Arequipa. Monasterio de Santa CatalinaArequipa. Monasterio de Santa Catalina

El pasado español se hace latente en muchos rincones del Perú, siendo un buen exponente la ciudad de Arequipa. En esta ciudad rodeada de grandes montañas con altitudes cercanas a los 6000 metros como el Chachani o el volcán Misti, nos espera el monasterio de Santa Catalina. Este legado hispano no es el único de la ciudad. Ejemplos como la majestuosa Catedral o la iglesia de la Compañía comparten las mismas raíces.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

La ciudad de Arequipa y el monasterio de Santa Catalina

Tras una visita de dos días a la ciudad de Puno y mas concretamente al lago Titicaca, tomamos un bus a primera hora de la mañana que nos dejó en la ciudad de Arequipa al atardecer. Al día siguiente visitamos varios puntos de la ciudad hasta terminar cenando en alguno de los puestos callejeros cercanos a la catedral. Horas después y sin apenas haber conciliado el sueño, me levante a las tres de la mañana para subir el pico de Chachani de mas de 6000 metros en una larga jornada maratoniana. Estaba de regreso mas o menos a las 6 de la tarde y como estaba tan inquieto decidí realizar una visita nocturna al monasterio de Santa Catalina, el cual los Martes y Jueves lo abren hasta las 20:00 a la luz de las velas.

Visita al Monasterio de Santa Catalina

Siendo sincero, el monasterio ya lo había visitado antes, pero de día y en horario de mañana. Mucha gente me había recomendado la visita nocturna, la cual se realiza siguiendo un camino de velas por sus principales puntos de interés. De esa manera uno se sumergiría de lleno en la vida de las monjas varios cientos de años atrás, cuando la electricidad aún lo había llegado a la ciudad. Además la luz cálida de las velas ilumina con un todo especial las paredes, dándolas un aspecto mas acogedor y en otras ocasiones hasta bastante tenebroso.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina – Mapa via http://www.santacatalina.org.pe/

Me dirigí a la entrada del monasterio donde se encuentra una pequeña taquilla. Tras pagar los 40 soles de la entrada, caminé hasta el patio del Silencio, justo donde se encuentran uno de los dos aseos de todo el complejo.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

Al final, y sin posibilidad de salir estaba el Claustro de las Novicias. Esto nos obligó a darnos la vuelta para tomar una salida a mitad de camino en el patio del Silencio. En este punto uno comienza a imaginarse lo grande que es el monasterio de Santa Catalina, que a mi modo de ver, mas que un monasterio es una pequeña ciudad fortificada.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

De hecho, sin prestar mucha atención al mapa decidimos perdernos. Sin prisas y a sabiendas que pronto anochecería. Es justo en ese momento cuando descubrimos uno de los lugares mas interesantes del monasterio, el claustro de los Naranjos.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

Este da acceso a varias celdas, la sala de Profundis, la Pinacoteca y a una de las calles principales, la calle Córdova. Aunque la verdad, las edificaciones de esta calle, con las que hay en la calle Toledo, Sevilla y Granada son realmente parecidas.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

Las calles comentadas previamente suelen estar pintadas de una tonalidad rojo cobre, aunque dependiendo de la hora del día, el color puede variar un poco.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

La mayoría de las casas son realmente celdas donde acogían a las monjas residentes del monasterio de Santa Catalina. Es por eso que en muchas de ellas nos podamos encontrar pequeñas chimeneas para calentar el hogar en los días mas fríos.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

Seguimos caminando hasta la calle Toledo, momento en el que comenzaron a encender levemente las luces de los interiores de las celdas, dándoles una imagen un tanto lúgubre.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

Desde allí llegamos a parar a la calle Sevilla, donde hay un pequeño bar donde tomarnos un sabroso café, aunque sabiendo que hay un cementerio al otro lado de la pared, seguro que mas de un supersticioso se lo pensaría dos veces.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

Llegamos a la lavandería y acto seguido se encendieron las luces en todas las calles. La noche se nos echaba encima y tomar una fotografía comenzaba a ser un tanto difícil.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

Pasamos a la calle Granada y de allí a la plaza Zocodober, donde se encuentra la cocina mas grande del Monasterio y unas escaleras que nos llevarían a un estupendo mirador de la ciudad de Arequipa.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

Lamentablemente era ya muy de noche y Arequipa no es una ciudad que destaque por su luminosidad. Apenas podíamos distinguir a lo lejos la cumbre del Chachani.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

Aunque la silueta del volcán Misti se podía observar perfectamente.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

La noche era tan oscura que apenas podíamos distinguir el Claustro Mayor, rojo de día y casi negro de noche. Esto nos empujó a meternos a las salas interiores donde se guardan diferentes reliquias religiosas y algunas excelentes pinturas.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

La Pinacoteca muestra obras de la escuela cusqueña, muchas de ellas representando pasajes de la historia de Arequipa o algunos momentos religiosos célebres.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

Cansado de un día tan largo, fue el momento que decidí sentarme en un vacío banco. Poco tardé en tomar una decisión para regresar al hotel, comer algo rápido y meterme en la cama para descansar.

Arequipa. Monasterio de Santa Catalina
Arequipa. Monasterio de Santa Catalina

Seguro de viaje

Para un viaje como este lo mejor es contratar un seguro. Iati nos ofrece una oferta para seguidores de Viaja por libre. Viajar no te exime de tener un accidente, necesitar a un médico, un traslado o medicamentos. No te la juegues. Contrata el seguro de viajes haciendo click en el banner y tendrás un 5% en tu seguro por ser lector de Viaja por libre. Si deseas ampliar más información pulsa aquí.

Datos prácticos

¿Que cuesta la entrada al Monasterio de Santa Catalina?

40 Soles, tanto para extranjeros como Peruanos. Mayores de 60 años pagan 20 Soles y si estas cursando una carrera universitaria en Perú, son 12 Soles.

¿Que horario tiene el Monasterio de Santa Catalina?

De 09:00 AM a 17:00 PM excepto los Martes y Jueves que cierran a las 20:00 PM.

¿Merece la pena la visita nocturna?

Si te encuentras en Arequipa un Martes o Jueves merece la pena. Puedes entrar de día, quedarte dentro tomándote un café y esperar a que se haga de noche. Un 2×1.

¿Donde alojarse?

Excursiones cerca de Arequipa

Ascensión al Chachani: un trekking a mas de 6000 metros de altura.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*