Etna
Etna

Italia. El siempre activo Monte Etna

| 4 Comentarios

El monte Etna, sinónimo de erupciones y explosiones, tiene su punto más alto a 3.323m dominando toda la costa del mar Jónico. Es el punto de referencia del este de Sicilia, no solo por su altura si no por ser nada menos el volcán más grande de toda Europa. Si decides ir a Sicilia y hacer senderismo en este volcán antes consulta las noticias, la prensa, es un volcán vivo, muy activo y aunque a veces su cumbre humeante parezca estar dormido más bien está preparando su siguiente erupción.

Subida al Etna

Subida al Etna

A lo largo de su historia el monte Etna se ha cobrado numerosas vidas por erupciones repentinas o por descuidos de los turistas. A principios del siglo XX se produjeron las erupciones más espectaculares en 40 años y a día de hoy sigue rugiendo este impresionante volcán, soltando lava cada dos o tres años, la última vez en marzo 2013, hace tan solo unos días, mostrando su fuerza y quien es el dueño de esta bella isla italiana.

Monte Etna

Monte Etna

Para subir el monte Etna antes hay que informarse llamando a la oficina del parque y luego si las noticias son positivas ir a uno de los principales accesos al volcán, al norte por Piano Provenzano o al sur, por el Rifugio de Sapienza.

Describir la cima es hablar de un producto caducado. Cuando hay una erupción la cima del Etna en muchas ocasiones cambia. Cambia sus formas, el tamaño de sus cráters e incluso con los años pueden dar vida a otros. Al ser un volcán vivo las rutas pueden variar y lo mejor antes de partir es  concretar cual es la vía más adecuada para subir a este increíble volcán.

Casa tapada por la lava

Casa tapada por la lava

Cuando asciendes por la carretera del sur, poco antes de llegar al refugio, puedes contemplar los estragos que produjo erupciones anteriores enterrando casas o dejando ríos de lava en medio de los bosques que lo rodean.

Al llegar al refugio existe la posibilidad de utilizar un funicular que te deja no muy lejos del cráter y que acorta la ascensión a 4h ida y vuelta. El funicular es de subida, pero la bajada, aunque más larga, es uno de los momentos mágicos de esta montaña, ya que en sus laderas de arena fina volcánica es posible bajar corriendo y dar grandes saltos como si te persiguiera la lava del volcán. ¿Que no te lo crees?. Aquí tienes la prueba.

La gran bajada

La gran bajada

Aún recuerdo el momento de terminar la bajada y ver que mi mochila estaba abierta y comprobar que mi querida cámara reflex había desaparecido. Como alma que lleva el diablo me tocó volver a la cumbre en busca de la cámara y gracias a que se había enredado en una bolsa blanca pude recuperarla, ya que una cámara negra en un mar de arena negra salvo para un lince, me temo que nunca la hubiera encontrado.

Monte Etna

Monte Etna

Cráter

Cráter

A veces viajando te llevas sustos, pero a cambio te puedes llevar como está vez dos buenos momentos, el haber subido a uno de los volcanes más enigmáticos del planeta y recuperar tu cámara con las fotos de un viaje a una isla tan espectacular como es Sicilia.

Al acabar la ascensión nos fuimos hacia Taormina, famosa por su teatro con vistas al mar, pero esto es otra historia y es otro viaje. Javier Blanquer.

Cráter

Cráter

MAPA DE LA ZONA

 

Datos prácticos

¿Cuando ir?

Al ser una isla del Mediterráneo cualquier época es buena, pero si quieres combinar el senderismo con la playa, salvo en verano, no siempre es posible bañarse en sus playas, que por cierto, algunas son privadas.

¿Cómo llegar?

Se accede desde el norte por Piano Provenzano o por el sur, por el Rifugio de Sapienza.

¿Que llevar?

Calzado de montaña a ser posible de bota, ya que te puede entrar arena en los pies con mucha facilidad. A parte, incluso en verano, al llegar a los 3.000m la temperatura baja considerablemente, por lo que en la cima ropa de abrigo.

¿Donde dormir?

Es posible dormir en el propio Rifugio de Sapienza o en el camping de Nicolosi. De todas formas desde las ciudades de la costa en coche de alquiler o en autobús no se tarda más de 1 hora, por lo que cualquiera de estas ciudades te va a ofrecer multitud de lugares para dormir.

Autor: Javier Blanquer

Viajero, fotógrafo y aventurero incansable pero no de profesión. Hace años que perdí la cuenta de los países que he visitado, pero aún me queda muchas experiencias por sentir y cumbres donde poner mis botas. Sígueme en Twitter y Google+.

4 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Subir un monte de estos es alucinante. Hace dos años subí el Teide.

  3. Pingback: Malta mucho más que el 12 a 1

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


*