Este título tan pesimista que hemos dado al artículo de hoy, es un reflejo de lo que sucede hoy en día en la mayor parte de los glaciares del planeta. El Glaciar Pastoruri, es sin duda uno mas en la larga lista de glaciares que desaparecerán en los próximos 50 años y lamentablemente parajes tan sorprendentes como este no serán vistos en generaciones venideras.

Glaciar Pastoruri - Un glaciar en recesión
Glaciar Pastoruri – Un glaciar en recesión

Glaciar Pastoruri. Un glaciar en el corredor de la muerte

Que ver en el glaciar Pastoruri

Cuenta la gente del lugar, que no hace mas de 20 años existía una pequeña estación de esquí a los pies del Nevado Pastoruri, la cual se usaba incluso para celebrar torneos de deportes de invierno. La nieve llegaba hasta donde hoy se hospeda un parking, pero el cambio climático con la ayuda del insaciable ser humano, está haciendo retroceder esta belleza natural entre 10 y 20 metros al año, lo que permite fácilmente calcular que el Glaciar desaparecerá en 20 años.

Correr viajeros si deseáis ver esta belleza natural, porque realmente merece la pena, aunque mas de uno lo pase mal y no precisamente por ver una muerte a cámara lenta, sino por tener que sufrir los mas de 5000 metros de altura donde reposa el glaciar.

Descuento para viajar a Perú

Te presentamos una oferta para lectores de Viaja por libre. Una agencia especializada te ofrece un 5% de descuento si viajas a Perú

Si deseas ampliar más información pulsa aquí

Una ruta apta para todos los públicos

Era un día soleado de finales de Septiembre en la ciudad de Huaraz. La luz entraba por la ventana a través de unas finas cortinas y tras media hora de intensa molestia consiguió despertarme. No se si fue cosa del destino, pero ese día no sonó el despertador y esta luz tan desesperante hizo que no perdiera la furgoneta que me llevaba al Glaciar Pastoruri.

Recién tomado el transporte, pasamos por un grupo de fieles seguidores de un aspirante a alcalde. Perú se encontraba de elecciones y cierta parte de la población lo vive con intensidad, colocando carteles con el todo vale, tanto si en tu pared lo quieres como si no.

Al cabo de 2 horas y media llegamos a la entrada del Parque Nacional del Huascarán. Era momento de estirar las piernas y pagar los 10 soles que cuesta su acceso.

Pastoruri. Un glaciar en el corredor de la muerte
Pastoruri. Un glaciar en el corredor de la muerte

El viaje comenzaba a hacerse agotador y alguna persona con la que compartíamos furgoneta empezó a padecer los síntomas del mal de altura. Un par de hojas de coca y listo, con esto aguantarás al menos un par de horas, le dijo uno de los guías tras hacer un par de breves paradas antes del Glaciar. Una de ellas fue express, apenas 5 minutos para ver un manantial de agua gasificada. La otra fue para ver una serie de pozas de agua cristalina y una formación de plantas llamadas Pulla raimondi que a tal altitud padecen del jurásico.

Pastoruri. Un glaciar en el corredor de la muerte
Pastoruri. Un glaciar en el corredor de la muerte

Comenzó la subida al puerto que nos llevaba a nuestro destino y con ello el disfrute de los parajes que se disipaban en las inmediaciones. ¿A sí será el Glaciar Pastoruri? Lamentablemente no, dada su orientación norte, muy propicia al sol andino.

El parking de acceso estaba vacío, con apenas nuestra furgoneta y otra mas. No estamos en temporada alta y en breve comenzaría la larga temporada de lluvias, que obligaba en alguna ocasión a cortar la carretera en cuando cayera una fuerte nevada, esta a su vez cada vez menos frecuente.

Pastoruri. Un glaciar en el corredor de la muerte
Pastoruri. Un glaciar en el corredor de la muerte

Miré el reloj y nos encontrábamos a 4900 metros de altitud. Mi aclimatación era muy buena tras subir el Chachani de 6082m de altura unos días antes. De todas maneras, existían unos caballos para aquellos que se sintieran mas débiles por el módico precio de 15 soles. Lo que no sabían los jinetes es que los caballos no llegaban al glaciar sino que los dejarían a mitad de camino….

Pastoruri. Un glaciar en el corredor de la muerte
Pastoruri. Un glaciar en el corredor de la muerte

Recorridos 30 minutos de camino divisamos por fin el Glaciar Pastoruri. Una gran mole de hielo que nacía de una montaña de un color totalmente opuesto. A diferencia de otros glaciares, este es bastante silencioso, apenas crujen sus entrañas, pero el cáncer que circula por sus venas no tiene cura. Es un glaciar sin futuro.

