Cliffs of Moher

Irlanda no es un país de contrastes, prácticamente el 100% de su territorio es inmensamente verde, debido principalmente a las borrascas que provienen del Océano Atlántico. Esto a su vez ha conseguido esculpir paisajes tan asombrosos como Cliffs of Moher o sobretodo el mundialmente conocido Giant’s Causeway (Calzada del Gigante). Un país con una cultura inconfundible a la cual se han arraigado los pubs como tesoro nacional, quizás debido que en algún sitio había que resguardarse de tanta lluvia, jeje.

Cliffs of Moher
Cliffs of Moher

Irlanda. Cliffs of Moher

Un poquito de historia

Cliffs of Moher debe su nombre a un antiguo fuerte llamado Moher que fue demolido en el año 1808. Su finalidad no tenía sentido en aquella época, pero el material con el que fue construido si lo tenía, por lo que se decidió desmontarlo y usar sus piedras para construir lo que por aquel entonces era una revolución, la torre de Telégrafo. Hoy en día la torre está en ruinas, pero puede ser visitada fuera del complejo.

Los acantilados en la actualidad

En la actualidad (desde el 2007) se debe abonar una entrada para visitar los acantilados, la cual te da acceso al único parking del lugar. Antes no era así, pero el gobierno irlandés descubrió un gran filón en Cliffs of Moher al visitarlo alrededor de 1 millón de personas al año y no solo pensando en el dinero que se obtendría, sino en la conservación de este magnífico lugar.

Cliffs of Moher
Cliffs of Moher

La visita

Llegamos en torno a la hora de comer de un mes de Junio. Corría un día ventoso con amenaza de lluvia que finalmente se cumplió, pero esto no impidió visitar el lugar con cierta comodidad.

A la llegada, se paga la entrada directamente en el parking y esto debe ser en efectivo. Nosotros no llevamos ni un euro encima, pero el personal confía en todos los turistas dejando aparcar el coche sin problemas e indicando el lugar donde podríamos abonarlo con tarjeta de crédito. Esto en otros países sería impensable debido a la picaresca que existe.

Cliffs_of_Moher
Cliffs_of_Moher

Abonamos la entrada en el complejo que tienen situado al otro lado de la carretera, ya dentro de Cliffs of Moher. Este lugar dispone de baños, tienda de souvenirs, cafetería y un pequeño museo. Ideal para resguardarse de los días mas fríos.

Si queremos hincharnos a souvenirs, nada mas pasar la entrada principal, justamente en el lateral derecho hay una media docena de tiendas escavadas en la montaña que ofrecen todo tipo de artículos.

Cliffs of Moher
Cliffs of Moher

Fuera del complejo simplemente tenemos dos caminos : derecha o izquierda. El primero nos lleva a una Torre de vigía (no es un faro) y el otro camino termina al final de los acantilados. El trayecto está muy bien conservado y es apto para cualquier condición física. Es de tierra, pero la zona que lleva al faro está asfaltada por lo que es posible subirlo con sillas de ruedas.

El camino, de no mas de un kilómetro, serpentea por los laterales del acantilado y en ocasiones no dispone de protección alguna, teniendo en cuenta que el punto mas alto está a  214m  la caida nos podría hacer bastante daño.

Cliffs_of_Moher
Cliffs_of_Moher

Llegado al punto final, no tenemos mas remedio que volver sobre nuestros pasos. La vuelta no se hace aburrida, dado que las vistas a la torre son estupendas.

Una vez llegamos a esta, podemos visitarla previo pago adicional, que personalmente no creo que merezca la pena. Esta torre fue levantada en el año 1835 por Sir Cornelius O’Brien, a la que puso su nombre. Desde aquí podemos divisar el Condado de Galway y las Islas de Aran en los días mas claros.

Cliffs_of_Moher
Cliffs_of_Moher

Ya solo nos quedaba volver al coche y continuar con nuestro viaje, contando que haríamos un alto en el camino para fotografiar una serie ovejas con cuernos muy majas, las cuales no dudaron en posar para nosotros.

Datos prácticos de Cliffs of Moher

¿Cuándo ir a Irlanda. Cliffs of Moher?

Julio y Agosto son los mejores meses para visitar Irlanda. No obstante, puede llover en cualquier momento aunque el día parezca muy claro. Así es el clima de Irlanda, 100% imprevisible.

Entonces ¿Porque ir en Julio y Agosto si siempre llueve…? sencillamente porque la humedad no es buena compañera, y si la juntamos con un poco de frio, hace que siempre nos cobijemos en algún que otro pub, lo cual tampoco no es mala idea.

¿Cómo llegar a Cliffs of Moher?

Nosotros fuimos desde Galway en coche de alquiler, pero vimos como desde la oficina de turismo se pueden contratar tours que visitan el lugar, así como algún que otro castillo.

¿Que llevar?

El poncho es la ropa oficial que en todo viaje a Irlanda debemos meter en la mochila.

¿Donde dormir en Cliffs of Moher?

Nuestra opción favorito fueron los albergues, muy limpios y relativamente económicos y los Bed & Breakfast. Dado que lo visitamos en el mes de Junio, no tuvimos problemas de alojamiento, reservando por internet con apenas 1 día de antelación. Es probable que durante los meses de verano, la cosa cambie.

2 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Trekking en Irlanda. El bosque de Glanteenassig

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*