Excursión ContrastesExcursión Contrastes

Excursión Contrastes es una de las excursiones más interesantes que puedes hacer en Nueva York . De hecho, la gran mayoría de los turistas que llegan contratan previamente esta excursión. El motivo, por el recorrido, la distancia entre los lugares que se visitan y la diversidad cultural que puedes ver en un tour o excursión como esta. Eso si, como os contaremos a continuación puede que te guste o no.

La excursión Contrastes

La excursión que nos recomendaban todos

La primera vez que visitamos Nueva York nos llamó la atención que la mayor parte de nuestros amigos nos aconsejaban contratar la excursión de contrastes. Que si merecía mucha la pena, que podías ver lugares muy distintos dentro de Nueva York, etc.. La realidad es que antes que pusiéramos nuestras pies en la “nueva” ciudad de Trump ya habíamos contratado la excursión. Nos arriesgamos la verdad, pero por algo menos de 50€ toda una mañana y con el transporte incluido nos pareció hasta barato.

No somos amantes de los tours o excursiones, ya que a veces no te dejan tiempo para hacer fotos. En este caso nos pasó en el tramo final, en el Barrio Judío, pero aún así merece la pena conocer Nueva York de una forma diferente

Una excursión para todos, una excursión diferente

El cuarto o quinto día de nuestra estancia en Nueva York fue el día de la excursión Contrastes. Era noviembre y hacía un poco de frío. Habíamos quedado con el guía como a las 8am en uno de los hoteles cercanos a Times Square. Allí, junto a una enorme furgoneta Chevrolet había 4 o 5 turistas muertos de frío. Por suerte para ellos nosotros éramos los últimos y nada más llegar todos subimos a la clásica furgoneta americana para comenzar el recorrido por los barrios de Harlem, Queens, Bronx y Brooklyn, el auténtico Nueva York.

Times Square
Times Square
Nueva York
Nueva York

La excursión Contrastes tiene algo diferente de las demás excursiones que puedes hacer en Nueva York. No tienes claro lo que vas a ver. No es el Nueva York típico de los rascacielos, tiendas o edificios emblemáticos, es el Nueva York donde vive la gente real, el Nueva York donde puedes ver niños y gente jugando en sus parques. Quedaros con una cosa, contad el número de niños que veréis jugando en Manhattan y os daréis cuenta que Manhattan es un lugar donde las familias no tienen casi cabida.

Por tanto, no es un Nueva York turístico. Si buscas esto, obvia la excursión, si buscas algo distinto, contrátala.

Harlem, más que un barrio tranquilo

Dejando Times Square atrás y un increíble Delorian que había junto a la puerta de nuestro hotel, fuimos en la furgoneta al son de las historias del guía rumbo a Harlem, donde pasamos junto a edificios de viviendas protegidas, colegios o canchas de baloncesto como las de las películas. Allí si había vida más allá de los turistas y de la gente que vive corriendo de un lado a otro para ir a trabajar. Un Nueva York tranquilo.

Harlem
Harlem
Alucinando junto a nuestro hotel
Alucinando junto a nuestro hotel

Harlem era como estar en otra ciudad de los Estados Unidos, con edificios más tradicionales y casas más asequibles al bolsillo del ciudadano medio. Poco después tomamos rumbo al Bronx, un contraste total.

El Bronx, aquel temido barrio

Una de las películas de culto sobre pandilleros de nueva York es Warriors, una película de 1979 que tienes que ver. Eso era Nueva York a finales de los 70. Aunque sabíamos que Nueva York ya no era como aquella película si que teníamos ese gusanillo de si veríamos pandillas, barrios extraños y traficantes de droga en las esquinas, y de todo esto lo único que vimos fueron los últimos, eso si, con apariencia normal y casi pasando desapercibidos.

Antes de llegar a ese añejo y “tumultuoso” Bronx llegamos al Yankee Stadium, que por cierto es el equipo que vende más camisetas del mundo. A nosotros nos sorprendió, pero si lo dice el guía, Amén…

Yankee Stadium
Yankee Stadium
Comisaría de policía en el Bronx
Comisaría de policía en el Bronx

Desde el Yankee Stadium tomamos rumbo a una de las comisarías más clásicas del barrio, con esos típicos coches de las películas y algún que otro policía tomando café. Como curiosidad en Nueva York desde el alcalde Rudolf Giliani la policía paso de ser un ente corrupto a un ente respetado. Hace más de 20 años en la policía podía trabajar cualquiera y hoy en día para trabajar allí tienes que pasar unas serie de pruebas físicas y mentales. A parte, la jubilación es temprana y si te pillan con algo de corrupción tu futuro está sentenciado, por lo que pocos se la juegan.

