AngelsLanding ZionNationalParkAngels Landing - Zion National Park

Angels Landing. Zion National Park nos había dejado huella años atrás y siempre que volvíamos a los Estados Unidos lo echábamos mucho de menos. Quizás porque nos impresionó gratamente aquella primera vez, pero la razón principal es que no pudimos recorrer todas la rutas que hubiéramos deseado. Esta vez no sería así y una de esas rutas que siempre nos llamó la atención, Angels Landing, no la dejaríamos escapar.

Angels Landing. Un paisaje de vértigo en Zion National Park

Nos situamos a finales de Agosto del 2014,  un mes muy caluroso como suele ser habitual en esta parte de los Estados Unidos. Habíamos alcanzado los 42 grados en la ciudad de Las Vegas y ya iba siendo hora de escapar del ajetreo de esta metrópolis y hacer una toma de contacto con la Naturaleza. ¿Por que no volver a Zion National Park? Nos separaban algo menos de 3h en coche, por tanto decidí alquilar un coche y redescubrir esta belleza del estado de Utah. Nos esperaba la ruta de Angels Landing.

Nuestra visita a Zion National Park – Ruta Angels Landing

Tras llegar muy temprano a Zion National Park y aparcar el coche en el Visitor Center (06:00), esperamos una hora hasta que empezaron a circular los autobuses que recorren el parque. Estos realizan hacen paradas en todos los puntos estratégicos del parque y es posible tomarlos las veces que necesitemos sin coste alguno.

Angels Landing - Zion National Park
Cima del Angels Landing – Zion National Park

Paramos en Angels Landing, justo al lado de un merendero ideal para comer a la vuelta. Llenamos las botellas de agua en una de las fuentes y cruzamos la carretera y el puente sobre el río Virgin. Desde aquí ya se puede ver lo que nos espera… Una pared totalmente vertical que parece imposible de alcanzar, pero claro todo tiene su truco y desde su parte posterior y gracias a unas cadenas podremos llegar a su cima sin demasiada dificultad.

Angels Landing - Zion National Park
Angels Landing – Zion National Park

Comenzamos a ascender la primera cuesta y ya las vistas que había del valle eran sobrecogedoras. Curiosamente desde aquí ya empezábamos a adelantar a la gente que caminaba por el sendero y esto no era porque fuéramos corriendo, sino que el sendero lo toma todo tipo de gente independientemente de su forma física y edad… Recordemos que esto es Estados Unidos y todo vale, aunque dejes la papilla por el camino….

Angels Landing - Zion National Park
Angels Landing – Zion National Park

A medida que ganábamos terreno el camino seguía en perfectas condiciones y estaba muy bien preparado. En otros lugares, solo los inicios están bien acondicionados pero aquí lo están de principio a fin, sin dañar demasiado el medio ambiente.

Llegamos a un pequeño cañón en el que apenas entraba la luz, cosa de agradecer en los momentos de mas calor. De todas maneras al final de este nos guardaba una sorpresa y era nada mas y nada menos que un zig zag interminable que subía varios cientos de metros. Este es el punto donde quizás la gente lo pasaba peor.

Angels Landing - Zion National Park
Angels Landing – Zion National Park

Tras el esfuerzo llegó la recompensa. Está se cobró a base de unas vistas inigualables, realmente increíbles y que serán difíciles de olvidar. Mucha gente para y se queda definitivamente aquí, sobre todo si padeces vértigo ya que desde aquí empieza la parte mas vertical donde tendremos que hacer uso de las manos de manera habitual para alcanzar la cima.

Angels Landing - Zion National Park
Angels Landing – Zion National Park

Como no había mucha prisa, hicimos una parada de 15 minutos para disfrutar del paisaje y escuchar a un guardia del parque que estaba dando una charla acerca de los animales que nos podemos encontrar en la zona.

Angels Landing - Zion National Park
Angels Landing – Zion National Park

Acto seguido comenzó la escalada final. Esta es relativamente sencilla, ya que en todos los pasos complicados hay unas cadenas donde agarrarse. Pero ojo, si resbalas no hay escapatoria y la caída es de casi 500 metros. Niños y personas con vértigo no deben hacer esta parte de la ruta.

Angels Landing - Zion National Park
Angels Landing – Zion National Park

Tras solo 20/30 minutos de trepada alcanzamos la cima y la gloria. Si antes las vistas eran insuperables, desde aquí arriba se superaba todo lo anterior visto. Da igual como te gires, estas ante un lugar realmente bonito. Además estarás acompañado de simpáticas ardillas que viven en la cima, pero ojo, si dejas las mochila abierta y huelen comida, te llevarás sin darte cuenta huéspedes a casa.

