Cueva de ValporqueroCueva de Valporquero

A tan solo 47km de León está la Cueva de Valporquero, una cueva de dimensiones colosales que hace que vuele tu imaginación como si estuvieras viviendo la novela de Julio Verne, Viaje al centro de la tierra.

La Cueva de Valporquero

Un poco de historia

No fue hasta 1966 cuando se hizo una gran obra de ingeniería y se acondicionó y abrió al público. Al estar situada a gran “altitud”, a 1.386m, es una cueva que nunca fue habitada por el hombre por las condiciones climatológicas tan adversas y en particularidad, por esta zona de España.

Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero

Se cree que hace un millón de años, en el Pleistoceno, las aguas del arroyo de Valporquero comenzaron a colarse por las grietas de la montaña, y lentamente con las años crearon esta maravilla subterránea con miles de estalactitas o estalagmitas entre otras.

Visitando la Cueva de Valporquero

La Cueva de Valporquero se la puede catalogar como una catedral subterránea en el corazón de una montaña. Esta ubicada en un entorno único, junto al espacio natural de las Hoces de Vegacervera y el Hayedo de Valporquero.

Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero

Dentro de la cueva cualquiera puede percibir que puede entrar perfectamente un edificio de 10 plantas o una catedral. La sensación que te llevas al entrar es como estar viendo la película del Señor de los Anillos en el momento que visitan las Minas de Moria.

Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero

La cueva tiene dos niveles, un nivel superior en el que se recorre 1,2km y uno inferior de 2km, transitado por el río, solo abierto para la práctica de espeleoturismo a través de empresas especializadas en el llamado Curso de las aguas (se puede acceder también si se tiene el permiso y si la titulación).

Visitando el nivel superior

El nivel superior es donde se realiza la visita turística y que está dividida en 7 grandes espacios. La visita es guiada y lo primero que nos dijo el guía es que la temperatura que hay en el interior todo el año es de 7ºC, por lo que si vais en verano, ojo, abrigaros bien.

Desde la caseta de venta de tickets hasta la cueva hay que atravesar la montaña por un túnel excavado por el hombre, no es la cueva aunque lo parezca, solo es el preámbulo para llegar a la entrada de la cueva.

Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero

La entrada real de la cueva es algo que no te esperas, ya que en vez de una cavidad estrecha es una boca de dimensiones colosales. Poco después de dejar la entrada se llega a una zona llamada la Gran rotonda, donde se llega hasta los 20m de altura y 100.000m2 de espacio subterráneo, imaginaros la sensación de espacio dentro de una montaña lo que provoca.

Entrada a la Cueva de Valporquero
Entrada a la Cueva de Valporquero

En época de lluvias se forman decenas de cascadas en la cueva y el río baja por el interior de la cueva de forma salvaje, creando torrentes y lagunas a su alrededor. Uno de los rincones más bonitos de la cueva es la zona de las Hadas, donde se forma una pequeña laguna iluminada y varias cascadas.

Cerca de las Hadas esta una “gran avenida” llamada Gran Vía, que alcanza los 30 metros de altura y 200m de largo. Es el punto donde se accede al nivel inferior.

Cueva de Valporquero
Cueva de Valporquero

Lo que más nos llamó más al atención fue la caída del río dentro de un “precipicio” subterráneo de nada menos 50m de altura que hace desaparecer literalmente al río Valporquero entre estalactitas y el vapor que suelta el agua, creando un ambiente fantasmagórico.

La visita dura apenas una hora, pero desde el principio ya se aprecia su belleza a través de su singularidad, sus dimensiones.

El nivel inferior, el curso de las aguas

En verano a través de empresas especializadas se puede hacer el llamado curso de las aguas, un recorrido que dura unos 3 o 4 horas por la parte más aventurera de la cueva.

Comparando otras cuevas de España

La cueva de Valporquero es una cueva diferente. A diferencia de la Cueva de Aracena en Huelva o las Cuevas del Aguila en Ávila la sensación de galería apenas existe, pero en cambio se gana en espacio y en altura en muchos espacios. Parece algo sobrenatural ver una cavidad tan grande como ocurre en Valporquera. Otra diferencia es el agua, aunque haya cuevas que se recorren en barca como la Cueva de San José en Castellón o tengan espacios únicos donde el agua te deje maravillado, como en el caso de Aracena, en Valporquera pasamos al lado más salvaje, ya que hablamos de un río frenético atravesando una montaña entre saltos y enormes cascadas. Cada cueva tienes sus maravillas y peculiaridades, y la de Valporquera tiene las suyas bien diferenciadas.

Gruta de las Maravillas
Gruta de las Maravillas

Datos prácticos

¿Cómo llegar?

La cueva está situada al lado del pueblo de Felmín, al norte de León. Hay que ir por la preciosa carretera de las hoces del Vegacervera y tomar el desvío hacía la cueva. ver en Google Maps.

Junto a la entrada hay un restaurante y un enorme parking gratuito así como un bonito merendero en la montaña.

Recorridos y horario

Tanto en otoño como en primavera la cueva luce mucho más por las lluvias o por el deshielo, ya que es música para tus oídos escuchar el río y los torrentes dentro de la cueva. Conviene saber que cierra a mediados de diciembre hasta principios de marzo.

El horario de visita de la cueva es de 10 a 17h.

Normal

  • Distancia: 1,6km
  • Duración: 60 minutos
  • Escalones: 322

Largo

  • Distancia: 2,4km
  • Duración: 90 minutos
  • Escalones: 486

¿Cuánto cuesta?

La entrada cuesta 6€ y las visitas son guiadas. Existen dos recorridos, parea el largo son 8,5€.

Seguro de viaje

Para un viaje como este lo mejor es contratar un seguro. Iati nos ofrece una oferta para seguidores de Viaja por libre. Viajar no te exime de tener un accidente, necesitar a un médico, un traslado o medicamentos. No te la juegues. Contrata el seguro de viajes haciendo click en el banner y tendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Viaja por libre. Si deseas ampliar más información pulsa aquí.

Quizás te interese :)

Sobre el autor

Viajero, fotógrafo y aventurero incansable pero no de profesión. Hace años que perdí la cuenta de los países que he visitado, pero aún me queda muchas experiencias por sentir y cumbres donde poner mis botas. Sígueme en Twitter y Google+.

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*



Quizá también te guste

Ruta a las Tres Marias y Peña Esquina

La ruta a las Tres Marias y la