Enterradas hasta 1920, las ruinas de Jerash son un ejemplo de conservación de una época tan grandiosa como fue la del imperio romano. Entrar en Jerash es viajar en el tiempo, y es casi como estar en la antigua Roma. Esta ciudad que llegó a tener cerca de 20 mil habitantes, llegó a ser una de las 10 ciudades más importantes del imperio romano. Nos adentramos en esta ciudad y te explicamos cuales son los mejores lugares para poder descubrir una ciudad que tuvo su momento, un momento que se percibe cuando uno hace acto de presencia en esta apasionante ciudad.

Un poco de historia

Jerash, una ciudad que en su máximo apogeo llego a tener más de 20 mil habitantes pertenecía a la provincia de Gerasa, una de las regiones del próximo oriente del imperio romano. Jerash comenzó aparecer en el “mapa” en tiempos de Alejandro Magno, debido a sus tierras fértiles y por estar dentro de una de las principales rutas comerciales. Fue el general romano Pompeyo quien la integró dentro del imperio y Trajano quien le trajo su mayor periodo de esplendor, cuando Trajano anexionó el reino de los Nabateos a la provincia de Gerasa.

Arco de Adriano
Arco de Adriano

Poco después, con la llegada de Adriano a la ciudad se construyó el monumento más importante de la ciudad, el famoso arco de Adriano, dando comienzo a una decadencia lenta que duró varios siglos y que en parte fue empujada con la destrucción de su vecina Palmira, Siria, en el 273 d.c, y por el declive del comercio caravanero y por el incremento de las rutas marítimas.

Teatro sur
Teatro sur

Ya en el año 746 sufrió un gran terremoto que destruyo parte de la ciudad y hasta nuestros días sufrió varias invasiones, alguna que otra cristiana, convirtiendo alguno de sus templos en fortalezas templarías.

Hoy en día Jerash

Pero hoy en día Jerash ha cambiado mucho. Actualmente Jerash es uno de los puntos más atractivos de la geografía Jordana y estar cerca de Aman, la capital, hace que sea mucho más interesante su visita. Después de todo Jerash esta a tan solo 40 km y menos de una hora en coche o en autobús.

Las ruinas de Jerash es un claro ejemplo de una gran ciudad de provincias, con sus teatros con butacas numeradas, una gran plaza y sobre todo, dos grandes accesos a la ciudad, donde destaca el Arco de Adriano, el punto de entrada a las ruinas de Jerash

El Arco de Adriano actualmente mide 13 m, la mitad de lo que media en el año 129 d.c. Detrás de éste esta el hipódromo, parcialmente restaurado, junto a las casas de los aldeanos de la Jerash moderna. Si no fuera por una pequeña valla, los niños del lugar lo utilizarían como un gran campo de fútbol, la verdad que verlo apetece.

Jerash
Jerash

Pasado el hipódromo llega la imponente plaza de forma ovalada rodeada por numerosas columnas. Desde este punto se puede visitar el teatro sur a la izquierda, subiendo por un camino que se dirige al mayor teatro de las ruinas de Jerash y el mejor punto para admirar desde arriba toda la ciudad.

Plaza Oval
Plaza Oval

Jerash es una ciudad que se visita en una mañana, desde luego es mejor madrugar, sobre todo para evitar los autobuses de  turistas o los colegios que la visitan. De todas formas por su tamaño siempre uno se puede sentir solo, aunque en los mejores emplazamientos en función de la hora, uno puede llegar a sentirse un poco agobiado en fechas como la Semana Santa.

¿Qué visitar en Jerash?

Debido a la capa de arena que cubría la ciudad, algo más de 50cm hasta principios del siglo XX, la mayor parte de los edificios están muy bien conservados, destacando los siguientes:

Mapa de Jerash
Mapa de Jerash

Arco de Adriano

El monumento más famoso de la ciudad se construyó para conmemorar la visita del emperador Adriano. Tiene 3 arcos y el mayor de ellos mide 13m. La parte superior que corona el arco mayor fue restaurada el siglo pasado.

Arco de Adriano
Arco de Adriano

Teatro sur

Junto al templo de Zeús tiene una capacidad para 3.000 espectadores. Hoy en día alberga ocasionalmente conciertos al aire libre debido a su excelente acústica. Si ves el vídeo de este artículo podrás comprobarla.

Teatro sur

Hipódromo

Actualmente restaurado llegó a tener un aforo para 15.000 espectadores. Ya me imagino allí las carreras de caballos y las competiciones deportivas. También fue un lugar que se utilizó para jugar al polo en el siglo VII.

Hipódromo
Hipódromo

Plaza Oval

El exponente de Jerash y el punto de referencia para conocer la ciudad. No está claro cual era su función, quizá un mercado, pero las 56 columnas que la rodean y su suelo perfectamente pavimentado hacen que la plaza Oval sea junto al teatro Sur los dos mejores lugares de las ruinas de Jerash.

