Ruta de FlyschRuta de Flysch

Una de las rutas más bonitas del País Vasco es la llamada ruta del Flysch, una ruta por la agreste costa que parte desde Zumaia a Deba. Se puede hacer a pie o en barco, pero donde más se disfruta y se tienen las mejores vistas es haciendo la ruta de senderismo que recorre esos caminos de verde intenso y esas playas sacadas del fin del mundo.

La ruta del Flysch

Acantilados y vistas únicas

Los espectaculares y llamativos acantilados de la costa occidental de Guipuzkoa han convertido a la Ruta del Flysch en una de las mejores excursiones que puedes hacer cerca de San Sebastián. Una excursión que invita hacer trekking por acantilados con más de 50 millones de historia con formas un tanto extrañas, como si de costillas o quebradas se trataran.

Ruta de Flysch
Ruta de Flysch
Ruta de Flysch
Ruta de Flysch

A parte, al ruta se combina con paseos por la playa junto a un mar de rocas erosionadas por las olas o por el sendero interior, donde las vistas que combinan los bosques y los acantilados hacen de esta ruta única.

Mapa Ruta del Flysch
Mapa Ruta del Flysch
Desnivel Ruta del Flysch
Desnivel Ruta del Flysch

La ruta recorre entre 14 y 16km entre senderos y paseos por la playa sorteando desniveles de unos 100-150m, por lo que parte de la ruta es un sube y baja constante pero muy agradecido por el paisaje y las panorámicas que se ven tantos a pie de costa como por los verdes prados que hay sobre los acantilados.

Antes de partir. El tiempo y la marea

Uno de los aspectos más importantes antes de partir es el estado de las mareas. Si la marea esta alta no se podrá pasear por la playa y por tanto perderás una de las visiones clásicas de la ruta del Flysch, sus acantilados. Eso si, aunque no pudieras la ruta merece la pena, ya que hay puntos a los que se puede bajar incluso con marea alta.

Ruta de Flysch
Ruta de Flysch
Ruta de Flysch
Ruta de Flysch

En mayo, la marea comenzaba bajar a partir de las 13h y volvía a sus andadas sobre las 18h, por lo que la hora de comer es una buena hora para poder partir. Ten en cuenta que hay dos tramos por los que se puede caminar por la playa, por lo que cada uno es libre de ir por arriba o por abajo. Nosotros recomendamos combinar ambos, como la comentamos en este artículo. Bajaros el track si lleváis alguna app de senderismo en el móvil o un GPS, ya que merece la pena seguirla.

No te olvides mirar el estado de las mareas, sobre todo para planificar tu hora de salida y poder caminar por la playa parte de la ruta

Partiendo desde Zumaia

Comenzamos en Zumaia, desde la Ermita de San Telmo. Es curioso ver como la mayor parte de los visitantes se quedan junto a la ermita y no acceden al sendero de la ruta de Flysch, conformándose con las vistas, bonitas eso si, con solo el paisaje de Zumaia y su playa.

Desde la ermita hay que tomar el sendero que sale justo detrás de ella por la costa, hasta llegar a un extremo y unas escaleras que bajan hacia al mar, unas escaleras que solo están accesibles si la marea esta baja. Si no fuera el caso hay que seguir el sendero de la izquierda y subir junto a los acantilados, pero te perderás uno de los tramos más espectaculares de la ruta de Flysch.

Ermita de San Telmo
Ermita de San Telmo
Las escaleras hacia la playa
Las escaleras hacia la playa

Nosotros esperamos a que la marea bajase y caminamos junto a las rocas con muchísimo cuidado, ya que las rocas suelen resbalar bastante. Pasados varios tramos donde a veces toca poner el culo sobre las rocas llegamos a una playa donde las piedras estaban moldeadas por las olas y su incensante ir y venir. El paisaje como lo más parecido al fin del mundo, con esas paredes extrañas y ese suelo sacado de una película de dibujos animados.

Partiendo desde Zumaia
Partiendo desde Zumaia
Ruta de Flysch
Ruta de Flysch

Hay tramos junto a la playa que son más sencillos que otros, pero siempre hay que andar con cuidado y ver donde se ponen los pies. El agua penetra entre las rocas y hace que resbale en gran parte de los tramos, sobre todo en aquellos donde se forman charcas en los que los peces quedan atrapados.

Es impresionante ver los reflejos y ese color verde formado por las algas sobre las rocas. además, al estar en la cara norte el sol siempre está en su máximo esplendor, por lo que la fotografía casi siempre está asegurada si la lluvia, con su permiso, lo permite.

Ruta de Flysch
Ruta de Flysch
Ruta de Flysch
Ruta de Flysch

Durante este tramo es inevitable estar parando todo el rato por increíble belleza, pero no olvidemos que hay que estar muy atentos siempre a la hora y el subir de la marea. Este primer tramos, desde las escaleras hasta el final de la playa, son unos 4km, que después de andar entre tanta piedra es de agradecer volver a un sendero aunque para ello haya que acometer unos 100m de desnivel.

Ruta de Flysch
Ruta de Flysch
Ruta de Flysch
Ruta de Flysch

Hasta la Playa de Sakoneta

Ya en el sendero se asciende poco a poco entre granjas llenas de vacas y prados increíblemente verdes. Las vistas cambian por completo y no conviene despistarse, ya que uno puede perderse entre los múltiples desvíos de este tramo. En cualquier caso siempre hay que ir paralelo a la costa en dirección oeste. Normalmente esta señalado con el cartel del Deba y el color del sendero, rojo y blanco, por lo que no debería tener pérdida.

Ruta de Flysch
Ruta de Flysch

Una vez en la Playa de Sakoneta puedes decidir si continuar junto al mar o volver por el mismo sendero en dirección Deba. Nosotros nos adentramos un poco y posteriormente volvimos al sendero ya que la marea comenzaba a subir. Es mejor ser precavido que morir en el intento… Aquí es frecuente ver a la gente pasear junto a las formaciones del Flysch.

Playa de Sakoneta
Playa de Sakoneta
Playa de Sakoneta
Playa de Sakoneta

Tramo final hasta Deba

Una vez dejado atrás la Playa de Sakoneta se lleva realizado más del 60% de la ruta, por lo que a partir de este momento ya no se vuelve a bajar a la playa y todas las vistas son desde lo alto de los acantilados o desde el interior de los bosques que acogen a la localidad de Deba.

Recientemente se ha inaugurado un tramo llegando a Deba, en el que hay que cruzar un puente de madera para luego bajar una colina que te deja en pleno centro de Deba. Por cierto para volver a Zumaia, ya que la ruta no es circular, es tan fácil como tomar el tren y en unos 10 o 15 min llegarás a Zumaia por 2,5€.

Playa de Sakoneta
Playa de Sakoneta
Llegando a Deba
Llegando a Deba

Datos prácticos

Antes de partir a la Ruta del Flysch

¿Por dónde partir?

La ruta puede partir tanto desde Deba o Zumaia. La ruta no es circular, por lo que la vuelta habrá que hacerla en tren de una forma cómoda y sencilla.

¿Dónde dormir?

En Zumaia

  • Casa rural Xabin. Una bonita casas rural con preciosas vistas desde 55€ la noche
  • Telmo's Home. Apartamento cerca de la playa para 5 personas por 150€ la noche. Merece la pena si vais en grupo 🙂

En Deba

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*