HervásHervás

Hervás siempre fue uno de esos pueblos que teníamos en nuestra lista de visitas pendientes, ya que después de descubrir la Alberca o Mogarraz, más al norte, o el precioso Valle del Jerte, al sur, nunca tuvimos la ocasión de hacer un roadtrip para conocer lo que había entre medias, el Valle de Ambroz y la animada Hervás.

La rural y animada Hervás

Un entorno único

Recuerdo llegar a Hervás desde Plasencia cruzando las montañas. Hervás sin duda está en un lugar privilegiado, con las Sierra de Bejar a sus espaldas y con el río Ambroz rodeando el precioso barrio judío.

Barrio judío de Hervás
Barrio judío de Hervás
Barrio judío de Hervás
Barrio judío de Hervás

Cuando uno llega a Hervás le choca más que la propia arquitectura es lo animada que es. Hay bares de tapas por todas partes, con el clásico mensaje de 1€ caña + tapa. Además, restaurantes con menús de diseño, comida clásica de la zona e incluso italiana, algo que no te sueles encontrar en los entornos rurales de España.

Barrio judío de Hervás
Barrio judío de Hervás
Hervás junto a la sierra
Hervás junto a la sierra

Los hoteles o casas rurales les pasa lo mismo. Hay muchas casas restauradas en el centro de Hervás reconvertidas en hoteles muy cucos y con mucho estilo. Que quieres algo moderno, lo tienes, que buscas algo rural, también.

Desde luego un buen sabor de boca te deja el entorno y la propia Hervás, donde destaca esas calles estrechas que forman el histórico barrio judío.

El barrio judío

En verano hay que recorrer las estrechas callejuelas del barrio judío a primera hora de la mañana o antes de la puesta sol, ya que este aprieta bastante por estas latitudes. En cambio, en invierno hace frío de verdad, por lo que si te abrigas bien cualquiera hora es buena, aunque la mejor es cuando el sol está más vertical, sobre las 12, ya que así verás todas las calles iluminadas con los rayos del sol.

Barrio judío de Hervás
Barrio judío de Hervás
Barrio judío de Hervás
Barrio judío de Hervás

Llama la atención la cantidad de gatos que hay por sus calles y lo bien decoradas que están ciertas casas. Las llenan de plantas, como la hortensia, y dan un colorido muy bonito al barrio. Perderos, es lo mejor que se puede hacer.

Os recomendamos que antes de la visita os paséis por la oficina de turismo, situada en una de las calles peatonales del pueblo. De esta manera os podréis empapar de un poco de historia de este barrio, muy interesante por cierto.

La antigua estación de tren

El tren llegó al Valle de Ambroz en 1892 y dejó de circular en 1985, pero aún quedan restos que la hacen tener cierto encanto. Puedes ver las antiguas vías, restos de la infraestructura del antiguo tren a vapor y la antigua estación.

Estación de tren de Hervás
Estación de tren de Hervás
Estación de tren de Hervás
Estación de tren de Hervás

Museo de la moto y el coche clásico

Aunque no lo visitamos, a las afueras de Hervás hay un museo clásico para los amantes del motor. Es extraño ver museos como este en el Valle de Ambroz, por lo que nos sorprendió al ver su existencia por uno de los folletos de la oficina de turismo.

Museo de la moto y el coche clásico
Museo de la moto y el coche clásico

Ruta a las Charcas Verdes y la Chorrera de Hervás

Desde el centro de Hervás hay una bonita ruta que puedes hacer en coche (hasta las charcas) o a pie. Recomendamos esta última, ya que el camino es muy bonito, sobre todo en otoño, ya que los helechos y el musgo acampan a sus anchas.

Piscinas naturales en el Valle de Ambroz
Piscinas naturales en el Valle de Ambroz

Las charcas verdes son ideales para bañarse en verano, y más si vienes de hacer la ruta de la Chorrera, ya que el tramo entre las charcas y la chorrera tiene un pequeño desnivel que agota a más de uno. Os dejamos el track para que no os perdáis.

Datos prácticos

¿Cómo llegar?

Hervás está junto a la autopista A-66 o ruta de la plata, la carretera que une Salamanca con Extremadura. Para los que venís de Madrid llegar depende del tráfico de la capital. La mejor alternativa es la A-5 y luego tomar el desvío a Plasencia, pero también se puede ir por Avila, ya que más o menos se tarda lo mismo. La segunda, menos de autovía, la carretera es mucho más bonita.

¿Cuándo ir?

Nosotros recomendamos el otoño, que es cuando el valle está en su máximo esplendor. Ver los castaños es algo único por estas fechas. En cambio si eres de los que buscan darse un buen chapuzón el verano es la temporada, ya que el Valle de Ambroz está lleno de pozas y piscinas naturales.

Restaurantes que merecen la pena

  • Sésamo casa de comidas. Comida española moderna con una pequeña terraza
  • Más que parrilla. Si te gusta el rabo de toro y el cordero, este es tu sitio
  • Taberna el patio. Pequeño y con tapas, muy acogedor

¿Dónde dormir?

  • Casa rural Valdeamor. Es una de las casas más grandes de la zona, una casa que puedes alquilar íntegramente. Consta de nada menos 6 dormitorios.
  • El Jardín del convento. Como dice su nombre, tiene unos preciosos jardines donde dan las terrazas de la habitaciones. Es ideal para dos personas.
  • La Atalaya. Bonitos apartamentos cerca de los restaurantes y del centro de Hervás.
  • Apartamentos la plaza. Si tienes la mala suerte que te den un apartamento que dé a la terraza del bar de abajo te aseguramos de primera mano que no dormirás hasta que cierre, como a las 2am, ya que el ruido atraviesa las paredes. Eso sí, los apartamentos como tal son de buena calidad y muy bien equipados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*



Quizá también te guste

Recorriendo las piscinas naturales del Valle de Ambroz

Con la llegada del verano las piscinas naturales