ClonmacnoiseClonmacnoise

A medio camino de Galway, partiendo desde Dublín, se encuentra el Monasterio de Clonmacnoise. Un lugar que ha vivido tiempos mejores pero que a su vez conserva un encanto especial. Pasear por sus innumerables cruces celtas y soñar con lo que una vez fue este lugar, se convierte en una parada imprescindible en cualquier viaje a Irlanda.

Monasterio de Clonmacnoise
Monasterio de Clonmacnoise – Cruz de las Escrituras (réplica) + Catedral

Irlanda. El monasterio de Clonmacnoise

Historia

Clonmacnoise (Cluain Mhic Nóis)  que significa Prado de los Hijos de Nós, fue fundado por el Santo Ciarán alrededor del año 545/548 DC junto a lo que por aquel entonces era uno de los cruces de caminos  mas importantes del país, el cual unía la Autovía de los Reyes (Highway of the Kings) y el Rio Shannon.

Con los años se convirtió en un lugar donde monjes de numerosos puntos de Europa venían a completar sus estudios. Clonmacnoise se había convertido en uno de los puntos religiosos mas importantes del país, donde la literatura y el arte eran sus puntos mas fuertes.

Tanta relevancia tuvo que en el año 1198 el último Rey de Irlanda (Rory O’Connor) fue enterrado en la Catedral. Con los años y tras sobrevivir a numerosos incendios y robos ocasionados por los Vikingos, Anglo-Normandos y los propios irlandeses, el lugar comenzó a entrar en decadencia hasta que en el siglo XVI se convirtió en ruinas.

El Museo

La entrada al complejo cuesta alrededor de 6€ (2013) y da derecho a visitar las ruinas y un bonito museo. Este último se puede recorrer en 1h y está compuesto de recreaciones de la vida durante el apogeo del monasterio. Lo mas interesante son las cruces celtas y estelas extraídas de las ruinas con el objetivo de no erosionarse. En el exterior fueron reemplazadas por réplicas.

Museo de Clonmacnoise
Museo de Clonmacnoise – Cruz del Sur

Dos de los símbolos mas importantes de Clonmacnoise no están precisamente aquí sino en el Museo Nacional y en la Royal Irish Academy de Dublín, concretamente el Báculo del Abad de Clonmacnoise y el Libro de la vaca parda (Leabhar na hUidhre) del siglo XII.

Por último existe una reconstrucción de una vivienda de madera donde residían los monjes del monasterio. Hoy en día no queda ninguna original.

Las ruinas

El conjunto de las ruinas está compuesto por una catedral, siete pequeñas iglesias y dos torres. Miremos por donde miremos, veremos muchísimas cruces celtas coronando centenares de lápidas de piedra.

Nuestra visita no siguió ningún itinerario establecido sino que nos dedicamos a seguir los pequeños senderos examinando cada una de las cosas que íbamos viendo. Lo primero que vimos fue la Catedral, despojada de su techo como casi todos los edificios de la zona. Fue fundada en el año 909 por Flann Sianna (Rey de Irlanda) y hospeda bajo sus cimientos numerosas tumbas pertenecientes a la Familia Coghlan. Pese a no poseer techo, hay ciertas partes que se han restaurado y con cierta controversia, como el Arco de  Whispering, reconstruido en estilo gótico (Ver listado de fotos).

Monasterio de Clonmacnoise - Catedral
Monasterio de Clonmacnoise – Catedral

Decidimos continuar hacia el lado que converge con al río Shannon, donde se haya la Torre de Finghin, del siglo XII. Su  cúpula fue derribada por un rayo en el mismo siglo de su construcción, mala suerte…, pero rápidamente fue reconstruida por una nueva. Desde aquí podemos pasar a través de una tapia y poder acércanos a la orilla del rio y ver el en embarcadero donde amarran los cruceros provenientes de Shannonbridge.

Monasterio de Clonmacnoise - Temple Finghin
Monasterio de Clonmacnoise – Temple Finghin

Muy cerca de la torre se haya el Templo de Connor (Siglo XI) y por lo que parecía su estado de conservación era impecable aunque su interior fue totalmente remodelado. Actualmente es una pequeña iglesia protestante, cerrada al público y la cual se utiliza en ciertas ocasiones, principalmente los Domingos de cada verano.