Glaciar Pastoruri
Glaciar Pastoruri
Tan calculada está su muerte, que se está diseñando una ruta alternativa llamada Ruta del cambio climático, donde recorre otros puntos del glaciar en busca de los fósiles que se han encontrado tras la retirada del hielo. Marcados en rojo, podemos ver desde helechos y otros tipos de plantas, así como alguna que otra huella de animal.
Pero sin duda su belleza es absoluta. Blancos difíciles de olvidar adornan la silueta del glaciar pastoruri, acompañados de tonos grisáceos que no es mas que la tierra que arrastra el hielo en su marcha atrás.
Glaciar Pastoruri
Glaciar Pastoruri
A pesar de no mostrarse en las fotografías, el glaciar está delimitado por bandas amarillas anti turistas no muy efectivas, aunque existe un guarda que suelta un vozarrón cada vez que un listillo hace caso miso de las advertencias.
Glaciar Pastoruri
Glaciar Pastoruri

La vuelta la tomamos por el camino que parte por detrás del mirador, deleitándonos con todos los fósiles que hay a lo largo del camino y los numerosos lagos que han ido creándose con el deshielo. De hecho en el 2014, mas de 1000 nuevas lagunas han sido identificadas en Perú, un dato desolador.

Seguro de viaje

Para un viaje como este lo mejor es contratar un seguro. Iati nos ofrece una oferta para seguidores de Viaja por libre. Viajar no te exime de tener un accidente, necesitar a un médico, un traslado o medicamentos. No te la juegues. Contrata el seguro de viajes haciendo click en el banner y tendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Viaja por libre. Si deseas ampliar más información pulsa aquí.

Datos prácticos – Consejos en el glaciar Pastoruri

¿Cuándo ir al Pastoruri?

La mejor época es hacerlo en temporada seca, que abarca los meses Abril hasta finales de Septiembre. En Octubre comienzan las lluvias y puedes encontrarte el glaciar tapado por las nubes o un día de película.

¿Como hacerlo?

Por el coste que tiene, lo mejor es hacerlo mediante un tour que podemos contratar en Huaraz. A nosotros nos gusto mucho Chavin Tours, pioneros en esta clase de actividades en todo el Callejón de Huaylas.

¿Donde alojarnos?

Nos alojamos en el Hotel la suiza peruana en la ciudad de Huaraz. A tan solo 5 minutos del centro y en una zona bastante tranquila sin apenas tráfico.

¿Donde comer?

Existen unos puestos, no siempre abiertos, en el parking de Pastoruri, por lo que es recomendable llevar su propia comida o comprobar si en el tour viene incluida.

Una vez de vuelta en Huaraz os recomendamos 2 restaurantes :

  • Pizza Bruno : un restaurante regentado por un francés y una peruana que hacen una pasta y unas pizzas muy ricas.
  • El tío Enrique : su especialidad son las salchichas y las cervezas de importación.

¿Que cuesta?

La entrada al Parque Nacional del Huascarán cuesta 10 soles. Si permanecemos mas días (hasta 21) para realizar un trekking cuesta 65 soles. Al llegar al Pastoruri, los baños cuestan 1 sol, usados por todos tras 3h de carretera.

Si os encontráis cansados, venden hojas de coca en los puestos de la entrada y el alquiler de un caballo cuesta 15 soles.

¿Que llevar?

Necesitáis llevaros 3 capas y a veces una chaqueta de plumas o primaloft. Las temperaturas pueden ser muy bajas en algunas estaciones. También el parecetamol ayuda a disminuir los efectos del mal de altura o incluso el mascar hojas de coca que podéis comprar en cualquier mercado. Hay gente que lleva las Sorojchi Pills, mucho mas caras pero mas efectivas que las hojas de coca.

Otras excursiones por la cordillera blanca

Si deseáis ver lagunas glaciares os recomendamos visitar las Lagunas de Llanganuco.

Si lo vuestro son los templos, Chavín de Huantar no os defraudará.

5 Comments

  1. Javier Noya

    Fascinante y a su vez muy triste. Nuestros hijos se perderan estas maravillas.

  2. Hola Miguel,

    Un lugar impresionante, qué pena que se esté perdiendo y en el corredor de la muerte 🙁

    Genial el post. Un saludo. Luis.

  3. Pingback: Las mágicas lagunas de Llanganuco

  4. Pingback: Las enigmáticas ruinas de Chavin de Huantar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*