La increíble cascada del Toro en Costa Rica

La cascada mas bonita de Costa Rica que cae en el fondo de un volcán

Cascada del Toro
Cascada del Toro

Costa Rica está repleta de grandes saltos de agua, tantos que nos podemos ver abrumados rápidamente con tanta belleza y esto convertirse en una monotonía durante el viaje. Por ello hay que marcar muy bien qué cascadas debemos visitar y la cascada del Toro en Costa Rica es imprescindible y por ello debe estar en el top de nuestra lista.

Vistas de la cascada desde el restaurante
Vistas de la cascada desde el restaurante

La cascada del Toro en Costa Rica

Introducción

Vallamos donde vallamos en Costa Rica, nos vamos a encontrar cascadas. Ejemplos como la cascada de la Fortuna en el volcán Arenal, La Paz Waterfalls Gardens cerca del Volcán Poas, la cascada del río Celeste en el parque nacional Volcán Tenorio, son claros ejemplos de lo que nos podemos encontrar a lo largo de nuestro viaje. por ello es imprescindible marcar muy bien que cascadas debemos visitar y a ser posible que sean de corte diferente. Es ahí donde la Cascada del Toro juega con una gran ventaja al aglutinar una bonita ruta de senderismo con una cascada única que cae sobre un antiguo volcán extinto.

La no tan conocida Cascada del Toro

La cascada del Toro es medianamente conocida en el ámbito turístico costarricense sin embargo no atrae tantos turistas como otras cascadas mucho menos impresionantes. Su razón es simple, su localización. Se encuentra entre el Volcán Poas y el parque nacional Juan Castro Blanco, lo que implica viajar por carreteras en mal estado durante horas, más el tiempo que tomemos en la caminata.

Cascada del Toro
Cascada del Toro

Sobre el mapa parece estar muy cerca del Volcán Poas, pero desde su entrada tenemos casi 2 horas de trayecto lo que en muchas ocasiones nos puede echar para atrás, especialmente porque no cuadra con muchos circuitos turísticos, optando por las cataratas de la Paz las cuales son también muy vistosas y de cómodo acceso.

Sin embargo, nuestra logística la deberíamos dejar atrás y visitar esta catarata dado que es una de las más bonitas de Costa Rica. No todos los días se ve cómo una cascada cae en el fondo de un volcán, todo ello acompañado por el olor a azufre que reina en el ambiente.

Visita a la Cascada del Toro

La cascada del Toro en Costa Rica y el conjunto de las cascadas azules, cascadas que comentaremos en otro artículo, están situadas en una finca privada a 2 horas de San José. La finca es propiedad de unos ciudadanos de Países Bajos, que con el ánimo de abrir al turismo esta parte de Costa Rica, están abriendo una red de senderos con el objetivo de dar una oportunidad de visitar unas cascadas que por antaño eran bastante inaccesibles.

Cascadas Azules
Cascadas Azules

La cascada del Toro fue la primera en abrirse, empezando por un bonito mirador y posteriormente por una ruta de senderismo que baja hasta su base tras recorrer cientos de escalones.

Tiene un coste de 14$, cuya entrada está incluida si optamos por la visita a las cascadas azules. Sin embargo, la mayoría de los visitantes optan principalmente por la cascada del Toro por su fácil acceso.

La ruta hasta la Cascada del Toro

Dejamos el coche en el parking, un parking seguro y vigilado. Allí mismo abonamos el coste de la visita y atravesamos las dependencias del restaurante. Allí mismo hay un pequeño mirador a la cascada del Toro y unas flechas indicando la ruta hasta su base. Una ruta que recorre 350 escalones en 3.5 kilómetros (ida y vuelta), que para bajarlos tendremos que tener cuidado si llueve. A esto debemos contar que el sufrimiento lo tenemos a la vuelta, dado que la ruta es lineal y por tanto hay que subirlos…

Inicio de la ruta
Inicio de la ruta

Comenzamos la bajada y lo primero que pasamos es un bonito jardín bastante bien cuidado y donde podemos ver vegetación propia de la zona y algún que otro mirador. Una vez pasado el jardín, llegaremos a una puerta donde comienza el trasiego de las escaleras.

Desnivel sorteado
Desnivel sorteado

Las escaleras están bastante bien cuidadas y no suelen resbalar demasiado, aún así hay que extremar la precaución especialmente porque están muy inclinadas. Sólo hay que mirar para arriba para ver el desnivel que nos ayudan a salvar.

Primeras vistas de la cascada
Primeras vistas de la cascada

Tras pasar el primer tramo de bajada, pasaremos a otro tramo de escaleras un poco mas descuidadas y en una zona donde es bastante difícil mantenerlas. La humedad es muy alta y las raíces de los árboles no ayudan en su conservación.

Vistas desde uno de los miradores
Vistas desde uno de los miradores

Tras ello llegaremos a la base de la cascada, base dividida en dos tramos. Un tramo en altura donde se ve extremadamente bien y otro casi debajo del chorro, apto para quienes quieran mojarse y oler a azufre todo el día.

Parte inferior de la cascada
Parte inferior de la cascada

Es aquí donde probablemente tomaremos más fotos, siempre que el vapor de agua nos lo permite. Este se mueve de manera constante y habrá momentos donde la cascada quedará completamente oculta y en otros muy despejada.

Cascada del Toro
Cascada del Toro

Tras este momento mágico toca regresar y “comernos” los 350 escalones de subida. Escalones que subiéndolos con calma se pueden hacer en menos de 30 minutos y que fácilmente chequearán nuestro estado físico.

Datos prácticos

Antes de partir

¿Cómo llegar a la Cascada del Toro?

Están situadas muy cerca de las cascadas azules, tanto que pertenecen a la misma finca y se aparca en el mismo parking.

¿Cuándo visitar la Cascada del toro?

Si el tiempo acompaña, en cualquier época del año. En temporada de lluvias deberíamos visitarlas a primera hora, entre las 7 y las 8 de la mañana. De hecho, si realizamos el circuito completo con las cascadas azules, este empieza a las 7 de la mañana.

¿Hay parking?

Si, está dentro de la finca y vigilado. Está incluído dentro del coste de la entrada.

¿Es dura la ruta para visitarlas?

No, pero conviene saber que no es apta para todo tipo de público. Hay 350 escalones los cuales no siembre son accesibles para cualquiera.

Son en total 3.5 kilómetros que se pueden recorrer en 90 minutos (ida y vuelta).

¿Se puede visitar con niños?

Están permitidos los niños desde los 4 años y con la supervisión continua de un adulto.

¿Hay qué reservar?

Depende. Si hacemos el circuito completo, si es necesario dado que nos debe acompañar un guía obligatoriamente. Si hacemos el circuito base de las cascadas azules + Toro,  no es necesario y podemos realizarlo por libre. En ambos tendremos la oportunidad de ver la catarata del Toro.Para reservar hay que mandar un whatsapp o un email al dueño. Los datos están en su pagina web. El tipo es de Países Bajos pero habla español.

¿Cuánto cuesta visitar la cascada del Toro?

Son 14$ en el año 2021.

¿Qué debemos llevar?

Calzado con suela anti-deslizante. Es posible llevar unas botas y unas sandalias. Repelente anti mosquitos y crema solar. Agua y algo de comida es también recomendado. No se debe beber agua de las cascadas.

¿Hay restaurante?

Lo hay pero ofrecen comida básica, como postres típicos y empanadas. El día que estuvimos no ofrecían casados.