Monasterio de Clonmacnoise - Temple Connor
Monasterio de Clonmacnoise – Temple Connor

Existen muchos  templos mas como el de Kelly, Clarán, Melaghin, Downling, Hurpan, .., etc pero lo que mas nos llamó la atención son las Cruces Celtas. Su origen es Irlandés y son fácilmente reconocibles al divisar un circulo que bordea una cruz cristiana. Como anécdota estas se erigieron hasta el siglo XV y posteriormente la tradición fue resucitada en el siglo XIX por el nacionalismo irlandés.

Monasterio de Clonmacnoise
Monasterio de Clonmacnoise

La verdad que el lugar se puede convertir en algo muy siniestro las noches donde la niebla proveniente del río cubre el cementerio por completo. No hallé rastros de movimientos de tierra por lo que los muertos bien muertos están :-D.

Monasterio de Clonmacnoise
Monasterio de Clonmacnoise

Para finalizar nuestra visita, regresamos a la entrada principal para deleitarnos con la Torre de O’Rourke. Investigando un poco descubrimos que originalmente se construyó fuera del Monasterio, hasta que mas adelante se movieron las vayas y la colocaron finalmente dentro. Como muchas otras torres de Irlanda, su nombre lo dio su propio constructor, un tal Fergal O’Rourke.

Monasterio de Clonmacnoise - O'Rourke's Tower
Monasterio de Clonmacnoise – O’Rourke’s Tower

Hasta aquí repasamos un poco lo que fue Clonmacnoise para nosotros. Aún nos quedan muchos mas lugares de Irlanda que contaros.

Los alrededores del monasterio de Clonmacnoise

Como recomendación personal, me desplazaría a Galway tras la visita a Clonmacnoise. Además de disfrutar paseando sus calles repletas de pubs, podréis degustar uno de los mejores fish & chips del país en McDonagh’s.

Galway
Galway

Datos prácticos del monasterio de Clonmacnoise

¿Cuándo ir al monasterio de Clonmacnoise?

El tiempo irlandés es imprevisible y puede llover en cualquier época del año, pero si tenemos que elegir fechas serían de Junio a Septiembre.

¿Cómo llegar al monasterio de Clonmacnoise? 

No existe transporte público para llegar a Clonmacnoise. Existen tours con autobuses privados que recorren el lugar o podemos optar en alquilar un vehículo. Tener en cuenta que por estos lugares las carreteras son estrechas, sin arcén y que es posible que exista ganado cruzando la calzada en los lugares mas imprevisibles.

Otra opción interesante es unirse al crucero que une Shannonbridge con Clonmacnoise, a través del río Shannon, unos 14€ i/v y solamente disponible en verano.

¿Ruta Guiada?

Existe la posibilidad de contratar un guía directamente en las Ruinas durante un periodo de 60 minutos. Disponible únicamente en Inglés. No obstante existen folletos traducidos al español, francés, alemán e italiano.

También cabe la opción de visualizar una proyección audiovisual en el pequeño teatro. Dura aproximadamente 20 minutos y está disponible en inglés,  francés, alemán e italiano.

¿Que llevar?

Personalmente me llevaría un calzado cómodo y un paraguas. Es un sitio agradable de pasear y podremos cobijarnos en el pequeño bar o en el museo en caso de mal tiempo. No está prohibido filmar/fotografiar las ruinas.

¿Donde dormir?

Las localidades principales mas cercanas son Athlone y Ballinasloe. Personalmente buscaría un Bed & Breakfast y me decantaría por la primera localidad, debido a la cercanía del Lago Ree, famoso por la pesca de Truchas y Lucios en sus frías aguas.

Otra opción es consultar en webs como la de Destinia para localizar buenos hoteles en la zona.

2 Comments

  1. Pingback: La biblioteca del Trinity College, un lugar de película

  2. Pingback: Trekking en Irlanda. El bosque de Glanteenassig

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*