Graffitis en el Bronx
Graffitis en el Bronx
Graffitis en el Bronx
Graffitis en el Bronx
Graffitis en el Bronx
Graffitis en el Bronx

Otras de las cosas que hizo aquel alcalde, muy intimo de Trump por cierto, fue a eliminar las armas, ya que llegó a pagar por las armas que entregaban sus ciudadanos con el objetivo de ser una ciudad sin armas, no como en los 70. ¡Buena iniciativa!.

Dejando la comisaría llegamos a la zona de graffitis y del arte callejero de Nueva York, donde los reyes del Hip Hop son los auténticos reyes. En la excursión de Contrastes te llevan a ver el clásico graffiti de Big Pun, el célebre rapero fallecido hace unos años.

Queens, allí si que se vive bien

De pasar por un barrio pobre como el Bronx pasamos a un barrio multicultural y mucha más rico como Queens, donde afloran las mansiones y los directivos es una zona llamada Malba.

Malba
Malba
Flushing Meadows Corona Park
Flushing Meadows Corona Park
Flushing Meadows Corona Park
Flushing Meadows Corona Park

No muy lejos del complejo residencial de Malba esta el conocido parque Flushing Meadows Corona Park, donde se han rodado un multitud de películas como Men in Black o come to America. Además allí se puede ver la imponente maqueta de 900m2, la llamada The Panorama of the City of New York.

Brooklyn, el mejor contraste para el final

Brooklyn es el barrio de moda de Nueva York. Ha cambiado mucho en los últimos años y se ha convertido en uno de los lugares más frecuentados de la ciudad. El Puente de Brooklyn es el emblema y Dumbo el parque por excelencia, pero no todo Brooklyn son las vistas hacia Manhattan, Brooklyn esconde fuertes contrastes como el Barrio Judío.

Puente de Brooklyn
Puente de Brooklyn
Puente de Brooklyn
Puente de Brooklyn

La realidad es que en el tramo final de la excursión Contrastes nos faltó tiempo. Casi no pudimos hacer fotos, sobre todo porque el guía no le gustaba que fotografiásemos a la gente por respeto. Una pena, porque los contrastes allí son muy fuertes y el barrio parece sacado del siglo pasado.

Fuente Shutterstock
Fuente Shutterstock
Fuente Shutterstock
Fuente Shutterstock

¿Merece la pena la excursión?. Creemos que si, ya que conoces otro Nueva York. Eso si, si tienes pocos días (no menos de cuatro) quizá no merezca tanto la pena, Nueva York es muy grande y hay para hacer muchas cosas.

Datos prácticos

¿Dónde contratar la excursión Contrastes?

La excursión Contrastes la puedes contratar desde muchas webs. Te recomendamos que la contrates antes de ir a Nueva York, ya que te resultará mucho más barato. Nosotros la contratamos con Civitatis y no tuvimos ningún problema. Recomendable.

Más sobre Nueva York

Te recomendamos que visites nuestra sección de Nueva York donde te contamos nuestro viaje, trucos y recomendaciones.

Seguro de viaje

Para un viaje como este lo mejor es contratar un seguro. Iati nos ofrece una oferta para seguidores de Viaja por libre. Viajar no te exime de tener un accidente, necesitar a un médico, un traslado o medicamentos. No te la juegues. Contrata el seguro de viajes haciendo click en el banner y tendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Viaja por libre. Si deseas ampliar más información pulsa aquí.

2 Comments

  1. Leyendo el post me han venido muchos recuerdos de esta misma excursión que hicimos cuando viajamos a Nueva York. Al igual que vosotros, somos viajeros que nos gusta ir por libre y las sensaciones que plasmas son muy parecidas. Nosotros fuimos una semana a la Gran Manzana y dejamos la excursión para el primer día y también la recomendaría. Es cierto que en el barrio judío lo único que puedes hacer es bajarte del autobús, tirar cuatro fotos, y volver, pero al que meter tantas visitas en una mañana es complicado. Lo ideal es recorrer Williamsburg a tu aire y meterte más en esa especie de mundo paralelo que representan los ultraortodoxos. Pero eso para un próxima viaje. Enhorabuena por el blog, me encanta tanto el contenido como el diseño, y especialmente el apartado de consejos. Un saludo para los dos.

    1. Gracias Pablo!. Totalmente de acuerdo con lo de Williamsburg. Es mejor volver después y recorrerlo a tu aire. Sobre la excursión, la verdad que es un buen punto de partida para conocer la ciudad. Quizás es mejor como lo hicisteis vosotros, el primer o segundo día, para luego ya patear la ciudad con una primera impresión. Saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*