Angels Landing - Zion National Park
Angels Landing – Zion National Park

La vuelta se realiza por el mismo camino, pero con el hándicap que debemos bajar la zona de las cadenas, siempre mas peligrosa que durante su subida. Este fue un momento ideal para fotografiar mas animales, desde varias razas de ardillas hasta una especie de lechuza.

Angels Landing - Zion National Park
Angels Landing – Zion National Park

Otros puntos de interés

Zion es inmenso y si estamos un día entero, podemos visitar muchos mas lugares como el Observatory Point ya comentado en Viaja por Libre, The Groove, Emerald Pools o The Narrows, una ruta acuática que podemos realizar por el río. The Grotto es una ruta de apenas 30 minutos y Emerald Pools de 1h, por tanto lo podemos combinar en un mismo día con Angels Landing.

Angels Landing - Zion National Park
Angels Landing – Zion National Park

Datos prácticos

¿Cuándo ir?

Zion National Park tiene un contraste de temperaturas muy acusado entre el invierno y el verano. Durante la estación mas fría se pueden tener temperaturas mínimas de 1 grado bajo cero alcanzando los 12 grados al medio día. En verano se suele empezar con 20 grados terminando hasta los 40 grados, haciendo un calor verdaderamente insoportable. Con estos datos es de suponer que primavera y otoño son las mejores épocas para su visita, teniendo en cuenta que el nivel de precipitaciones es muy similar durante todo el año. El único inconveniente que podemos tener, son las frecuentes tormentas que se desarrollan entre los meses de Julio y Agosto.

¿Cómo llegar a Zion National Park?

Podemos tener acceso desde varias vertientes, pero la entrada principal se encuentra en el Zion Canyon Visitor Center, a 50 minutos de la localidad de Hurricane, en el estado de Utah. Tener en cuenta que debemos dejar el coche aquí y desde aquí movernos mediante los autobuses gratuitos del parque. Estos realizan paradas en cada uno de los puntos de interés, pudiendo subir y bajar las veces que necesitemos. Cada bus pasa cada 5 minutos e incluso menos.

¿Cuanto nos cuesta?

Cada vehículo cuesta 25$ y si entramos andando o en bicicleta 12$. Esto último es muy común dado que podemos dejar nuestro coche a las afueras del parque. No obstante no compensa si somos un grupo.

En nuestro caso por desconocimiento nos salió gratis. Antes de las 08:00 el paso está sin vigilancia y abierto, pero es posible entrar y dejar el coche en el parking. A la salida tuvimos intenciones de pagar…, pero no nos pararon, ya que la garita solo bloquea a los vehículos de entrada.

¿Donde alojarnos?

Hay varios lugares de acampada en el interior del parque desde los 16$ por noche. Algunos tienen tomas de electricidad e incluso baños. No obstante si no reserváis con meses de antelación, es materialmente imposible que encontréis plazas libres, al menos durante el Verano. El camping principal es el Watchman Campground, con 183 plazas y situado en la entrada principal.

Las reservas pueden realizarse a través de este enlace.

¿Donde comer?

Lo ideal es llevarnos nuestra comida y entrar en contacto con la naturaleza. Eso sí, no alimentéis a los animales que está prohibidísimo. Si eres sibarita, tenéis el Zion Lodge donde podréis comer en un restaurante.

A la entrada del parque, antes de pasar el control, hay varias cafeterías y restaurantes.

¿Que llevar?

Llevar grandes cantidades de agua, aunque en algunas zonas hay grifos para rellenar las botellas pero no en todas. Podéis consumir mas de 2 litros de agua en una sola jornada debido a que el calor puede ser realmente duro en verano. Lógicamente protector solar, gafas/lentes de sol, botas y una gorra es mas que recomendado. Hay personas que incluso llevan un paraguas para protegerse del sol. Se pueden comprar refrescos en Zion Lodge, justo en el medio del parque.

En invierno suele nevar en algunas ocasiones, montándose placas de hielo en las zonas mas altas.

¿Es aconsejado ir con niños?

No es aconsejado ir con niños y mucho menos si se padece vértigo. Hay muchas zonas expuestas que pueden suponer un gran peligro si no se tiene cuidado. No es difícil, pero hay que extremar las precauciones. Para estos casos lo mejor es quedarse antes de que empiece la zona de las cadenas.

¿Más información?

En la web oficial de red de parques de Estados Unidos.

3 Comments

  1. Guau, es impresionante. Usa es un pais lleno de contrastes la verdad.

  2. Sin duda es de esos países que hay que visitar una o varias veces en la vida.
    Saludos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*