde Ávila tomamos la carretera N-110 con dirección al puerto de Villatoro ó Piedrahita. A tan solo 5 kilómetros antes de llegar al puerto aparecerá el desvió a Pradosegar. Una vez estemos en el pueblo continuamos la carretera hasta el Barrio Alto donde dejaremos el coche.

A tener en cuenta

  • Tenemos varios arroyos por la ruta pero ninguna fuente remarcable.
  • No existen refugios por la zona, solo pequeños vivacs.

Otra rutas por la Serrota

Otra ruta que podemos realizar por la zona es la ascensión al Pico Zapatero, también visto desde la ciudad de Ávila. Su cumbre desde algunos lugares parece inaccesible dado su caracter rocoso, pero existen numeras vías para sortear estas dificultades.

Agradecimientos

Y como no, gracias a Manuel por salir en casi todas mis fotos 😉

2 Comments

  1. Qué descubrimiento. Muy buenas fotografías. Tomamos nota para realizarla esta primavera.

    1. Daros prisa que la nieve se va, aunque a veces aguanta hasta Mayo.
      Saludos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*