Plaza Oval
Plaza Oval

Cardo Maximus / Avenida de las columnas

Construida en el siglo I d.c ocupó la principal vía de la ciudad. Aún se puede observar las huellas de los carruajes y las diferentes alturas de las columnas debido a que en aquel tiempo las casas o las tiendas ocupaban esta impresionante avenida tenían diferentes alturas.

Jerash
Jerash

Nymphaeum / Ninfeo

La fuente más importante de la ciudad y templo dedicado a las ninfas. En la mitología griega las ninfas eran las hijas de Zeus y representaban la fecundidad de la naturaleza, ya que vivían en los bosques o en las montañas. Es fácil identificarlas ya que siempre se las representa desnudas. En cambio en el periodo romano se las suele asociar principalmente a las divinidades del medio acuático, por eso este templo alberga una fuente.

Macellum
Macellum

Templo de Artemis

Situado al norte de la ciudad, estaba dedicado a la diosa de la guerra y de la fertilidad, dos conceptos curiosos de unir en un Dios. Hoy en día solo quedan 11 de las 12 columnas que lo componían, pero dicen los libros de historia que lo más impresionante de este templo eran sus estatuas y su frío suelo de mármol que por desgracia no ha llegado hasta nuestros dias.

Hoy es uno de los pocos lugares para cobijarse del sol abrasador y es frecuente ver a los guías con sus grupos dentro de este templo.

Jerash
Templo de Artemis

Teatro norte

De menor tamaño pero de similar espectacularidad que el teatro sur,  ha llegado a nuestros días con un excelente estado de conservación. Tiene unas excelentes vistas hacia la puerta norte, uno de los monumentos menos visitados quizá por estar en el otro extremo de la ciudad.

Recomiendo rodearlo y acceder a la parte más alta sobre el anfiteatro, el mejor lugar para poder ver toda la ladera norte de Jerash.

Teatro norte
Teatro norte

Por último, antes de dejar atrás Jerash quería hacer una mención a Turquía, ya que este lugar nos recordó a las inumerables ruinas, principalmente griegas la verdad, en la costa sur de Anatolia. En esta zona del del planeta, bajo mi humilde opinión, están posiblemente las ruinas mejor conservadas de aquellos tiempos que ya contaremos más adelante, ya que esto es otro viaje y es otra historia. Javier Blanquer.

Datos prácticos

¿Cuando ir?

Es visitable todo el año, pero como en cualquier otro lugar de Jordania, conviene evitar las altas temperaturas del verano. En Jerash hay muy pocos lugares para poder cobijarse del sol, salvo en los teatros o en algún templo. La Semana Santa, un clásico de Jordania, hace muy buena temperatura, pero tiene el inconveniente de las hordas de turistas.

¿Cómo llegar?

Se puede llegar en autobús. Hay salidas todos los días desde Amman en la estación de Abdali. Si eres un poco más delicado con el calor la empresa Hijazi dispone de autobuses con aire acondicionado. No se tarda más de una hora.

Una cosa a tener en cuenta, a partir de las 17h no suelen circular autobuses hacia Amman, por lo que la única forma de volver sería en taxi.

¿Que llevar?

No deja de ser un emplazamiento turístico de primer orden y donde se puede conseguir casi de todo, pero una buena gorra, una mochila con tu bocata y agua no pueden faltar. Como hemos dicho anteriormente, el sol, sobre todo en verano, arrecia bastante.

¿Donde dormir?

Buena pregunta, ya que no nos quedamos a dormir allí, sobre todo por la cercanía de Amman, la capital, donde hay multitud de lugares para poder alojarse.

Seguro de viaje

Para un viaje como este lo mejor es contratar un seguro. Iati nos ofrece una oferta para seguidores de Viaja por libre. Viajar no te exime de tener un accidente, necesitar a un médico, un traslado o medicamentos. No te la juegues. Contrata el seguro de viajes haciendo click en el banner y tendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Viaja por libre. Si deseas ampliar más información pulsa aquí.

7 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Impresionante! Gran viaje y excelente trabajo!

  3. Maria Dolores

    Hola me gustaría saber como te trasladas de Jerash o Madaba a Petra?

    1. Hola,

      Hay autobuses que salen de Jerash a Aman. Una vez en Aman en la estación puedes tomar otro hacia Petra. Otra opción es alquilar un coche, ya que las carreteras están en buen estado.

      Saludos, Javier

  4. Maria Dolores

    Hola como esta ahora la zona con el tema del conflicto armado?

    1. En Jordania sin problemas. Es el país más tranquilo de la zona, un a especie de oasis.

      Javier

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*