Dejamos atrás los bulliciosos embarcaderos que parten hacia el Lago Inle desde Nyaungshwe. Muchos dicen que la única opción para poder ver el lago es tomar una de esas grandes barcazas que parte hacia el sur del lago. Pero si quieres acceder a puntos menos turísticos, a pueblos que nacen en la montaña y acaban en la orilla del lago o simplemente si quieres acabar en un oculto monasterio o en una bodega de dudosa calidad, la única opción es hacer una ruta en bicicleta.

Este del lago
Este del lago

Cuando hablamos la primera vez del Lago Inle fue para mostraros el lado más conocido, a sus pescadores y a las rutas en barco. Por su extensión decidimos contar más adelante como hacer una ruta en bicicleta, fácil y combinándola si no tienes fuerzas o tiempo con las barcas del lago, porque estas barcas son capaces no solo de transportarte a ti y a tu bicicleta, si no al ganado, a multitud de aldeanos y suministros para los espectaculares pueblos flotantes del lago.

Lago Inle
Lago Inle

Ruta en bicicleta y regreso en barco

Después de recorrer durante todo un día el Lago Inle en barco decidimos verlo a golpe de pedal, en bicicleta, para descubrir nuevos pueblos y saborear los viñedos que albergan estas colinas tan verdes y llenas de vegetación.

Recomendamos hacer la ruta a primera hora de la mañana, cuando menos aprieta el sol y cuanto menos tráfico hay fuera de las grandes poblaciones. La ruta que explicaremos a continuación es de medio día, pero si se quiere rodear todo el lago se necesitará al menos un día entero, una buenas piernas y paciencia con el Rolls Royce de las bicicletas :). Veamos que tal.

A la mañana siguiente de hacer la ruta en barca fuimos a alquilar un par de bicicletas en Nyaungshwe, la ciudad en la que estábamos hospedados. Sea en los propios hoteles o cerca del mercado, alquilar una bicicleta ronda los 4.000 MMK, menos de 3€ al día. La bicicleta no es que sea una maravilla pero al menos tiene marchas y una pequeña cesta para dejar tu mochila.

Nyaungshwe, Lago Inle
Nyaungshwe, Lago Inle

La ruta por excelencia es empezar a recorrerla por la orilla este para ver alguna bodega, pequeñas aldeas con sus bulliciosos colegios y algún que otro monasterio perdido en la montaña. El camino no tiene pérdida, es la única carretera que conduce al sur del lago por la orilla este. Es asfaltada, estrecha y hay que andar con cuidado, sobre todo cuando pasan los camiones a toda velocidad.

Por esta ruta se accede a una de las bodegas más famosas de la región, Red Mountain State, un popular “mata ratas” de la región, que si bien merece la pena la visita por sus vistas, su vino no deja de ser de pésima calidad. Allí mismo es posible hacer una cata por 2.000 MMK, donde te dan a probar 4 vinos ratoneros pero que te hacen pasar un buen rato. Es increíble ver que pueden llegar a pedir hasta 29.000 MMK por estos vinos…

Bodegas Red mountain State
Bodegas Red mountain State
Bodegas Red mountain State
Bodegas Red mountain State

Más adelante, justo después de divisar a lo lejos parte de la orilla del lago se llega al poblado de Maing Thauk, donde si se gira hacia la izquierda se llega al monasterio del bosque por una pista de tierra bastante empinada y que te puede hacer bajar de tu bicicleta. Desde el pueblo esta a unos 3km.  Respecto al pueblo, destaca porque la mitad de éste esta en tierra y la segunda sobre el agua. La parte flotante es accesible desde un precioso puente de teca donde están los barqueros para poderte llevar al otro lado del lago.

Lago Inle
Lago Inle

Nosotros por tiempo no pudimos recorrer la orilla oeste, pero en un día es posible. Tengamos en cuenta que solo hasta el puente de teca son alrededor de 16km, por lo que desde la orilla oeste hasta Nyaungshwe calculad el doble. Tanto si se quiere ir a la orilla oeste o volver a Nyaungshwe el precio de la barca ronda los 8.000 MMK.

Una ruta como esta merece la pena, ya que ves más de cerca a los poblados del interior y los monasterios ocultos en las colinas. Es una de las muestras porque hay que pasar más de dos días en el Lago Inle en tu visita a un país con tanto encanto como Myanmar. Javier Blanquer.

Seguro de viaje

Para un viaje como este lo mejor es contratar un seguro. Iati nos ofrece una oferta para seguidores de Viaja por libre. Viajar no te exime de tener un accidente, necesitar a un médico, un traslado o medicamentos. No te la juegues. Contrata el seguro de viajes haciendo click en el banner y tendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Viaja por libre. Si deseas ampliar más información pulsa aquí.

2 Comments

  1. Que pedazo ruta!

  2. Pingback: Myanmar por libre

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*