Assignan, un remanso de paz perdido en FranciaAssignan, un remanso de paz perdido en Francia

Estamos en Assignan, una aldea en el departamento de Hérault en la región de Languedoc. Un lugar donde un nuevo concepto de turismo comienza a tomar fuerza. El rescate de una localidad muy pequeña, sin tráfico y con serpenteantes carreteras de acceso ha hecho que el turista encontrará un pueblo acogedor y tranquilo. Ideal para desconectar del ruido y el stress de las grandes ciudades.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

Assignan, un remanso de la tranquilidad perdido en Francia

Un rico belga dueño de una empresa de transporte compró varios edificios de la pequeña Assignan, tras vender parte de sus posesiones en Bélgica. Su idea pasaba por convertirlos en hoteles y restaurantes, cosa que podría sonar rocambolesco. No obstante su mayor barrera era solventar el cliché de extranjero rico, calificativo que no era bien vista por estas tierras.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

Con el tiempo el recelo de los vecinos fue disminuyendo, mas aún cuando vieron todo lo que aquel belga hizo por ellos. Restauró calles y edificios, a la vez que trajo un turismo tranquilo y educado, lejos de montar follones. Además está construyendo una inmensa bodega a las afueras del pueblo con forma de botella de vino y que estará abierto en primavera del 2018.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

Eligió este pequeño pueblo porque apenas viven 120 habitantes y donde la mayoría de la gente vive del campo, concretamente del vino. Tanto es así que en un pueblo tan pequeño hay 8 bodegas, todas ellas de vino ecológico y que tras catarlo he de decir que está bien rico.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

Assignan es un pueblo muy tranquilo, apenas se ven niños corretear ni tampoco ancianos, aunque puedo confirmar que si existen. La cobertura móvil aún no ha llegado y no se la echa de menos, para que… los hoteles del hombre belga no tienen internet ni televisión, a pesar de tener auténticas habitaciones de lujo. Eso es lo que mas valora el turista, ese personaje asentado principalmente en grandes ciudades anhelando el sosiego, cosa que a veces es difícil de encontrar.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

Eso es justo lo que se hayamos al llegar a Assignan, pura tranquilidad que sólo queda interrumpida por el sonido de los pájaros. Ahora entiendo porqué el belga puso los ojos en esta localidad y la abriera al mundo. Sus hoteles son una delicia, con habitaciones de lujo, piscinas con vistas a los viñedos cercanos y con la desconexión como su mejor baza.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

El lugar cuenta con varios restaurantes, todos del mismo dueño… y pintados con una tonalidad que nos recuerda al vino. En el restaurante la Petite Table tienen como chef una pareja de uruguayos trotamundos, aunque realmente uno es belga. Vivió gran parte de su vida no muy lejos del río de la Plata por tanto uruguayo… El nos muestra orgulloso como tiene la puerta de su casa siempre abierta, sin echar la llave, y lo mismo con su coche. Aquí nunca pasa nada.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

No muy lejos de ahí hay otro exquisito y muy cuco restaurante de comida tailandesa (Thai de Castigno) donde los olores a especias te empujan a probar su comida. Para los mas exigentes, hay un rincón gourmet donde el restaurante La Table da mucho que hablar. Menus degustación desde unos 40€ mas o menos.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

En el centro de vinos se ofrecen catas donde tienes la oportunidad de saborear hasta 8 vinos diferentes. Es fácil salir doblado de allí si uno no toma los deliciosos quesos y embutidos que te dan a probar durante la cata. Si salimos con mal cuerpo, tenemos la opción de visitar el cercano centro de masajes rejentado por una balinesa.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

Hay varios alojamientos repartidos por todo el pueblo y fácilmente visibles por sus destacados colores. Muchos de ellos son antiguas casas restauradas, talleres o incluso un antiguo almacén donde se almacenaban las uvas. Este tiene dos piscinas.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

Como punto hipster tenemos esta otra opción, una especie de bungalow de lujo con un citröen de época aparcado a tu servicio. Ahora está en pruebas pero si tiene éxito, los veremos como champiñones por la zona.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

Finalmente era de esperar unos interiores muy cuidados, respetando la temática del lugar y sin echar en falta un aparato de televisión. Lástima que no me pudiera quedar mas de un fin de semana.

Assignan, un remanso de paz perdido en Francia
Assignan, un remanso de paz perdido en Francia

Viaje patrocinado por la oficina de turismo de Francia

Datos prácticos

¿Como llegar a Assignan?

Lo mejor sin duda es llegar por tren (AVE) desde Madrid, Zaragoza, Lleida o Barcelona por ejemplo. Este nos dejará a Beziers, una encantadora ciudad que bien merece una visita. Desde aquí tomando un coche de alquiler estaremos en alrededor de 30/45 minutos.

¿Donde dormir en Assignan?

En Village Castigno, las casas reformadas por todo Assignan. El precio comienza desde los 100€ la noche con el desayuno a parte.

¿Que hacer por los alrededores de Assignan?

Hay muchas actividades que hacer, como el ciclismo (bicicletas gratis), senderismo e incluso las excursiones en piragua. Todo está muy cerca de Assignan y si no queremos hacer mucho esfuerzo tenemos la opción de conducir una de las vespas disponibles en el pueblo. Desde mi punto de vista una de las excursiones que debemos hacer es a Beziers. Una ciudad con mucho encanto y que podemos ver en un sólo día.

Languedoc - Francia
Languedoc – Francia

Y si tenemos mas tiempo, el famoso Canal du Midi a su paso por Beziers. Allí podremos alquilar un barco privado o subirnos a uno público para recorrer durante varias horas esta maravilla del siglo XVIII.

Languedoc - Francia
Languedoc – Francia

Por último y no menos importante, tenemos a 1hora en coche la ciudad amurallada de Aigues Mortes a los piés de una laguna de color rosa.

Seguro de viaje

Para un viaje como este lo mejor es contratar un seguro. Iati nos ofrece una oferta para seguidores de Viaja por libre. Viajar no te exime de tener un accidente, necesitar a un médico, un traslado o medicamentos. No te la juegues. Contrata el seguro de viajes haciendo click en el banner y tendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Viaja por libre. Si deseas ampliar más información pulsa aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*